En Portada

Juan Carlos Matellanes: "La 70º temporada será un hito, está llena de estrenos y con la máxima calidad artística"

ABAO Bilbao Opera recupera su actividad artística con una inauguración con un gran título francés

01 / 10 / 2021 - Pablo MELÉNDEZ-HADDAD - Tiempo de lectura: 5 min

Print Friendly, PDF & Email
ABAO Matellanes Juan Carlos Matellanes presidente de la ABAO Bilbao Opera © ABAO Bilbao Opera / Borja AGUDO
Palacio Euskalduna Vista del Palacio Euskalduna sede de las temporadas de ABAO Bilbao Opera © ABAO Bilbao Opera

ABAO Bilbao Opera enfrenta con ambición y optimismo su 70ª temporada, y aunque las normativas de aforo todavía condicionan, la asociación bilbaína mantiene sus propuestas previstas para todo el curso que arrancan este mes con un recital de Pretty Yende y cinco funciones de Les contes d’Hoffmann.

Sube el telón del nuevo curso y ABAO Bilbao Opera arranca con nuevos retos artísticos y sociales. Juan Carlos Matellanes, presidente de la asociación lírica bilbaína, piensa que, ante la nueva realidad postpandémica, lo importante es poder celebrar la temporada “tal y como está prevista y diseñada”. Apunta que “en toda crisis hay peligros, pero también oportunidades y nuestro objetivo es aprovecharlas. Desde el punto de vista artístico hemos diseñado una magnífica programación, con un gran nivel de títulos, producciones y voces”. Los retos, afirma, son “similares al de otros teatros españoles”, intentando que “los aforos se normalicen y se pueda llegar a una cifra próxima al 100 por cien de ocupación, sin limitaciones de distancia entre localidades. Si esto se consigue lograremos que el público vuelva a los teatros con seguridad ya que estimamos que es un público que se encuentra vacunado en un porcentaje superior al 90 por ciento”. En cuanto a los objetivos desde el punto de vista social, “además de seguir con el objetivo de atraer nuevos públicos, popularizar la ópera y eliminar ese injusto calificativo de elitismo, el reto es recuperar al público que por edad, miedo o falta de hábito, se ha perdido con la pandemia”.

ÓA: Teniendo en cuenta el horror que significa la pandemia, con su trágico recuento de muertes, las instituciones culturales han podido salir adelante gracias al apoyo de los profesionales del sector y del público. ¿Qué destacaría de la experiencia vivida por ABAO?

Juan Carlos Matellanes: Sin duda el apoyo de nuestros socios, que en su gran mayoría han donado el importe de la parte de los abonos correspondientes a los títulos aplazados. También el de las instituciones y empresas colaboradoras, especialmente nuestro patrocinador principal, la Fundación BBVA. Han permanecido a nuestro lado durante todo este tiempo de pandemia y continúan apoyándonos.

ÓA: ABAO, como muchas instituciones culturales, ha tenido que cancelar, aplazar y reprogramar.

J. C. M.: Con la pandemia nos marcamos varios objetivos, como seguir estando presentes en la sociedad a ser posible en vivo y en directo, no suspender óperas, actividades ni contratos sino aplazarlos –y por ello tuvimos que reprogramar, ampliar el número de funciones, cambiar los horarios y adaptar títulos–, y sobre todo, reinventarnos con un nuevo programa, ABAO Opera Live y sus tres propuestas, ABAO on Stage con seis recitales y dos conciertos con las mejores voces del momento, el ciclo de conferencias online Opera Skills Experience y ABAO en Casa II con diez grandes títulos y tres conciertos de nuestro archivo histórico.

ÓA: ¿Se consiguió reprogramar todo lo aplazado?

J. C. M.: Lo más importante fue mantener las óperas, los conciertos y los compromisos con los artistas para las próximas temporadas. Una muestra de ello es la ópera Alzira y el concierto con el Stabat Mater y Giovanna d’Arco que representaremos en abril y Guillermo Tell, el espectáculo de ABAO Txiki que está programado para enero. Todavía nos quedan algunos pequeños flecos que confiamos solventar.

“Ampliaremos a cinco las funciones de Les contes d’Hoffmann. Cumpliremos con los compromisos que tenemos con nuestros socios y patrocinadores”

ÓA: ¿Con qué aforo se comenzará la actividad?

J. C. M.: En nuestra Comunidad Autónoma las medidas relacionadas con distancias, aforos y número máximo de personas en recintos cerrados son mucho más restrictivas que en Madrid o Cataluña, por ejemplo. Comenzaremos y nos iremos adaptando a los aforos máximos que nos permita la normativa en cada momento. Actualmente la ocupación a la que podemos aspirar en el Euskalduna es de 800 personas, lo que supone un 37 por cien de su capacidad, además de mantener la distancia interpersonal. Esperemos que próximamente se eliminen total o parcialmente estas limitaciones, lo que nos ayudaría mucho. Lo que sí puedo garantizar es que cumpliremos con los compromisos que tenemos con nuestros socios y con nuestros patrocinadores. Ampliaremos de cuatro a cinco las funciones de Les contes d’Hoffmann. La venta de entradas al público general y sus ingresos asociados solo se podría solucionar con un incremento significativo del aforo.

ÓA: Si volvieran las limitaciones de movilidad, ¿se podrían evitar las cancelaciones?

J. C. M.: La limitación de la movilidad entre provincias tanto dentro como fuera de la Comunidad fue una dificultad adicional para nuestras actividades. Nuestro modelo implica que los socios paguen anticipadamente el precio del abono. Por eso teníamos dos opciones: no hacer actividades al no tener garantizado que asistiesen todos los socios –situación que considerábamos la peor ya que perjudicaba a todos– o realizar las actividades, lo cual mejoraba la situación de los que podían asistir y no empeoraba la del resto. Optamos por esta segunda opción y quiero agradecer la comprensión, generosidad y apoyo que nos han mostrado nuestros socios en todo momento.

ÓA: ¿Cómo ha respondido el público abaísta ante la reanudación de la actividad?

J. C. M.: Hay muchas ganas de volver a la actividad normal y disfrutar de la cultura y de la ópera en vivo y en directo. Creo que con el alto nivel de vacunación se está perdiendo el miedo a asistir a los teatros, que se consideran un espacio seguro y de escaso riesgo. Por otra parte, tenemos todo preparado para iniciar una temporada que sin duda va a ser un hito en muchos sentidos. No solo por el guarismo, el 70, que es un número redondo, sino porque es una temporada magnífica con una programación ambiciosa, llena de estrenos y de la máxima calidad artística, con repertorio francés, alemán e italiano, que incluye ocho títulos, cuatro de ellos en programa doble, además de recitales, conciertos y espectáculos musicales para el público infantil y juvenil. Estoy convencido de que esta temporada va a ser la del reencuentro de los socios, la empresa, los colaboradores y el público con la cultura y la ópera.

ÓA: Por fin se podrá culminar el Tutto Verdi. ¿Hay algún otro compositor en la mira de ABAO para desarrollar un proyecto tan importante como el verdiano?

J. C. M.: No lo dude. El Tutto Verdi culminará en abril con Alzira y el estreno absoluto en España de una coproducción de ABAO galardonada con el Premio Ópera XXI a la Mejor Producción Latinoamericana. Quiero remarcar que este ha sido un proyecto único y excepcional que constituye un hito no solo a nivel nacional, sino con proyección internacional, con un programa cultural sin precedentes en todo el mundo, en el que a lo largo de 16 años se han representado en la escena bilbaína los 30 títulos del catálogo verdiano, ciclos de conferencias, grabaciones y distintas publicaciones. ¿Algún otro compositor? Vamos a acabar, descansar brevemente y seguro que pronto anunciaremos nuevas sorpresas.

ÓA: Aun cuando tradicionalmente ABAO siempre ha contado con artistas nacionales, en la programación se ha visto una creciente presencia de intérpretes españoles.

J. C. M.: ABAO Bilbao Opera es una institución de grandes voces. Lo lleva en su ADN y siempre ha destacado por este valor. Los cantantes que participan en nuestras temporadas son, a criterio de la comisión artística, los más adecuados para el rol que van a interpretar independientemente de su nacionalidad.

ÓA: ¿Cómo afronta la asociación el futuro inmediato más allá del condicionamiento de la pandemia?

J. C. M.: ABAO debe solucionar el problema que tiene con la financiación pública. Nos encontramos trabajando en una solución aunque la pandemia ha retrasado y dificultado la consecución de un acuerdo. Confío que en breve se materialice. En ABAO lo comentaba en la presentación de la temporada: no nos gusta el término buena suerte porque parece que un resultado exitoso es un factor ajeno a nosotros. Nuestra filosofía es la de Ganbatte Kudasai, un concepto de la cultura japonesa que postula el principio “¡Esfuérzate al máximo!”. Y en eso estamos, convencidos de que si nos esforzamos, lo vamos a conseguir. ÓA