Muere el tenor italiano Marcello Giordani de un infarto a los 56 años

El cantante, que centró su carrera en las óperas de Verdi y Puccini, actuó durante tres décadas en los mejores teatros del mundo

05 / 10 / 2019 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 3 min.

Print Friendly, PDF & Email
Marcello Giordani

El tenor italiano Marcello Giordani ha muerto esta tarde a los 56 años en su casa de Monte Tauro en la ciudad de Augusta (Sicilia) a causa de un infarto. Giordano se sintió mal tras el almuerzo y ni su familia ni los médicos de la ambulancia que lo atendieron pudieron hacer nada por su vida. Giordani era un experimentado tenor de hermoso timbre y brillantes agudos que había centrado su carrera en las óperas de Verdi y Puccini y que durante tres décadas cantó en los mejores teatros de ópera del mundo.

De nombre verdadero Marcello Guagliardo, Giordani había cantado hace solo un mes el papel de Calaf de la ópera Turandot en el antiguo teatro de Taormina y en el teatro griego de Siracusa. Nacido en la ciudad siciliana de Augusta en 1963, empezó a estudiar canto en 1983 en Catania y posteriormente en Milán. En 1986 ganó el Concurso de Canto de Spoleto lo que le permitió debutar ese mismo año en el Festival dei Due Mondi cantando el Duque de Mantua de Rigoletto.

No tardó demasiado en despuntar y el dos años después, en 1988 debutó en el Teatro alla Scala de Milán cantando el Rodolfo de La Bohème y ese mismo año también en Estados Unidos, en la Ópera de Portland, interpretando el papel de Nadir de Les Pêcheurs de Perles. Se presentó en el Met de Nueva York por primera vez en 1993, con 30 años, cantando el rol de Nemorino de L’Elisir d’amore.

Ha cantado en el coliseo neoyorquino de forma regular hasta la temporada 2015-2016 y entró en la limitada lista de cantantes que han interpretado dos papeles en una misma jornada cuando el 22 de noviembre de 2008 cantó La damnation de Faust en una matinée y por la noche interpretó Madama Butterfly.

Marcello Giordani fue adaptando a lo largo de su carrera su repertorio a la evolución de su voz, pasando de tenor lírico a spinto y finalmente a tenor dramático. Empezó con el bel canto de Bellini y Donizetti y el lirismo del repertorio francés, para adentrase en Verdi, Puccini, las grandes óperas de Berlioz –La damnation de Faust y Les Troyens– y los títulos más representativos del verismo.

La discografía de Giordani incluye Jérusalem de Verdi (Philips); Benvenuto Cellini de Berlioz en una grabación en vivo del Met de 2003; y tres discos en solitario: Tenor Arias (Naxos), con arias de Bellini, Bizet, Donizetti, Mascagni, Rossini y Verdi; Sicilia Bella (VAI), una colección de canciones de compositores sicilianos; y Ti voglio tanto bene, con canciones napolitanas.

Entre su vídeografía destacan una Madama Butterfly con dirección de escena de Franco Zeffirelli del Festival Arena de Verona (2004); La Bohème en una producción de la Opernhaus Zürich (2005); La Gioconda en una producción del Teatro Bellini de Catania (2006); La forza del destino grabada en directo en el Teatro Comunale de Forencia (2007); y en cinco óperas transmitidas en directo desde el Met: Manon Lescaut (2008), Madama Butterfly (2009), Turandot (2009), Simon Boccanegra (2010) y La Fanciulla del West ( 2011).

En 2010 Marcello Giordani creó una fundación que lleva su nombre que ayuda a los jóvenes cantantes y en 2011 un concurso de canto anual que se celebra en Sicilia.- ÓA