Reportajes

Las óperas de José Nebra

01 / 09 / 2021 - Luis Antonio GONZÁLEZ MARÍN - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Los-Musicos-de-su-Alteza-operaactual Los Músicos de su Alteza en el estreno en Madrid de la ópera de 'Nebra Venus y Adonis' (2018) © Los Músicos de su Alteza

Afortunadamente, en el patrimonio musical histórico español, José de Nebra ya no es un desconocido. Los trabajos musicológicos que se le han ido dedicando y los esfuerzos de recuperación de algunas de sus obras le han convertido en un autor apreciado dentro y fuera de España. Y cada nuevo descubrimiento convence más del enorme valor de su contribución a la música universal.

José de Nebra (1702-1768) creó música para diversos ámbitos. De su actividad como organista no han quedado composiciones salvo en fuentes tardías, lejanas y dudosas. Sí hay un interesante corpus de piezas de tecla para cámara conservadas en un manuscrito autógrafo. Nebra fue, por necesidad, un prolífico compositor de música litúrgica, pues figuró entre los encargados, junto con Torres, Corselli y otros, de crear un nuevo repertorio para la Real Capilla tras el trágico incendio del Alcázar madrileño en 1734, que arrasó el archivo musical. De hecho, gracias a una obra litúrgica, el Oficio y Misa de Difuntos que compuso para los funerales de la reina María Bárbara (1758), se mantuvo viva la memoria de Nebra hasta entrado el siglo XX, pues dicha composición llegó a convertirse en música oficial de difuntos en la Real Capilla y circuló en una edición parcial preparada por Hilarión Eslava. Se conserva asimismo una interesantísima producción paralitúrgica (villancicos, cantadas), que posiblemente Nebra componía por encargo y para la exportación, como demuestra la abundancia de fuentes de este género en archivos americanos. Pero quizá lo que hoy más llama la atención de su obra conservada es la producción para la escena, que le proporcionó grandes éxitos y beneficios económicos.

Continúa…*

* Si quiere seguir leyendo este artículo puede hacerlo comprando este número, suscribiéndose a la revista en papel o comprando la versión digital