Tragedias y ópera documental

Beryl Korot y Steve Reich reflexionan sobre los sucesos trágicos del siglo XX vinculados con la tecnología en el inusual formato de 'docu-ópera'

28 / 02 / 2020 - Mario MUÑOZ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
El accidente del zeppelín Hindenburg en la base aeronaval de Lakehurst (New Jersey, 1937) © Wikipedia

Teatro Real
Beryl Korot & Steve Reich  THREE TALES
05, 06, 07_03 (Naves Matadero)

Ensemble vocal: Synergy Vocals. Dirección: Nacho de Paz. Operador de sonido: Norbert Ommer. Operador de vídeo: Johannes Bernstein (Big Cinema GMBH).

Era el final de la tarde de un 6 de mayo de 1937 cuando la base aeronaval de Lakehurst (New Jersey) vio acercarse al zeppelín Hindenburg tras su largo periplo atravesando el Atlántico. Soltadas ya las amarras, la ionización del aire provoco una descarga de electricidad estática en la atmósfera que hizo que el dirigible alemán se prendiera fuego desde la popa, y se consumiera como una cerilla en apenas unos segundos dejando más de treinta muertos y unas imágenes del accidente para el recuerdo. Fue el fin de los zeppelines como medio de transporte, y también el principio elegido por Steve Reich y Beryl Korot para su Three Tales, la ópera-documental digital en tres actos que estrenaran allá por 2002 y que llega este mes de marzo a las Naves Matadero, en coproducción con el Teatro Real.

Aunque toda ópera tiene mucho de retrato inconsciente de la época que la vio nacer, Three Tales deja las sutilezas y el lenguaje metafórico aparte para proponer un recorrido más inmediato por algunos de los sucesos fundamentales del pasado siglo, siempre vinculado con el avance tecnológico. Son tres relatos que no se centran tanto en la intimidad de sus personajes como en las connotaciones sociales de lo narrado, apoyados por la proyección de imágenes históricas y entrevistas. Durante el primer acto, la ya narrada explosión del Hindenburg, se proyectan las imágenes del accidente conjuntamente con otras referidas a la construcción y funcionamiento del dirigible, reforzadas por el lenguaje múltiple y de reiterada experimentación tímbrica de los últimos años de Reich.

"'Three Tales' se mueve con soltura en el territorio de la reflexión social, que si bien no es un enfoque novedoso en el mundo de la ópera, sí que se antoja fronterizo por el uso del montaje audiovisual y la interacción con los sonidos electrónicos y analógicos"

El segundo acto (Bikini) se traslada al Atolón Bikini de las Islas Marshall, en el Océano Pacífico, uno de los principales escenarios de los Pacific Proving Grounds, aquellos campos de pruebas nucleares estadounidenses que figuran hoy como deshabitados en las enciclopedias a cuenta del desplazamiento forzoso que sufrieron los indígenas de la zona durante dos décadas tras la Segunda Guerra Mundial. El tercer y último acto de esta docu-ópera, Dolly, narra los orígenes, tentaciones, riesgos y abismos que se abren ante el individuo en la era de la clonación genética, para confrontar el hallazgo científico con la necesidad de alma y trascendencia.

Three Tales se mueve con soltura en el territorio de la reflexión social, que si bien no es un enfoque novedoso en el mundo de la ópera, sí que se antoja fronterizo por el uso del montaje audiovisual y la interacción con los sonidos electrónicos y analógicos. El diseño visual cumple las funciones dramatúrgicas del montaje escénico, subrayado por las referencias musicales de Reich, algunas de ellas muy explícitas, como algún Leitmotiv del Anillo wagneriano. El resultado es profundo y certero en su revisión crítica del casi recién nacido estado tecnológico y de la ambición que le es inherente.

Serán 16 los solistas de la Orquesta Sinfónica de Madrid, dirigidos por Nacho de Paz, los encargados de dar vida al espectáculo, acompañados en directo por los Synergy Vocals y las proyecciones de Beryl Korot. Cuatro únicas sesiones entre el 5 y el 7 de marzo, en el Centro Internacional de Artes Vivas (Naves Matadero).– ÓA