Opinión

El modelo creado por Amics de l'Òpera de Sabadell y la Simfònica del Vallès

El director general de la flamante Fundació Òpera a Catalunya presenta sus líneas de acción

01 / 04 / 2021 - Oscar LANUZA - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Oscar Lanuza Oscar Lanuza, director general de la Fundació Òpera a Catalunya © Fundació Òpera a Catalunya
Tosca Sabadell Una escena de la nueva producción de 'Tosca' con Maribel Ortega y Luis Cansino, la primera de la Fundació Òpera a Catalunya © Fundació Òpera a Catalunya / Antoni BOFILL

Sabadell, Sant Cugat, Manresa, Reus, Girona, Vic, Granollers, Viladecans, Lleida, Tarragona, Figueres, Barcelona: 12 de las principales ciudades de Cataluña están comprometidas para compartir una temporada de ópera estable con 39 años de historia y gestionada desde un modelo singular que parte de la sociedad civil y del impulso de los propios artistas. La Fundación Òpera a Catalunya (FOC) nace para garantizar la continuidad del proyecto iniciado hace casi cuatro décadas por l’Associació d’Amics de l’Òpera de Sabadell gracias a la visión y liderazgo tenaz de la soprano Mirna Lacambra.

"La FOC es un caso de gestión compartida entre entidades artísticas y empresariales que une a la Simfònica del Vallès, Amics de l’Òpera de Sabadell, Fundación Banco Sabadell y Fundación Fluidra"

La FOC es el compromiso de Orquestra Simfònica del Vallès, Amics de l’Òpera de Sabadell, Fundación Banco Sabadell y Fundación Fluidra en un caso, nuevamente pionero, de gestión compartida entre entidades artísticas y empresariales. Por primera vez en nuestro país, cuatro entidades con perfiles diversos, pero con valores comunes, se unen para impulsar y repensar la gestión de un servicio público cultural que descentraliza la ópera y la hace accesible a todas las ciudades y a todos los públicos. Lo hacen también para perseverar en la sostenibilidad, la innovación y la vocación social y formativa que las caracteriza.

La temporada de Òpera a Catalunya incluye unas 35 representaciones anuales de cuatro títulos de gran formato en gira por 12 equipamientos. Siempre apostando por las producciones de factura propia y reservando un espacio predominante a los jóvenes talentos y los artistas españoles. Desde hace 34 años, cuenta con el apoyo estable del Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya en una simbiosis única que ha permitido hacer llegar la ópera al territorio de manera ininterrumpida creando así nuevos públicos y democratizando el acceso a la experiencia cultural. La visión de Mirna Lacambra permitió el nacimiento de la Simfònica del Vallès, formación residente en el Palau de la Música Catalana de Barcelona e itinerante en más de veinte ciudades, única en ser gestionada directamente por sus trabajadores que son, al mismo tiempo, propietarios.

De la misma visión surgieron el Coro dels Amics de l’Òpera y la Escuela de Ópera de Sabadell. Esta última es un proyecto pionero de profesionalización de jóvenes cantantes que ha permitido el debut de varios centenares de cantantes en sus 25 años de historia. Estos proyectos, y muchos más que están a punto de llegar, convergen de nuevo para fortalecer la prestación de un servicio público de interés general desde el rigor, la sostenibilidad y la eficiencia, pero sobre todo desde la pasión y el amor hacia la ópera.

El dificilísimo contexto actual no es sino la prueba que reafirma la necesidad de proyectos como la FOC, capaces de adaptarse para mantener la actividad prevista y con ella el compromiso adquirido con artistas, público y la sociedad que nos acoge: ¡Ópera para todos! * Oscar LANUZA, director general de Fundació Òpera a Catalunya