Opinión

Editorial ÓA 232: Nuevos nombramientos y la despedida del sultán de Omán

El nuevo ministro, José Manuel Rodríguez Uribes, cubre la cuota valenciana y política

01 / 02 / 2020 - Por Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Fernando Sans Rivière © Joan TOMÁS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha apostado por un profundo cambio y por la ampliación del número de ministros en esta compleja legislatura nacida tras el día de Reyes. Una apuesta que pasa por el relevo de José Guirao como Ministro de Cultura y Deporte a pesar de que venía realizado una labor seria y eficaz desde que ocupó el cargo en junio de 2018, tras la fulminante renuncia del presentador y periodista valenciano Màxim Huerta. Respecto de este Ministerio, y por lo que ha trascendido a la prensa, parece que Sánchez ha querido apostar por un titular más político y volcado con el deporte, ya que el almeriense Guirao mantenía un gran perfil relacionado con el mundo del arte, los bienes culturales y la gestión cultural con especial atención a la reforma del Instituto Nacional de Artes Escénicas y de la Música (Inaem). Guirao era afable, discreto, profesional y destaco en las labores de fondo, obteniendo por ello la consideración de las entidades del sector, aunque no se había destacado por igual en el ámbito deportivo.

El nuevo ministro, José Manuel Rodríguez Uribes, cubre la cuota valenciana y política, ya que es miembro de la junta directiva del PSOE y exdelegado del Gobierno en la Comunidad de Madrid. Además, es miembro de la Universidad Carlos III y el propio presidente del Gobierno lo ha defendido por su supuesta cercanía con el baloncesto, la Federación Española y el Real Madrid. José Manuel Rodríguez, ya cuestionado en parte por el sector cultural por su falta de perfil en este tipo de gestión, tiene en el aspecto cultural varios retos como continuar con la reforma del Inaem y del Estatuto del Artista, prioridades anunciadas para el nuevo gobierno. Además debería impulsar una adecuada Ley de Mecenazgo, regla vital que espera desde hace años para incentivar la creación artística y cultural y la financiación de los grandes equipamientos culturales que han logrado sobrevivir con grandes recortes desde la última crisis económica. También está el reto de una posible rebaja del IVA en diversos campos de la cultura como también una solución para encauzar por una senda adecuada a la SGAE.

Por otra parte queremos felicitar a los responsables del Festival de Granada por la elección de Antonio Moral como nuevo director artístico tras una etapa fugaz del director granadino Pablo Heras-Casado. Sin duda alguna el gestor conquense ha demostrado con creces su valía, su capacidad de gestión, originalidad y apuesta por intérpretes y creadores nacionales desde instituciones tan relevantes como el CNDM, el Teatro Real o el Festival Mozart de A Coruña, lo que sin duda alguna alimenta un curriculum ideal para relanzar el Festival de Granada con éxito.

Finalmente ÓPERA ACTUAL quiere expresar su recuerdo más sentido ante el reciente fallecimiento del sultán Qabús bin Said de Omán, responsable de la creación de la Royal Opera House de Mascate en una apuesta personal por la Cultura universal, al mismo tiempo que lideró el desarrolo y la modernización de su país, abierto y neutral, en el Golfo Pérsico.