Opinión

Editorial ÓA 243: La ópera sobrevive, la reforma del Inaem y las ayudas europeas

En 2021 el Inaem también asumirá el reto de gestionar, además de los 14,5 millones de euros destinados a la línea ordinaria de subvenciones, un presupuesto adicional de 44 millones correspondiente a ayudas europeas

01 / 02 / 2021 - Por Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Sans Riviere El director de ÓPERA ACTUAL, Fernando Sans Rivière © ÓPERA ACTUAL / Joan Tomás

Los coliseos operísticos españoles están siendo una excepción dentro del panorama lírico mundial, ya que en su mayoría están llevando a cabo gran parte de la temporada lírica 2020-21 a pesar de la pandemia. Eso sí, con importantes restricciones de público, numerosos cambios, ejemplares esfuerzos para la desinfección de los coliseos y una compleja organización para que tanto los espectadores como los artistas, masas estables y trabajadores estén lo más protegidos posible.
Así, un mes más, destacamos en este número las óperas del mes que esperamos puedan representarse, algunas en versión de concierto –como en Pamplona– y otras con importantes alteraciones en cuanto a lo previsto. Además, teatros como en el Liceu barcelonés han debido modificar su programación futura; el Tannhäuser liceísta anunciado para mayo ha sido cancelado, medida que se une a otras tantas que reorganizan la actual temporada. En cuanto a la ABAO Bilbao Opera, a causa de las limitaciones de aforo, las restricciones de movimientos y horarios –que hacen inviable que todos sus abonados puedan acudir a las funciones– han tenido que cambiar la producción de L’elisir d’amore que debía estrenarse en febrero por una programación alternativa con seis recitales y conciertos que dan inicio el 6 de febrero con la soprano Lisette Oropesa. También anuncia una gala lírica para recaudar fondos para los artistas –uno de los sectores más perjudicados a causa de numerosos meses sin actividad– y una segunda temporada de ABAO en casa con algunas de las mejores producciones de temporadas anteriores por streaming como ya se hizo durante el confinamiento. El Palau de Les Arts de Valencia, al cierre de esta edición, suspendió las funciones de Falstaff por el positivo de varios miembros de la producción, esperando poder salvar o reprogramar algunas funciones.

Por otra parte, el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, ha reafirmado la “urgente necesidad” de activar la reforma del nuevo Inaem, que implicaría un cambio en profundidad de este organismo para adaptarse a las necesidades del siglo XXI con una gestión administrativa más ágil y autónoma y mejorar las unidades estatales “para que tengan una mayor presencia en el conjunto del Estado y en el extranjero” permitiendo “una mayor eficacia en el desarrollo de las políticas de fomento de las artes escénicas y musicales en España en colaboración con las comunidades autónomas, las entidades locales y los sectores artísticos públicos y privados”.
En 2021 el Inaem también asumirá el reto de gestionar, además de los 14,5 millones de euros destinados a la línea ordinaria de subvenciones, un presupuesto adicional de 44 millones correspondiente a ayudas europeas destinadas a promover e incentivar la digitalización y la sostenibilidad ecológica de las estructuras culturales, escénicas y musicales. Las ayudas se centrarán en el apoyo a la movilidad nacional e internacional y a las estructuras. Con ello deberían consolidarse y posibilitar que las producciones del Teatro de La Zarzuela –o de otros coliseos nacionales– pudiesen hacer giras nacionales e internacionales, lo mismo que la ONE, la Orquesta de RTVE o las de las comunidades autónomas. -ÓA

Colaboradores principales

Círculo del Liceo, Grupo LVMH, Inaem, Teatro Real de Madrid, Gran Teatre del Liceu, ABAO Bilbao Opera, China NCPA de Pekín, ROH de Mascate, Universal Music, Ópera XXI, Festival Castell Peralada, Opéra de Lausanne, Yelmo Cines y Zarzuela por el Mundo