Vuelve 'La del manojo de rosas', homenaje en clave lírica a Emilio Sagi

El Teatro de La Zarzuela rinde homenaje al director de escena con la reposición del montaje que renovó el género y que se podrá ver desde la web de la Zarzuela el 12 de noviembre gratuitamente por 'streaming'

06 / 11 / 2020 - Pablo GALLEGO - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Manojo Carlos Álvarez y Milagros Martín en el estreno de la producción de Sagi hace 30 años © Teatro de La Zarzuela / Jesús ALCÁNTARA
Una escena del histórico montaje de Emilio Sagi de 'La del manojo de rosas' que repone este mes el Teatro de La Zarzuela © Teatro de La Zarzuela / Jesús ALCÁNTARA
El director de escena y gestor Emilio Sagi

Teatro de La Zarzuela
Sorozábal: LA DEL MANOJO DE ROSAS
10, 11, 12, 13, 14, 15, 17, 18, 19, 20, 21, 22_11

Ascensión: Ruth Iniesta / Raquel Lojendio. Joaquín: Carlos Álvarez / Gabriel Bermúdez. Ricardo: Vicenç Esteve. Capó: David Pérez Bayona / Joselo López. Clarita: Sylvia Parejo / Nuria Pérez. Espasa: Ángel Ruiz. Doña Mariana: Milagros Martín. Don Daniel: Enrique Baquerizo. Don Pedro: César Sánchez. El inglés: Eduardo Carranza. Orquesta de la Comunidad de Madrid. Coro del Teatro de La Zarzuela (Dirección: Antonio Fauró). Dirección: Guillermo García Calvo. Dirección de escena: Emilio Sagi.

El Teatro de la Zarzuela rinde homenaje a Emilio Sagi, director de escena y responsable del coliseo lírico madrileño en la década de 1990, con la reposición de su producción de La del manojo de rosas, montaje que renovó el género hace tres décadas y en el que debutó Carlos Álvarez, entonces un ascendente barítono. Por ello, estas funciones estarán impregnadas de una gran carga sentimental (ver Primera Fila). Porque esta reposición conlleva una triple celebración: el homenaje a las cuatro décadas en la profesión de Emilio Sagi; los 30 años del estreno de un montaje que renovó el concepto escénico de la zarzuela; y el reencuentro del barítono Carlos Álvarez con el personaje con el que realizó su debut como cantante, sobre esas mismas tablas y en este mismo montaje.

"Carlos Álvarez se alternará con Gabriel Bermúdez en el papel de Joaquín, frente a la Ascensión a la que darán vida Ruth Iniesta y Raquel Lojendio"

Con doce funciones en trece días –situación sanitaria mediante–, el coliseo de la madrileña calle de Jovellanos muestra músculo con una de sus producciones más reconocibles, con la que abrió un nuevo capítulo en la historia de la zarzuela. Con más pulsión teatral y medios técnicos, dejando atrás la dejadez de épocas pretéritas y aproximándola a la viveza y la frescura de la comedia musical americana, sobre el camino iniciado por el maestro José Luis Alonso. Y adaptando con cuidado los textos al tiempo presente. En el apartado vocal, con dos repartos previstos, Carlos Álvarez se alternará con Gabriel Bermúdez en el papel de Joaquín, frente a la Ascensión a la que darán vida Ruth Iniesta (que en esta producción había hecho el papel de Clarita) y Raquel Lojendio.

El tenor Vicenç Esteve será el tercero en discordia en esta trama sentimental no exenta de conciencia social y con un peso muy importante de los personajes encomendados a actores. Milagros Martín, soprano histórica en este género y que cantó la Asunción en aquellas funciones de hace tres décadas, también regresa en esta reposición ahora como Doña Mariana junto al Don Daniel de otro legendario del género, Enrique Baquerizo.

La del manojo, con joyas como el pasodoble y dúo «Hace tiempo que vengo al taller», o las romanzas «No corté más que una rosa» y «Madrileña bonita», consagró a Sorozábal. Y esta propuesta realista de Emilio Sagi –Premio ÓPERA ACTUAL 2010– ha servido como plataforma de lanzamiento para varias generaciones de cantantes. Igual que lo ha hecho su producción de Il viaggio a Reims en la ópera, dentro y fuera del Festival Rossini de Pésaro. Siempre hay una primera vez, y hay que aprovecharla.

Corría el año 1989. «Yo no había hecho zarzuela en España, solo La revoltosa en el Gran Teatro de La Habana, y al volver de aquel viaje el entonces sobreintendente del Teatro de La Zarzuela, José Antonio Campos, me propuso abrir la nueva temporada con una obra de Pablo Sorozábal», rememora Emilio Sagi durante su conversación con ÓPERA ACTUAL. El título elegido fue el sainete lírico La del manojo de rosas, estrenado en 1934 con un papel protagonista escrito expresamente para el barítono Luis Sagi Vela, una de las estrellas líricas de entonces, y tío de Emilio Sagi. Con él compartió el director de escena «lo que pensaba y quería hacer», explica, «y me dio algunas ideas», como la explosión de vida en cada ventana de los edificios de la castiza plaza Delquevenga, transformada aquí en la calle que acoge el taller de Joaquín, el puesto de flores de Ascensión y el bar regentado por Espasa.

Carlos Álvarez

La otra mitad de esta celebración comenzó en Málaga. El barítono Carlos Álvarez –Premio ÓPERA ACTUAL 2015 y hoy aclamado mundialmente– entonces formaba parte del coro de la ópera. «Durante unas funciones de El dúo de La Africana Emilio me convocó para una audición en Madrid”, explica el cantante. El resto es historia, porque «La del manojo de rosas cambiaría mi vida, y la forma de ver la zarzuela; de alguna manera este montaje la rescató, y aún hoy sirve para reivindicar muchas cosas». Tres décadas de magisterio le permiten hablar con perspectiva, y afirmar que «la profesión ha cambiado. Técnicamente somos mejores, pero quizá se ha perdido el auténtico significado del esfuerzo», y cierta dosis de autocrítica. Porque «un like no significa que se esté dando por bueno tu trabajo, eso hay que ganarlo sobre el escenario». Estas funciones dan a Álvarez «una oportunidad de volver al origen, que es algo que intento practicar todos los días, teniendo claro quién soy y de dónde vengo, lo que me permite afrontar esta profesión como si siempre fuese la primera vez». «Desde el punto de vista anímico, el tiempo no me ha cambiado casi nada, tampoco mi actitud ante el trabajo. Aunque claro, será un Joaquín más maduro», bromea.– ÓA