Reportajes

Birgit Nilsson, el poder de una voz legendaria

Una panorámica de las mejores grabaciones por la carrera de la mítica cantante sueca

01 / 09 / 2020 - Javier PÉREZ SENZ - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email

La poderosa voz de Birgit Nilsson ha marcado la historia de la interpretación de las heroínas de Wagner y Richard Strauss. Tuvo una carrera gloriosa y su abundante discografía está cuajada de referencias que desafían el paso del tiempo. Quienes la conocieron de cerca dicen que, además de una gran colega, Nilsson siempre hizo gala de un humor picante y una contagiosa alegría de vivir. Sin fiascos ni tics divistas, reinó durante cuatro décadas, de 1946 a 1984, en los grandes coliseos, desde el Festival de Bayreuth al Metropolitan de Nueva York, la Ópera de Viena, La Scala de Milán o el Covent Garden de Londres.

Itérprete wagneriana y straussiana por excelencia, Birgit Nilsson sentó cátedra en personajes como Isolde, Brünnhilde, Elektra, Salome y la mujer de Barak de La mujer sin sombra, que fueron sus creaciones indiscutibles. Discípula del tenor escocés, naturalizado sueco, Joseph Hislop, que tuvo entre sus alumnos a Jussi Björling, debutó en 1946 en la Opera Real de Estocolmo como Agathe antes de interpretar, con 29 años de edad y en el mismo teatro, la Mariscala de El caballero de la rosa y la verdiana Lady Macbeth. Su ascenso, imparable, corrió parejo al de Callas, Schwarzkopf, Tebaldi y De los Ángeles –¿alguien recuerda una generación de sopranos tan impresionante?– y tuvo sus primeros reflejos discográficos en 1949, en especial la espectacular escena de Ariadne aux Naxos, rescatada por Emi.

Continúa…*

* Si quiere seguir leyendo este artículo puede hacerlo comprando este número, suscribiéndose a la revista en papel o comprando la versión digital