Verdi regresa al Principal de Palma con el estreno local de ‘La forza del destino’

La Fundació Teatre Principal de la capital mallorquina programa tres funciones de esta obra de madurez que la compañía ofrece por vez primera

22 / 02 / 2024 - P. M.-H. - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Forza Principal Palma Equipo artístico de 'La forza' © Teatre Principal
Forza Principal Palma Un ensayo de 'La forza' en el Teatre Principal © Teatre Principal

Palma

Teatre Principal

Verdi: LA FORZA DEL DESTINO

FEB / 28; MAR / 01, 03

Donna Leonora: Alessandra Di Giorgio. Don Álvaro: Francesco Pio Galasso. Don Carlo di Vargas: Damiano Salerno. Preziosilla: Ketevan Kemoklidze. Padre Guardiano: Simón Orfila. Fra Melitone: Toni Marsol. Mastro Trabuco: Jordi Fontana. Curra: Vega Escribano. Alcade: Joan Miquel Muñoz. Marchese di Calatrava: Pablo López. Orquestra Simfònica de les Illes Balears. Cor del Teatre Principal (dirección Francesc Bonnín).  Dirección musical: Gianluca Marcianò. Dirección de escena: Pier Francesco Maestrini.

 

La Fundació Teatre Principal de Palma vuelve una vez más su mirada a la ópera con el estreno local de una de las obras menos programadas de Verdi, para la que contará con un amplio reparto encabezado por Alessandra Di Giorgio, Francesco Pio Galasso, Damiano Salerno, Ketevan Kemoklidze y Simón Orfila. La dirección musical será de Gianluca Marcianò, con la Simfònica de Balears en el foso. 

Por primera vez el Teatre Principal de Palma ofrecerá la ópera de Verdi La forza del destino, título que se estrenará el miércoles 28 de febrero y los días 1 y 3 de marzo. Por su complejidad, esta ópera verdiana de madurez representa todo un reto para la compañía, que contará para ello con una producción del Teatro Sociale de Rovigo (Italia); la dirección musical será de Gianluca Marcianò, contando con la Simfònica de Balears en el foso y, sobre el escenario, con el Cor del Teatre Principal que dirige Francesc Bonnín.

La obra se presentó en rueda de prensa en el teatro de la capital mallorquina en un acto al que asistieron, además de los integrantes del reparto, Antònia Roca, vicepresidenta del Consell de Mallorca; Pedro Vidal, secretario autonómico de Cultura del Govern; Michele Cosentino, responsable de la reposición; y el maestro Gianluca Marcianò. Este último afirmó que La forza es una obra de un Verdi “que ya ha superado las formas cerradas de arias y cabalettas y cuya partitura la va madurando en siete años entre la versión para los Teatros Imperiales de San Petersburgo de 1862, donde se estrenó, hasta la que él consideró definitiva de Milán de 1869. Nosotros haremos esta última, la cual posee una obertura, no un simple preludio como la primera. En todo caso la interpretaremos como Verdi la vio en su momento, después del primer acto”.

Gianluca Marcianò: “Este 'manifiesto verdiano presagia lo que Verdi más tarde reflejará en 'Falstaff'”

Marcianò aseguró también que Verdi desarrolló para la versión milanesa un nuevo final, “y así nace ese terceto final increíble y, aunque mueren Don Carlo y Leonora, el tenor se salva”. Musicalmente en la obra, continúa el maestro, hay una dicotomía entre lo trágico y lo cómico, muy bien traducida por el compositor en su partitura. Entre otros detalles, destaca de este “manifiesto verdiano” la escena del Rataplán de Preziosilla, que interpretará Ketevan Kemoklidze, “y que presagia lo que Verdi más tarde reflejará en Falstaff. La producción de Pier Francesco Maestrini ha sido repuesta por Michele Cosentino, responsable también de la coreografía, quien destacó el deseo del regista de proponer una puesta en escena clásica, “sin transformarla en una mirada moderna, manteniéndola en el período histórico que le corresponde de finales del siglo XVIII. Esta es la historia de dos enamorados que, para evitar que el padre de ella se interponga, deciden huir, pero ella se lo piensa por amor a sus padres” antes de que la trama se complique.

La soprano Alessandra Di Giorgio destacó de su personaje es “uno de los roles más hermosos de los que he hecho y que exige una preparación técnica muy precisa”. Simón Orfila, por su parte, recordó que comenzó su carrera hace 26 años precisamente en el Principal, “conozco a todos en este teatro, a la orquesta y al coro, y quiero destacar el gran esfuerzo que se hace por mantener un alto nivel en sus producciones”. El bajo-barítono menorquín, que el año pasado celebró en la cpital de Mallorca su cuarto de siglo de trayectoria interpretando los cuatro villanos de Les contes de Hoffmann, apuntó además que en esta ocasión debutará el papel del Padre Guardiano, “uno de los más importantes del repertorio verdiano para bajo”. El año pasado Simón Orfila aseguraba en una entrevista con ÓPERA ACTUAL que “volver a Palma es como volver a casa, algo muy especial para mí. En el Teatre Principal canté mi primera ópera en 1997, fui el Frate de Don Carlo gracias a que Silvia Corbacho apostó por mí tras escucharme en una master class con tan solo 19 años. Además, fue entonces cuando conocí a mi representante y allí arrancó mi carrera profesional”.– ÓA