NOTICIAS

ACTUALIDAD

Muere el legendario tenor alemán Peter Schreier

El cantante, de 84 años, fue una de las pocas estrellas líricas internacionales de la ex República Democrática Alemana

26 / 12 / 2019 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Peter Schreier Peter Schreier

El legendario tenor alemán Peter Schreier murió en Dresde ayer, día de Navidad, a los 84 años, según ha informado hoy su secretario. Schreier fue un gran especialista en papeles mozartianos, sobresalió como Loge en El anillo del Nibelungo y defendió desde los escenarios a capa y espada la ópera de Hans Pfitzner Palestrina. El tenor fue la principal estrella lírica de la desaparecida República Democrática Alemana (RDA) y jamás tuvo problemas para desarrollar una brillante carrera internacional en los principales coliseos líricos del mundo.

Desde 1970, Peter Schreier compaginó el canto con la dirección de orquesta, faceta que intensificó cuando en 2000, a los 65 años, dejó de cantar en los escenarios líricos y en 2005 se retiró definitivamente como cantante.

Peter Schreier nació el 29 de julio de 1935 en Meissen (Sajonia). Pasó sus primeros años en el pequeño pueblo de Gauernitz, a orillas del Elba, donde su padre era maestro, cantor y organista. En junio de 1945, pocos meses después del bombardeo que destruyó Dresde, entró en el Coro de niños de la Kreuzkirche, en la capital del Estado de Sajonia, que acabada de restablecerse. Schreier no tardó en destacar y el director del coro le confió numerosas partes como solista.

Cuando en la adolescencia cambió la voz se convirtió en tenor y decidió estudiar música. Se formó en canto y en dirección coral y orquestal en el Conservatorio de Dresde. Debutó profesionalmente en el verano de 1959 cantando el papel del Primer prisionero del Fidelio de Beethoven, al que siguieron los papeles de Belmonte en El rapto en el serrallo y Tamino de La flauta mágica, ambas de Mozart.

En 1963 entró en la compañía de la Staatsoper Unter den Linden de Berlín y a partir de 1966 fue invitado regularmente a cantar en la Staatsoper Wien. Ese mismo año debutó en el Festival de Bayreuth interpretando el personaje de joven marinero en Tristan und Isolde, bajo la dirección musical de Karl Böhm. Al año siguiente hizo su debut en el Festival de Salzburgo, donde fue invitado regular los siguientes 25 años.

Peter Schreier

Peter Schreier cantó en los principales coliseo líricos –Metropolitan Opera House de Nueva York, Royal Opera House Covent Garden de Londres, Teatro alla Scala de Milán…– y festivales, pero nunca abandonó la RDA. «Me perdería algo importante si no pudiera vivir en Dresde», dijo en una ocasión al respecto.

Además de su carrera operística, Peter Schreier fue un destacado intérprete de Lied y de la música vocal de Bach. Desde 1970 compaginó el canto con la dirección de orquesta, especializándose en la obra de Bach, Händel, Haydn y Mozart. En los oratorios de Bach, a menudo interpretaba el papel de Evangelista a la vez que dirigía la orquesta.

Despedida como cantante

De hecho, su despedida como cantante fue interpretando el Oratorio de Navidad de Bach en Navidad de 2005 en Praga, en su doble condición de cantante y director de orquesta. Cinco años antes había abandonado los escenarios líricos cantando por última vez el papel de Tamino de La flauta mágica. Justificó su despedida asegurando que a los 65 años ya no podía interpretar más a un joven príncipe.

Peter Schreier deja un ingente legado discográfico como cantante y director de orquesta, con especial protagonismo de las óperas de Mozart en grabaciones dirigidas por Karl Böhm y Nikolaus Harnoncourt, de la música de Bach y Lieder.- ÓA

NOTICIAS RELACIONADAS