Opinión

Editorial ÓA 252: Las mujeres en la ópera, una transformación imparable

ÓPERA ACTUAL quiere recoger las voces y anhelos de las mujeres en el mundo operístico actual

01 / 12 / 2021 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
Las mujeres en la ópera 252 ÓPERA ACTUAL Las mujeres en la ópera 252 ÓPERA ACTUAL (DICIEMBRE 2021)
Sans Riviere El director de ÓPERA ACTUAL, Fernando Sans Rivière © ÓPERA ACTUAL / Joan Tomás

Cerramos este complejo año 2021 dando las gracias a las vacunas de la Covid-19 que nos están permitiendo volver a la vida normal y poder disfrutar de aforos en los teatros y auditorios del cien por cien de capacidad. Una gran noticia, aunque –de momento– hay una cierta reticencia de una parte de la población de edad avanzada a acudir de nuevo con normalidad a coliseos, auditorios o cines, que esperemos también se vaya superando ya que hasta que todos no podamos disfrutar libremente de la vida no habrá vuelto la normalidad tan anhelada.

ÓPERA ACTUAL quiere recoger las voces y anhelos de las mujeres en el mundo operístico actual. En este siglo XXI en el que nos estamos adentrando todavía hay mucho trabajo por hacer para equiparar la presencia de las mujeres en todos los sectores profesionales de la lírica. No sin grandes esfuerzos, las mujeres están cada vez más presentes y son más en todos los campos relevantes del sector, más allá de las cantantes. Estamos hablando, nada menos, que de la mitad de la población mundial, por ello hemos creído oportuno dedicar la portada de este mes a las mujeres en la ópera. Un reportaje realizado por nuestra colaboradora Lourdes Morgades y que cuenta con la participación de numerosas mujeres al frente de entidades nacionales e internacionales, compositoras de muy diferentes edades y países y directoras de escena o musicales. Todas ellas destacan con su presencia en todos los ámbitos de la ópera y de la zarzuela, muy especialmente en los últimos lustros. Pero también se pone en evidencia el enorme camino que todavía queda por recorrer para la normalización, para que todas las mujeres tengan las mismas oportunidades y la misma presencia que los hombres en puestos de responsabilidad y en todos los ámbitos del mundo lírico. El siglo XXI está marcando un gran avance en la presencia femenina en todos los ámbitos de la sociedad y la ópera no se queda atrás, pero muchas de ellas insisten en que sin la visibilidad de las más destacadas no habrá muchas más que sigan su camino, ya que una directora musical, de escena o de un gran teatro operístico sirven de modelo para que otras mujeres quieran o vean posible acceder a dichos puestos.

El problema, como remarcan varias de las entrevistadas en el reportaje, es si se tiene que demostrar la excelencia para alcanzar un puesto relevante y que solo lleguen a ellos mujeres excepcionales, no todas quienes tengan un curriculum apto, como sucede con cualquier hombre. También se incide en que algunos hombres suelen tratar a las profesionales con condescendencia e intentan enseñarles su propio trabajo, algo que nunca se les ocurriría hacer con otro hombre. A pesar del buenismo subyacente no se tendría que permitir si no hay una demanda real de ayuda. En cuanto a establecer cuotas para ir más rápido para llegar a la paridad hay opiniones diversas. Probable­mente podría ayudar y socialmente es bueno que exista este objetivo, aunque no debería imponerse ya que puede ser contraproducente. Lo importante es seguir dando relevancia a las mujeres en la lírica y, por supuesto, crear oportunidades y espacios para que se incorporen a nuestros teatros, podios, atriles, mesas de dirección, patronatos, etc.

Queremos cerrar este complejo año 2021 mirando con ilusión hacia un futuro incierto pero esperanzador. Les deseamos a todos unas muy felices fiestas y un muy operístico año 2022.

OPINIONES RELACIONADAS