Opinión

El nuevo curso operístico arranca cargado de novedades

De Richard Strauss a la ROH de Omán o Àlex Ollé como nuevo asesor artístico del Liceu de Barcelona

01 / 09 / 2019 - Por Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Fernando Sans Rivière © Joan TOMÁS

En este número dedicamos un destacado espacio a Richard Strauss, uno de los compositores operísticos más importantes de la historia con un catálogo impresionante de títulos referenciales que este mes pasan a dominio público y que dejarán de generar derechos de autor. Así será mucho más fácil que se programen sus obras en todo el mundo y que se conozcan sus títulos menos difundidos, como ese reciente Capriccio que ha sido uno de los éxitos más destacados de la pasada temporada del Teatro Real de Madrid. Strauss es además el protagonista del capítulo XXXIV de la tan seguida e interesante Historia de la Ópera que venimos editando en cada número a cargo de la profesora, musicóloga y pianista Verónica Maynés.

En esta edición, incidimos nuevamente en la labor de los directores de escena españoles más destacados del panorama lírico internacional con un reportaje sobre el actual momento profesional de Àlex Ollé; el miembro de La Fura dels Baus da en este curso que ahora arranca un paso más en su implicación en el mundo de la ópera al fichar como asesor del nuevo responsable artístico del Gran Teatre del Liceu, Víctor García de Gomar. La figura del asesor es nueva en España y ha causado cierto revuelo y confusión, pero debería servir para afianzar el proyecto futuro del coliseo barcelonés, ya que si los méritos de García de Gomar están todavía por verse, los de Ollé están claramente consolidados desde hace años, tangibles en proyectos recientes como el estreno, la temporada pasada, de Faust en el Real, su Mefistofele y la Historia de un soldado en Lyon, Montpellier y Peralada, el estreno absoluto de Frankestein en Bruselas, su Turandot en Tokio y, con sus proyectos de futuro, como esa Manon Lescaut  en Frankfurt que estrena en octubre y la reposición en La Scala de Milán de Quartett, donde estrenará en 2020 el segundo de sus tres estrenos anuales, L’amore de tre re de Montemezzi.

Una vez más volvemos a dedicar la portada a un país árabe que sigue apostando por la cultura internacional,  especialmente por la ópera, como es la Royal Opera House de Mascate (ROHM), en Omán, que en su nueva temporada colabora con grandes coliseos como el Colón de Buenos Aires y con festivales como el de Pésaro. Por primera vez el coliseo omaní estrenará una nueva producción ambientada en la cultura local, una Flauta mágica encargada a Davide Livermore, propuesta que se une al estreno mundial de la ópera de un compositor árabe, Los tesoros marinos. La ROHM inaugura además un segundo escenario –en la House of Musical Arts–, un nuevo signo de la vitalidad del género operístico que sigue creciendo con nuevos coliseos tanto en los países árabes como en Asia, al tiempo que en nuestro país entidades como la Ópera de Oviedo cierra su primera e histórica Tetralogía wagneriana o cuando en A Coruña y Madrid se ofrece un título tan complejo como Don Carlo con repartos excepcionales augurando una importante temporada operística que analizaremos con todo detalle en nuestro número especial de octubre.