Opinión

Primera fila ÓA 223

El poder institucional de la zarzuela

29 / 03 / 2019 - Por Daniel BIANCO - Tiempo de lectura: 3 min

La zarzuela es una de las joyas de nuestro Patrimonio cultural. De la música con Ñ. Una de las más características formas de expresión del talento creativo de nuestros compositores desde mediados el siglo XVII hasta mediado el XX. Pero cuando hablo de “nuestro”, huyo de quedarme anclado en lo estrictamente doméstico, evito a toda costa limitaciones; cuando cito “nuestro patrimonio” o “nuestros compositores” eludo las fronteras y abogo por la más extensa amplitud de miras posible. Me refiero al mundo, al universo hispano que gracias a su diversidad ha hecho de la zarzuela un género rico, brillante y diferenciado, por resonar en el alma popular con las melodías propias de los campos y ciudades.
La zarzuela creció con ímpetu viajero. Seña de identidad de España, hizo las maletas con el océano de testigo de travesía. Latinoaméri­­ca era y fue su destino lógico para expandirse. 300 años de tan estrecha relación es mucho tiempo, y evidentemente el vínculo se extiende hasta nuestros días. Hoy nos une una cultura común y un idioma que nos hermana a más de 500 millones de hispanohablantes.

Sala del Teatro de La Zarzuela

En México, donde ahora felizmente se celebra el primer Encuentro Internacional de Zarzuela, y en Guatemala, Costa Rica, Cuba, Perú, Venezuela, Colombia, Uruguay, Chile o Argentina la zarzuela fue avanzando durante el siglo XIX como florece la luz de la mañana,­ sin darnos apenas cuenta, y durante el siglo XX el éxodo masivo de españoles hacia aquellas tierras fértiles ayudó a su expansión. Y la novedad, con el paso de los años, se hizo tradición. Honda costumbre.
Hoy, recogemos es­te testigo en el Teatro de La Zarzuela y buscamos nuevas mira­­das pa­­ra el gran repertorio popular, renovando los textos y modernizando la escena; rescatamos títulos olvidados y ofrecemos obras de nueva creación. Todo esto no es solo el cumplimiento de un principio de política cultural, sino una vía muy adecuada para seguir seduciendo al público. Al de siempre y, por supuesto, al que se acerca por primera vez a este coliseo centenario, muy especialmente al público más joven, privado felizmente de cualquier prejuicio. Mirando la zarzuela con los ojos de hoy conseguiremos que las generaciones más jóvenes vuelvan a escucharla con entusiasmo.
Desde el Teatro de La Zarzuela –único en el mundo dedicado en exclusiva a la producción de espectáculos del genero lírico español–, tendemos la mano a todos los teatros de Latinoamérica que quieran sumarse a nuestra labor, y a todo aquel que desee disfrutar de nuestro patrimonio compartido, acudiendo a nuestras funciones en vivo o vía streaming en nuestra página web, YouTube o Facebook Live.
Estamos en el siglo XXI y estoy convencido de que este también es tiempo de zarzuela.

Daniel BIANCO, director del Teatro de La Zarzuela

PALABRAS CLAVE

Daniel Bianco Teatro de La Zarzuela zarzuela