'Wozzeck' llega a Valencia un siglo después

Por fin se estrena en Valencia la obra maestra de Alban Berg, una obra arrebatadora que llega con un siglo de retraso

19 / 05 / 2022 - César RUS - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
wozzeck-lesarts-operaactual (1) La producción de 'Wozzeck' en el montaje de Andreas Kriegenburg que estrenará la obra en Valencia © Bayersiche Staatsoper / Wilfried hosl

Valencia

Palau de Les Arts
Berg: WOZZECK
26, 29, 31_05, 03, 05_06

Wozzeck: Peter Mattei. Marie: Eva-Maria Westbroek. Tambourmajor: Christopher Ventris. Capitan: Andreas Conrad. Andrés: Tansel Akzeybek. Un loco: Joel Williams. Orquestra de la Comunitat Valenciana. Cor de la Generalitat Valenciana (Dirección: Francesc Perales). Dirección musical: James Gaffigan. Dirección de escena: Andreas Kriegenburg.

 

Por fin se estrena en Valencia la obra maestra de Alban Berg, una obra arrebatadora que llega con un siglo de retraso, pero con ganas de convertirse en todo un evento. En una propuesta escénica de Andreas Kriegenburg y en cinco funciones, la obra será además una prueba de fuego para el nuevo director musical de la casa, James Gaffigan, que debuta el título.

ste año se cumplen cien años desde que Alban Berg concluyó la composición de Wozzeck, una de las óperas fundamentales de toda la historia de la lírica. Desde su estreno en 1925 esta controvertida y no siempre bien entendida ópera, nacida en una época en la que todavía se escuchaban los ecos de los bombardeos en el continente europeo, se ha convertido en una de las obras maestras del siglo XX y, sin dudas, en la creación lírica atonal más habitual en las programaciones de los grandes teatros del mundo.

Por ello, teniendo en cuenta su importancia capital, llama la atención que todavía no se haya interpretado en Valencia. El próximo 26 de mayo el Palau de Les Arts saldará esa impagable deuda con la obra magna de Berg. Mucho tiene que ver con ello la línea programática emprendida por Jesús Iglesias desde que llegó a la dirección artística del teatro valenciano: “Uno de mis objetivos es ampliar el repertorio, tanto cronológicamente hacia adelante (música contemporánea), como hacia atrás (siglos XVII y XVIII)”, afirma en conversación con ÓPERA ACTUAL. Y aclara: “Pero esa ampliación también tenía que ver con los estilos y las formas. Pensemos que Wozzeck es prácticamente contemporánea a Doña Francisquita, la zarzuela de Amadeu Vives que hicimos a principio de temporada, pero que pertenecen a estéticas radicalmente distintas. En ese sentido, había una laguna importante con el repertorio de Les Arts del siglo XX, y Wozzeck es un claro ejemplo. Tenía la obligación de programarla. Es todo un clásico. Se acaba de hacer en París, en  Boston y, casualmente, el Liceu de Barcelona también la hace, y este mismo mes”.

© Bayersiche Staatsoper / Wilfried hosl

La producción de 'Wozzeck' en el montaje de Andreas Kriegenburg que estrenará la obra en Valencia

Para este esperado estreno local el teatro valenciano cuenta con un reparto de auténtico lujo. En palabras de Jesús Iglesias, el fichaje responde a una búsqueda de la excelencia, sobre todo en óperas que no son fáciles para el público: “Cuando te planteas este tipo de proyectos tienes que hacerlos con las máximas garantías, tanto musicales como escénicas”. Encabeza el reparto Peter Mattei como el torturado protagonista, un barítono consagrado que, sin embargo, en España ha actuado en contadas ocasiones. Estrella del Met de Nueva York, con este mismo rol consiguió un gran éxito en ese escenario. Eva-Maria Westbroek será Marie; la soprano actuó en Valencia al inicio de su carrera en una mítica Valquiria en 2009 junto a Plácido Domingo y bajo la batuta de Zubin Mehta. Les acompañan Chistopher Ventris como Tambor Mayor –debutó en Les Arts en 2008 en el recordado Parsifal que dirigió Lorin Maazel– y el veterano Andreas Conrad será al Capitán.

Doble debut

Wozzeck supondrá, además, la primera ópera que James Gaffigan dirigirá como director musical del Palau de Les Arts. Tras su cancelado Falstaff de la temporada pasada  y que solo pudo dirigir en el ensayo general antes de que el título de Verdi se aplazase por la crisis sanitaria, y del Requiem de Mozart al inicio de esta temporada, será la ópera de Berg la primera gran prueba de fuego del director neoyorquino en Valencia. Se enfrenta a una obra tan rica como compleja y a una orquesta que nunca a interpretado una ópera de estas características. Sera, además, su debut en este título.

Andreas Kriegenburg: “Quiero mostrar el mundo no cómo es, sino cómo se ve a través de los ojos de Wozzeck”

En el terreno musical, el director artístico de Les Arts considera que Wozzeck es una de esas obras en las que la calidad de la Orquestra de la Comunitat Valenciana se pone especialmente en valor, “y eso a pesar de que es un conjunto que no se ha adentrado en este tipo de música, ni siquiera en el apartado sinfónico. Es una manera de enriquecer a la orquesta y a sus músicos”.

La producción de Andreas Kriegenburg fue estrenada en 2008 en Múnich. En declaraciones a ÓPERA ACTUAL aclara que su intención no era “la de trasladar la obra a nuestro tiempo. Tenía el deseo de profundizar en la psicología de la atemorizada y avergonzada alma de Wozzeck y describir el efecto de la pobreza severa que vive y cómo esa pobreza puede quebrar el alma de una hombre”. La estética de la producción es impactante en algunos cuadros. “En mi puesta en escena he intentado mostrar el mundo no cómo es, sino cómo se ve a través de los ojos de Wozzeck”, continúa Kriegenburg. “Así, hablamos de un mundo violento, malvado y desfigurado, tal y como lo percibe el protagonista por sus miedos”.

El objetivo de Jesús Iglesias es que este estreno se convierta en un evento para la ciudad y que vaya más allá del mundo de la ópera.Wozzeck tiene una base dramatúrgica que trasciende el mundo de la ópera. El drama de Georg Büchner es una de los pilares del teatro centroeuropeo. Estamos ante una obra a la que no debería faltar ningún aficionado no solo a la ópera, sino al teatro en general, porque, al final, su fuerza escénica va más allá de lo lírico”.

En cuanto a la incertidumbre respecto a la recepción de esta ópera en un público como el valenciano, que no está acostumbrado a este tipo de estética, señala: “Aquí y en Sebastopol es más popular la Butterfly que Wozzeck. A mí me gustaría que la gente fuese con una actitud abierta y curiosa, y así, es muy probable, quedar impactado ante lo que se va a ver y se va a escuchar. En este tipo de música no te aproximas a través de una bella melodía, que luego va a tararear… No hay una ‘Casta Diva’… Pero sí hay una fuerza teatral y expresiva que nace de las voces y de la orquesta –las voces son, para mí, un elemento más de la orquesta–, elementos que la hace especialmente atractiva. Uno ha de acercarse a esta obra no de un modo hedonista, por así decirlo, sino participando. En una obra como esta tú eres parte también del mensaje”.– ÓA