En Portada

ÓA 242: (I) Plácido Domingo: 80 años de una leyenda viva

“Echo mucho de menos al público de mi país y al de Madrid, mi ciudad”

01 / 01 / 2021 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 6 min

Print Friendly, PDF & Email
Plácido Domingo Plácido Domingo © Fiorenzo NICCOLI

El carismático artista español celebra este mes su 80º aniversario todavía en activo y consagrado como uno de los artistas más cruciales y longevos de la lírica mundial. A pesar de su edad y de haber superado la Covid-19 –algo que agradece como “el mejor regalo de cumpleaños”–, Plácido Domingo sigue lleno de vitalidad y de entusiasmo por una profesión que todavía mantiene su agenda llena de compromisos operísticos.

Tras participar un año más en la inauguración de la temporada de La Scala de Milán y después de cantar el papel protagonista de Nabucco de Verdi en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo en una versión de concierto dirigida por Valery Gergiev, Plácido Domingo Embil (Madrid, 21 de enero de 1941), acostumbrado a vivir pegado a una agenda siempre llena de actuaciones en todo el mundo, aprovechará estos días de fiesta y de escasa actividad debido a la pandemia de la Covid-19 para descansar en familia. A pesar de ello su equipo estará gestionando nuevas peticiones artísticas y entrevistas, incluso desde la capital española que el maestro visitó por unos días.

ÓA le agradece que haya concedido esta entrevista en exclusiva en la que, a punto de celebrar su 80º cumpleaños, comenta detalles de una carrera tan espectacular como longeva, sus intereses artísticos y su legado operístico.

ÓPERA ACTUAL: ¿Qué le gustaría pedir como regalo para el mundo y en especial para la ópera en su 80º aniversario?

Plácido Domingo: Me gustaría que todos pudiéramos volver a vivir la vida al cien por cien con nuestros seres queridos y especialmente que pudiéramos volver a disfrutar del teatro y del entretenimiento en vivo: ¡Lo que solía ser rutina es ahora un sueño! Tengo la esperanza de que este momento se esté acercando.

ÓA: ¿Qué ha supuesto poder seguir cantando tras superar una enfermedad tan complicada para un cantante como la Covid-19?

P. D.: ¡Este ha sido mi regalo! Superar la enfermedad, encontrar un gran entusiasmo para empezar otra vez, cantar de nuevo e incluso siendo capaz de trabajar en el escenario. Quiero decir que no puedo pedirle nada más a Dios.

ÓA: Sigue recibiendo galardones como en Austria, le dedican documentales en Moscú y participa en la prima de La Scala ¿Sigue sintiéndose con ganas de abordar nuevos proyectos operísticos?

P. D.: Por supuesto, el amor por la música nunca se apaga y vive dentro de mí; al contrario, estoy ilusionado por los nuevos proyectos y feliz de volver a lugares en los que no he estado en muchos años o incluso donde nunca he actuado antes. Cuando eres joven y estás en el medio de una carrera no puedes decirle que no a los principales teatros de ópera del mundo. Cuando te buscan, y lo aceptas tienes una vida muy activa. Ahora en la madurez de mi carrera, siguen los compromisos y las invitaciones de trabajo, pero puedo crear los espacios en el calendario y elegir lo que me gusta, lo que me interesa, así como también reservar tiempo valioso para estar con mi familia.

Embil Domingo Pepita Embil y Plácido Domingo Ferrer padres del famoso artista español Plácido Domingo
Operalia 2019 Plácido Domingo con los finalistas de Operalia (Praga 2019) © Operalia
“De niño tenía muchos sueños... Ser torero, futbolista, pianista, director de orquesta... Nunca pude imaginarme esta carrera como cantante, ni mucho menos así de larga”

ÓA: Cuando mira hacia atrás y recuerda su infancia con unos padres entregados a la zarzuela, ¿se hubiese imaginado la carrera que ha llevado como uno de los cantantes más importantes y longevos artísticamente hablando de la historia de la lírica mundial?

Plácido Domingo: De niño veía y escuchaba a mis padres con gran admiración y tenía enorme curiosidad por el escenario, pero también tenía muchos sueños… Ser torero, futbolista, pianista, director de orquesta… Nunca pude imaginarme esta carrera como cantante ni mucho menos así de larga. Por ocupada que haya sido mi trayectoria, siempre seguí el ejemplo de mis padres, quienes trabajaron incasablemente. Creo que si me hubiera convertido en torero o futbolista, me habría retirado hace medio siglo…

Continúa…*

* Si quiere seguir leyendo este artículo puede hacerlo comprando este número, suscribiéndose a la revista en papel o comprando la versión digital

xx