Muere el bajo-barítono donostiarra Alfonso Echeverría a los 70 años

El cantante compaginó la ópera con los conciertos, el 'Lied' y la enseñanza del canto

22 / 05 / 2021 - Lourdes MORGADES - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Alfonso Echeverría Alfonso Echeverría

El bajo-barítono donostiarra Alfonso Echeverría murió el 19 de mayo en Pamplona a los 70 años. Licenciado en Derecho, estudió cantó en Madrid y amplió su formación en Viena, donde debutó en 1981 en la Staastoper Wien. Compaginó su carrera de cantante de ópera con los conciertos, recitales de Lied y la docencia como profesor de canto.

Alfonso Echeverría-Torres Tovar nació el 31 de diciembre de 1950 en San Sebastián. Estudió Derecho en la Universidad Complutense de Madrid a la vez que se formaba como cantante en el Conservatorio Superior de Música de la capital de España con Sofía Pérez Santos y Lola Rodríguez de Aragón. Después de presentarse a diversos concurso de canto, se trasladó a Viena donde entre 1979 y 1982 amplió su formación en la Hochschule für Musik und Darstellende Kunst con el tenor Anton Dermota.

Al tiempo que perfeccionaba su técnica, empezó cantar en la Ópera de Cámara de Viena y a partir de 1981 en la Wiener Staastoper, donde debutó el 16 de febrero cantando la Misa de Bernstein bajo la dirección del propio compositor. Posteriormente interpretó pequeños papeles y comprimarios en las óperas Ariadne auf Naxos, La Traviata, Carmen, Il barbiere di Seviglia, Tosca, La forza del destino, Don Carlo y Der Besuch der alten Dame (La visita de la vieja dama) de Gottfried von Einem, que interpretó bajo la batuta de Karl Böhn, Herbert von Karajan, Julius Rudel y Hors Stein.

Alfonso Echeverría

Cantó regularmente en los coliseos líricos de Berlín, Hamburgo, Milán, Nueva York, Washington, Londres y París, a la vez que en España era requerido en las temporadas de la ABAO Bilbao Ópera, el Teatro de La Zarzuela, el Gran Teatre del Liceu, el Teatro Real, así como en los principales festivales españoles.

En 1991 participó en la primera ópera que se representó en el Teatro de La Maestranza de Sevilla, Rigoletto; el 11 de octubre de 1997, en la reinauguración del Teatro Real de Madrid con La vida breve de Falla; y en 1998 participó en la inauguración del nuevo Teatro Piccolo de Milán donde cantó el papel de Don Alfonso en cuarenta representaciones de Così fan tutte en la última producción dirigida escénicamente por Giorgio Strehler. Fue invitado a cantar en el cincuentenario de la Quincena Musical Donostiarra donde interpretó a Don Quijote en El retablo de maese Pedro de Falla, dirigido por Cristóbal Halffter.

Compaginó su carrera como cantante de ópera con conciertos, recitales de Lied y la docencia ejerciendo como profesor en la Escuela de Canto Eugenia Echarren de Pamplona, de la que fue director.

Alfonso Echeverría participó en más de una veintena de grabaciones discográficas y videográficas realizadas en directo y en estudio de las que destacan Doña Francisquita (Auvidis, 1994) con María Bayo y Alfredo Kraus dirigidos por Antoni Ros-Marbà; Mendi Mendiyan (Marco Polo, 2001) de Usandizaga con dirección de Juan José Mena, y La vida breve (Naxos, 2002), con Ana María Sánchez, Vicente Ombuena y Alicia Nafé dirigidos por Maximiliano Valdés.

En 2010 fue sometido a un trasplante de hígado, realizado en la Clínica universitaria de Navarra, del que se recuperó favorablemente.– ÓA