Reportajes

25 años sin Pilar Lorengar

El 2 de junio se cumplen 25 años del fallecimiento de Pilar Lorengar en Berlín, una ciudad que la consagró como figura en la Städtische Oper

01 / 06 / 2021 - Marcelo CERVELLÓ - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Pilar Lorengar en una actuación en TVE © TVE

El 2 de junio se cumplen 25 años del fallecimiento de Pilar Lorengar en Berlín, una ciudad que la consagró como figura del canto en la Städtische Oper primero y la Deutsche Oper después. Allí demostraría su fuerza artística, que no haría sino crecer, desde sus orígenes de aragonesa de pura cepa hasta acabar extendiéndose por todo el mundo.

Pilar Lorenza García Seta nacía el 16 de enero de 1928 en el Hospital Provincial de Nuestra Señora de Gracia, de Zaragoza, en el seno de una familia modesta y de estabilidad un tanto precaria que tenía su residencia en el número 92 de la calle de Armas, en el popular barrio del Gancho. En el Colegio Duquesa de Villahermosa administrado por las Hijas de la Caridad, en el que permanecería desde los siete hasta los catorce años, ingresó en el coro, dando ocasión a que la directora del mismo, Sor Presentación, pudiera advertir las posibilidades de una voz que pronto pudo acreditarse con las primeras clases de canto impartidas por el maestro Asensio Pueyo, padre de una de sus condiscípulas, y por Margarita Martínez Alfaro en la academia que dirigía en el Coso zaragozano.

Entre los años 1942 y 1946, y con el nombre de Loren  –así se la conocía en familia, por cierto– Garcy, actuó en varios cafés-concierto e hizo apariciones puntuales en locales como el Salón Variedades (más tarde Oasis) o el Teatro Argensola. El traslado de la familia a Madrid le permitió estudiar unos años con Ángeles Ottein –una anterior inscripción en el Conservatorio del Liceo en una breve estancia en Barcelona no ha podido ser acreditada– y prodigarse en varias actuaciones en Radio Madrid. A partir de 1950 tuvo sus primeras experiencias discográficas bajo el nombre de Loren Gar y entró en el mundo de la zarzuela grabada, ya en 1951, con su desde entonces nombre artístico de Pilar Lorengar, conmixtión de sus dos nombres de pila y la primera sílaba de su apellido.

Continúa…*

* Si quiere seguir leyendo este artículo puede hacerlo comprando este número, suscribiéndose a la revista en papel o comprando la versión digital