Muere el gran compositor operístico de Estados Unidos Carlisle Floyd a los 95 años

Creó un estilo propiamente americano de componer ópera inspirándose en el folclore y las tradiciones de la música religiosa

01 / 10 / 2021 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Carlisle Floyd Carlisle Floyd

Carlisle Floyd, considerado el  más importante de los compositores de ópera de Estados Unidos, murió el 30 de septiembre en Tallahasse, capital del estado de Florida. Compositor y libretista de sus propias óperas, Floyd logró crear un estilo propio genuinamente americano inspirándose en el folclore de Estados Unidos y las tradiciones de música religiosa. Desde su primera ópera, Slow Dusk, estrena 1949 en Syracuse, se ganó el favor del público y la crítica con los que ha contado en las 12 óperas que compuso, la última, The Prince of Players, estrenada en 2016 en la Houston Gran Opera. Con su tercera ópera, Susannah, escrita cuando estaba en la Universidad, alcanzó la fama. La obra fue estrenada la Universidad del Estado de Florida en 1955, al año siguiente llegó a Nueva York, donde se presentó en la temporada de la New York City Opera, y forma parte del repertorio en Estados Unidos; es la segunda ópera americana más representada después de Porgy and Bess. En Europa, Susannah se estrenó en Bruselas en 1958 y su estreno en España tuvo lugar el 16 de octubre de 2010 en el marco de la temporada lírica de la ABAO Bilbao Opera y contó con la presencia del propio compositor.

Carlisle Floyd siempre escribió los libretos de sus propias óperas, cuyos temas se han centrado principalmente en las secuelas de la Guerra Civil estadounidense, la Gran Depresión y el fundamentalismo en las zonas rurales de Estados Unidos, en especial del sur. Sus óperas se representan regularmente en los teatros de Estados Unidos, pero apenas son conocidas en Europa.

Carlisle Floyd nació el 11 de junio de 1926 en Latta, en el estado de Carolina de Sur. Su madre, Ida, fue su primera profesora de piano y su objetivo era convertirse en concertista de piano y para ello estudió con grandes maestros como Ernst Bacon, Sidney Foster y Rudolf Firkusny, pero su amistad con directores de orquesta, actores, bailares y directores teatrales le llevó a intoducirse en el mundo de la ópera. Durante 30 años fue profesor de composición en la Universidad del Estado de Florida, en Tallahasse. En 1977 cofundó el Houston Opera Studio y aceptó la cátedra M.D. Anderson a la Universidad de Houston, cargo que ocupó hasta su jubilación en 1996. Como profesor de composición ha contribuido a transmitir su visión de la música contemporánea a las nuevas generaciones.- ÓA