Verdi, en el nombre del padre

El Liceu de Barcelona estrena 'Luisa Miller', ópera de la que ofrecerá 10 funciones entre el 14 y el 27 de julio

10 / 07 / 2019 - Pablo MELÉNDEZ-HADDAD - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
'Luisa Miller' despide el curso del Liceu barcelonés en un montaje de Damiano Michieletto © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
'Luisa Miller' despide el curso del Liceu barcelonés en un montaje de Damiano Michieletto © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
'Luisa Miller' despide el curso del Liceu barcelonés en un montaje de Damiano Michieletto © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
'Luisa Miller' despide el curso del Liceu barcelonés en un montaje de Damiano Michieletto © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
'Luisa Miller' despide el curso del Liceu barcelonés en un montaje de Damiano Michieletto © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL

Gran Teatre del Liceu
Verdi  LUISA MILLER
14, 15, 17, 18, 20, 21, 23, 24, 26, 27_07

El Conde Walter: Dmitry Belosselskiy / Carlo Colombara. Rodolfo: Piotr Beczala / Arturo Chacón-Cruz. Federica: J’Nai Bridges / Sonia Prina. Wurm: Marko Mimica / Marco Spotti. Miller: Michael Chioldi / Juan Jesús Rodríguez. Luisa: Sondra Radvanovsky / Eleonora Buratto. Laura: Gemma Coma-Alabert. Contadino: Albert Casals. Orquestra Simfònica del G. T. del Liceu. Cor del Liceu (Dir.: Conxita Garcia). Dirección: Domingo Hindoyan.  Dirección de escena: Damiano Michieletto.

Son muchos los ejemplos en los que la relación hija-figura paterna (padre o suegro) vertebran la trama de las óperas de Verdi. Algo común entre obras tempranas como Nabucco, uno de los primeros éxitos del compositor, hasta llegar a esa Aida de madurez. Verdi, que perdió a sus dos hijas a muy temprana edad, parece haber realizado su propia psicoterapia con sus óperas en las que el eje paterno-filial se deja ver una y otra vez en sus más variadas formulaciones.

"En 'Luisa Miller' la heroína se ve obligada a renegar de su verdadero amor para salvar la vida de su padre, el viejo Miller

Más allá de los conflictos políticos, religiosos o amorosos con los que Verdi decora el conflicto de sus libretos, la hija y el padre-suegro aparecen en las óperas como fuerzas opuestas que luchan entre ellas o que implican sacrificios vitales. Nabucco ante Abigaille y Fenena, Arvino y Griselda en I Lombardi, Giovanna d’Arco y su padre Giacomo, Alzira y su padre Ataliba, Odabella ante su padre asesinado en Attila, Violetta ante Germont père, y relaciones por el estilo en Stiffelio, Rigoletto, Simon Boccanegra, La forza del destino y Don Carlo. En Luisa Miller (1849) la heroína se ve obligada a renegar de su verdadero amor por Rodolfo para salvar la vida de su padre, el viejo Miller. Al final los tres mueren y Luisa canta “Padre, ricevi l’estremo addio” (“Padre, recibe mi último adiós”) mientras él le responde “O figlia, o vita del cor paterno” (“Oh hija, la vida del corazón de tu padre”).

La obra llega al Liceu a través de la mirada de una Luisa niña, profundamente influenciada por el amor paterno según la propuesta de Damiano Michieletto que recupera la ópera para el Gran Teatre con diez funciones y dos repartos de excelencia después de una ausencia de once años del escenario barcelonés.

Más abajo publicamos el enlace para la compra de entradas y un vídeo subido a YouTube por el tenor Piotr Beczala de un ensayo con orquesta en el escenario del Liceu.– ÓA

Comprar: