Opinión

Palau de Les Arts de Valencia: La cultura, un bien social

Una reflexión del director artístico del coliseo valenciano

01 / 10 / 2020 - Jesús IGLESIAS* - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Jesús Iglesias © Javier DEL REAL

La búsqueda de nuevos públicos ha sido la principal preocupación de quienes nos dedicamos a la gestión artística; sin embargo, encontrar la fórmula del éxito no es tarea sencilla. La inesperada irrupción del coronavirus ha introducido nuevas variables, como la seguridad sanitaria, e incógnitas, como el miedo y la incertidumbre en esta compleja ecuación en la que se intercalan agendas, repertorios, públicos y presupuestos: ¿Cómo atraer al espectador en tiempos de distanciamiento?

"Tras meses de confinamiento y consumo en 'streaming', no podemos esperar a que el público regrese sin más, debemos salir a buscarlo"

Tras meses de confinamiento y consumo en streaming, la necesidad de reconectar con la ciudadanía implica una actitud proactiva: no podemos esperar a que el público regrese sin más, debemos salir a buscarlo. En tiempos convulsos, la cultura debe reclamar su papel de catalizador de las necesidades sociales. Esa fue la motivación con la que Les Arts retomó la actividad al público el 12 de junio, convirtiéndose en la primera institución en España en ofrecer una programación estable adaptada a la nueva normalidad con dos iniciativas para volver a estrechar lazos con nuestro entorno más directo.

La primera, el ciclo Torna a Les Arts, trece conciertos con precios populares para reabrir las puertas del teatro, y, después, Les Arts amb Tu, una gira de nuestros activos artísticos por la Comunitat Valenciana. Dos acciones para reivindicar la cultura como elemento esencial de una sociedad más cohesionada.

Especialmente significativo fue el éxito de Les Arts amb Tu, la apuesta autonómica más ambiciosa desde que se fundó el teatro. Durante junio, julio y septiembre, los jóvenes del Centre de Perfeccionament y la Orquestra de la Comunitat han ofrecido 22 actuaciones en diferentes localidades de las provincias de Valencia, Castelló y Alicante. Nueve recitales, seis conciertos de música de cámara, dos conciertos sinfónicos y cinco representaciones adicionales de la ópera El tutor burlat, de Martín i Soler, traducida al valenciano, han devuelto la música a los municipios que menos esperanzas podían albergar. Pueblo por pueblo, he podido comprobar la gratitud por esos instantes de belleza y arte con los que queríamos devolver la ilusión a una población preocupada por su futuro. Por eso, más convencido que ayer, creo en nuestra obligación de reivindicar el papel de la cultura como bien social.

Curiosamente, cuando revisaba estas notas, concluía nuestra Jornada de Puertas Abiertas. En apenas seis horas, en una ciudad sin turistas y con un calor veraniego, más de 3.000 personas –bajo los protocolos sanitarios– dejaron sus domicilios para venir al teatro, conocerlo y vivirlo. No, no ha desaparecido la demanda de cultura: es hora de que todos trabajemos para buscar soluciones para satisfacerla. * Jesús IGLESIAS, ­director artístico del Palau de Les Arts

+