“Tristeza y decepción” en el sindicato ALE tras la comparecencia del Ministro Cultura

El nuevo sindicato de artistas líricos se muestra disconforme con la falta de medidas efectivas propuestas por Rodríguez Uribes

08 / 04 / 2020 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
El ministro durante su acto de toma de posesión del cargo © Kike RINCÓN

La crisis sanitaria de la Covid-19 ha dejado en una situación límite a miles de artistas líricos que en pocos días han visto cómo se cancelaban sus actuaciones. Ante la dramática situación, el Sindicato de Artistas Líricos de España (ALE) creado de forma exprés para hacer frente a la crisis, pidió al ministro de Cultura y Deportes José Manuel Rodríguez Uribes medidas urgentes para paliar las enormes pérdidas económicas del sector. Sin embargo, la respuesta del ministro en su comparecencia de ayer no satisfacen en absoluto las demandas y hoy han hecho público la siguiente carta abierta al ministro:

 

Comunicado urgente de A.L.E.,Sindicato de Artistas Líricos de España

«‘Tristeza y decepción absoluta’ . Este es el título que define nuestro estado de ánimo tras la comparecencia, ayer, del Ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes.

No hay peor liderazgo que la ausencia del mismo, estimado Ministro. Desde ALE, hemos sido comprensivos, cercanos, condescendientes y pacientes con su gestión; nos hemos creído que su petición de propuestas al sector cultural de país iba encaminada a proponer medidas urgentes que paliasen los efectos devastadores que la crisis del Covid19 está teniendo sobre nuestro colectivo.

Pero hoy nos preguntamos ¿para qué? ¿Para qué las reuniones telemáticas para que le expusiésemos dichas propuestas, Sr. Ministro? ¿Para qué pedirnos le hiciésemos llegar Documentos, Medidas y Dosieres? Visto y Oído lo de ayer tal pareciese que fuera para sacarse fotos y publicarlas en redes porque, o no las ha leído, o ha hecho caso omiso de las mismas.

Tristeza y decepción, Sr. Rodríguez Uribes, al ver y oír ayer a un Ministro que claudica de sus obligaciones, como si buscase una palmadita en al hombro por no hacer ruido y no pedir cosas, renunciando a defender a aquellos que dependemos y estamos al amparo de su ministerio.

Los artistas y el mundo de la Cultura en general, no necesitamos nos recuerde que deben priorizarse en la Sanidad los recursos del país en estos momentos. Eso algo que comprendemos y defendemos porque también estamos enfermando y perdiendo familiares y amigos. Y, mientras esto nos pasa, sin trabajo ni ingresos, aún ofrecemos nuestro talento, nuestro arte, a la gente desde nuestros balcones o a través de nuestras redes para acompañarles y hacerles más llevadera la situación. ¡Fíjese nuestro nivel de solidaridad y compromiso!

Pero ello no significa que se abandone a su suerte a la Cuarta Industria del País; a 720.000 trabajadores de la Cultura con sus respectivas familias a quienes el cierre obligatorio de nuestros espacios de trabajo nos aboca a muchos meses sin percibir ingreso alguno, porque, y se lo hemos repetido hasta la saciedad, la singularidad de nuestro trabajo, intermitente, temporal, hace que nos vayamos a nuestras casas sin un euro por nuestros contratos cancelados y sin poder aplicar a ningún ERTE ya que más del 95% de los artistas españoles somos freelance.

Ya que Ud. mismo ha compartido en sus redes sociales sus contactos con otros Ministros de Cultura europeos, copie lo que están haciendo sus colegas en países como Francia, Austria o Alemania y ponga sobre la mesa dinero para paliar las consecuencias que las cancelaciones de espectáculos y el cierre de teatros está teniendo para los artistas. Esperar a que pase la emergencia para implementar esas ayudas será ya tarde, Sr. Ministro. No puede Ud. decirle eso a miles y miles de artistas que llevamos ya un mes casi sin ingreso alguno y cuyo horizonte, en la misma situación, será de varios meses ya.

¡No a la política de medidas de ‘Copia y Pega’, Ministro! Necesitamos liquidez, compensaciones económicas, porque Ud. seguirá cobrando su sueldo; podrá atender a sus pagos y obligaciones y cuidar de su familia, pero hay ya muchos compañeros que nos están llamando día a día desesperados porque ellos no tienen cómo hacerlo. Ante esto, nosotros, al igual que el resto de sindicatos, organizaciones y asociaciones culturales de nuestro país sólo podemos hacer una cosa: denunciar. Pero Ud. puede hacer mucho más: poner soluciones ya. Puede y Debe hacerlo Sr. Ministro.

Aún tiene tiempo de rectificar».