Muere Hugues Gall, exdirector de la Opéra de París

El gestor operístico, que había sido también director del Grand Théatre de Genève, falleció a los 84 años

27 / 05 / 2024 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Hughes Gall Hugues Gall

Hugues Gall, exdirector de la Opéra de París y del Grand Théatre de Genève falleció en pasado sábado 25 de mayo en Niza a los 84 años, según informó la Académie des Beaux Arts de Francia, de la que formaba parte desde el 18 de diciembre de 2002. Gall fue una figura clave en la consolidación de la Opéra de la Bastilla y la modernización de la Opéra de París, a la que contribuyó a convertir en uno de los grandes coliseos líricos de Europa.

Hijo de un ingeniero bávaro que había huido de la Alemania nazi y de una enfermera francesa, Hugues Randolph Gall nació el 18 de marzo de 1940 en Honfleur (Normandía). La familia se mudó a Suiza tras la II Guerra Mundial y se instaló definitivamente en Lausana cuando Hugues Gall tenía 7 años. A los 12 su madre le llevó a un concierto en el que Wilhelm Furtwängler dirigía Beethoven. La música cautivó al niño que empezó a estudiar piano y violín y a cantar en un coro. Tras el bachillerato, ingresó en el Instituto de Estudios Politicos de París y estudió literatura alemana en la Universidad de la Sorbona.

Empezó su carrera en el mundo de la política en 1966 cuando entró en el Ministerio de Agricultura del que era titular Edgar Faure, que había sido abogado del negocio de su padre antes de la II Guerra Mundial. Faure se lo llevó con él cuando cambió el Ministerio de Agricultura por el de Educación. Allí, Gall ejerció como responsable de las enseñanzas artísticas. En colaboración con el compositor y director de orquesta Marcel Landowski, director de música del Ministerio de Cultura, creó el programa de bachillerato de música y el departamento artístico de la Universidad de Vincennes. En 1969 se incorporó al Ministro de Estado de Asuntos Culturales, donde fue nombrado secretario general de la asociación de Teatros Líricos Nacionales.

Hugues Gall en el jardín de la Fundación Claude-Monet de Giverny

Cuando en 1973 Rolf Liebermann fue nombrado director de la Opéra de París, Hugues Gall se convirtió en su adjunto. De allí pasó en 1980 al Grand Théatre de Genève donde fue el director durante 15 años hasta que en 1995 aceptó la dirección de la Opéra de París bajo la condición de tener las manos libres para poder hacer los cambios que consideraba necesarios. La gestión de Gall al frente del primer coliseo lírico francés no estuvo exenta de polémica, pero siguiendo la estela de Liebermann, reforzó el papel de la Opéra de París como uno de los grandes teatros de Europa. Aumentó la oferta hasta llegar a programar más de 350 representaciones por temporada y fomentó la política de encargos.

En julio de 2004 dejó la dirección de la Opéra de París y fue nombrado presidente de la junta directiva del Instituto para la Financiación del Cine y las Industrias Culturales, cargo que ocupó hasta 2010. De 2002 a 2008 presidió el jurado del Concurso Internacional de Canto de Toulouse. En marzo de 2008 fue elegido, por sus compañeros de la Academia de Bellas Artes, director de la Fundación Claude-Monet de Giverny y fue reelegido para este cargo, por un período de cinco años, en marzo de 2013.- ÓA