Plácido Domingo abandona 'Macbeth' en el Met 11 horas antes de la primera función

El cantante deja el Metropolitan Opera House ante el aumento de las protestas de los trabajadores del coliseo neoyorquino y dice que no volverá

24 / 09 / 2019 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 3 min.

Print Friendly, PDF & Email
Plácido Domingo © Teatro Real / Javier del REAL

Plácido Domingo ha abandonado este martes 24 de septiembre la producción de Macbeth 11 horas antes de la primera de las tres funciones en las que estaba anunciado que iba a cantar en el Met de Nueva York, en el que iba a ser su regreso a los escenarios de Estados Unidos tras las denuncias de 20 mujeres que le acusaban de acoso sexual, informa el diario The New York Times. Domingo deja el Met y afirma que no volverá ante el aumento de las protestas de los trabajadores del teatro con los que el pasado sábado, en el ensayo general, se reunió el director del coliseo neoyorquino, Peter Gelb.

Plácido Domingo ha enviado un comunicado a The New York Times en el que dice: «Debuté en el Metropolitan de Nueva York a la edad de 27 años y he cantado en ese magnífico teatro durante 51 gloriosos años consecutivos. Aunque rechazo firmemente las acusaciones en mi contra y me preocupa el clima en el que algunas personas son condenadas sin un debido proceso, tras reflexionarlo, considero que mi presencia en esta producción de Macbeth podría distraer la atención del duro trabajo de mis colegas en el escenario y detrás del telón. Es por ello que he pedido rescindir mi contrato para estas funciones y agradezco a la dirección del Met haber aceptado mi petición».

Plácido Domingo ha anunciado que no regresará al Met. «Estoy feliz de que, a los 78 años, pueda cantar el maravilloso papel principal de Macbeth en el ensayo general, que considero mi última actuación en el escenario del Met», señaló. «Estoy agradecido a Dios y al público por lo que me han permitido lograr aquí en el Metropolitan Opera House». El barítono serbio Željko Lučić sustituirá a Domingo en las tres funciones que debía cantar de Macbeth.

Desde que Plácido Domingo inició los ensayos de Macbeth, el número de trabajadores del Met que habían manifestado la inconveniencia de que el cantante actuara en teatro había ido en aumento con el paso de los días hasta que el pasado sábado, en el ensayo general, el director del Met, Peter Gelb, se reunió con los miembros del coro y la orquesta que le manifestaron que la presencia de Domingo en el teatro ponía en duda el compromiso del Met con la protección de las mujeres en el entorno de trabajo y la prevención del acoso sexual.

Gelb restó importancia a las acusaciones de acosos sexual contra el cantante publicadas por la agencia Associated Press alegando que, salvo en dos casos, las denuncias eran anónimas y aseguró a los trabajadores que el Met no abriría ninguna investigación sobre el tema y que esperarían a tomar cualquier decisión a las conclusiones de la investigación iniciada por la Ópera de Los Angeles, de la que Plácido Domingo es director general desde 2003.

La Associated Press publicó el 13 de agosto los testimonios de nueve mujeres (ocho cantantes y una bailarina) denunciando haber sido acosadas sexualmente por Plácido Domingo desde los años ochenta y durante tres décadas. Posteriormente, el 5 de septiembre, en un nuevo reportaje de Associated Press once nuevas mujeres acusaban también a Domingo de acoso sexual, incluso en Europa, una ex trabajadora alemana de Sony, se sumó a las denuncias de acoso sexual contra el cantante en declaraciones a Der Spiegel.

En Estados Unidos, la Orquesta de Filadelfia y las óperas de San Francisco y Dallas reaccionaron a las denuncias cancelando las actuaciones de Domingo, mientras la Ópera de Los Angeles anunció una investigación y con posterioridad también el American Guild of Musical Artists.

En Europa ningún teatro ha cancelado los compromisos que Domingo tiene para cantar en ellos. Algunos incluso han mostrado su apoyo al cantante, que el pasado 25 de agosto en su regreso a los escenario en el Festival de Salzburgo fue aclamado por el público puesto en pie a su salida al escenario.- ÓA