Muere la soprano italiana Antonietta Stella a los 92 años

Destacó como intérprete de Verdi y Puccini durante las décadas de 1950 y 1960

23 / 02 / 2022 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Antonietta Stella en 'Madama Butterfly' en 1958 en el Met de Nueva York Antonietta Stella en 'Madama Butterfly' en 1958 en el Met de Nueva York © Metropolitan Opera House / Louis Melancon

La soprano italiana Antonietta Stella ha muerto este miércoles 23 de febrero a los 92 años. Destacada intérprete de Verdi y Puccini, fue una de las más importantes sopranos de las décadas de 1950 y 1960, aunque su coincidencia en el tiempo con Maria Callas y Renata Tebaldi, con repertorios similares de los de Stella, ensombreció su proyección mediática.

 

Antonietta Stalla era una soprano lírica con una amplia extensión de voz que le permitió abordar tanto papeles de soprano lírica como los de lírica spinto. Su voz, de notable belleza, poseía un timbre luminoso, aunque era capaz también de realizar claroscuros. Stella nació el 15 de marzo de 1929 en la ciudad italiana de Perugia, donde estudió en el Conservatorio Morlacchi antes de trasladarse a la Accademia di Santa Cecilia en Roma. En 1949 ganó el Concurso ENAL en Bolonia y en 1950 el del Teatro Experimental de Spoleto, lo que le permitió debutar ese mismo año con Il Trovatore.

Su progresión fue muy rápida. En enero de 1951 cantó por primera vez en la Ópera de Roma con La forza del destino junto a Mario Del Monaco obteniendo un gran éxito y, poco después, Il Trovatore. Tras debutar en Alemania, interpretó en la temporada 1951-52 el rol de Sieglinde en La Walkiria en Bolonia y Elisabetta de Tannhäuser en Génova.

© PICCAGLIANI

Antonietta Stella en 'Suor Angelica' en la temporada 1961-62 de La Scala de Milán

No tardó en debutar en los principales escenarios italianos, y tras interpretar con gran éxito en el Maggio Musicale Fiorentino la ópera de Verdi Aroldo, focalizó progresivamente su carrera hacia el repertorio verdiano al que posteriormente añadió Puccini y las óperas veristas. En La Scala de Milán hizo su debut en 1954 como Desdemona de Otello y al año siguiente hizo su primera aparición en el Covent Garden de Londres interpretando Aida, la misma ópera con la que se presentó en noviembre de 1956 en la Metropolitan Opera de Nueva York. Allí cantó regularmente hasta 1960 medio centenar de funciones de ocho papeles, entre ellos Butterfly, Tosca, Elisabetta di Valois, Violetta, Amelia y Leonora de La forza del destino. Particularmente emotiva era su versión de Madama Butterfly, con la que cosechó un gran éxito en 1958 en el Met y que también interpretó en numerosos teatros.

Continuó cantando por toda Italia hasta finales de la década de 1970, además de aparecer regularmente en los teatros de ópera de París, Bruselas y Viena cantando principalmente óperas de Verdi y Puccini. Sin embargo, desde mediados de la década de 1960 su voz había empezado a experimentar un progresivo deterioro, lo que le llevó a dejar de cantar muchos de los papeles dramáticos que tenía en su repertorio para interpretar otros menos pesados para su voz. En la década de 1970 ya solo interpretaba roles poco comprometidos con obras como Maria Antonietta de Terenzio Gargiulo (Roma, 1973) y Maria Stuart de Enzo De Bellis (Nápoles, 1974).

Grabó extensamente para varios sellos discográficos, incluida la entonces raramente escuchada Linda di Chamounix de Donizetti bajo la dirección de Tullio Serafin.

Tras su retiro de los escenarios se dedicó a la enseñanza del canto.- ÓA