María José Moreno lleva su Lucia di Lammermoor al Gran Teatro de Córdoba

La soprano granadina encabeza el reparto en esta coproducción andaluza que cuenta también con las voces de Moisés Marín, Javier Franco y Manuel Fuentes

22 / 03 / 2022 - Antoni COLOMER - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
latabernera-zarzuela-operaactual (2) La soprano María José Moreno como protagonista de 'La tabernera del puerto' © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Javier Franco / operaactual.com El barítono Javier Franco © Ópera de Oviedo

Córdoba

Gran Teatro

Donizetti: LUCIA DI LAMMERMOOR

25, 27_3

Lucia di Lammermoor: María José Moreno. Sir Edgardo de Ravenswood: Moisés Marín. Lord Enrico Ashton: Javier Franco. Raimondo Bidebent: Manuel Fuentes. Lord Arturo Bucklaw: José Manuel Montero. Alisa: Lucía Tavira. Normanno: Raúl Jiménez. Orquesta de Córdoba. Coro de Ópera de Córdoba (Director del Coro: José María Luque). Dirección musical: Carlos Domínguez Nieto. Dirección de escena: Francisco López.

 

El próximo 25 de marzo subirá a las tablas del Gran Teatro de Córdoba uno de los títulos capitales de la ópera romántica italiana, Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti. Lo hará en una puesta en escena firmada por Francisco López fruto de una coproducción con otro teatro andaluz, el Villamarta de Jerez. 

Lucia di Lammermoor, una de las obras maestras de Gaetano Donizetti, simboliza, más que ninguna otra de su catálogo, la irrupción en Europa de una nueva estética musical, teatral y, por tanto, también operística: el Romanticismo. El año 1830 Victor Hugo estrena una pieza teatral revolucionaria, Hernani, en un París que está descubriendo a William Shakespeare y despidiendo a Gioachino Rossini, que ese mismo año estrena su testamento operístico, Guillaume Tell. Un momento, pues, clave que supone la bisagra entre el mundo que se acaba y otro que empieza.

El Romanticismo se adueñará de la ópera –encarnado primero en el bel canto romántico– y el conflicto entre individuo y sociedad pasará a convertirse en centro temático de las más grandes creaciones operísticas del momento. Tanto Bellini como Donizetti, máximos representantes italianos de esta tendencia, articulan ese discurso a través de autores como Walter Scott, recuperador de un medievalismo de claro aliento romántico. Lucia di Lammermoor es una obra de enconados contrastes íntimos” apunta el director escénico Francisco López, “de una apariencia clásica, poco evolucionada en sus formas (belcantistas) y en su estructura (tradicional) que esconde una humana sensibilidad capaz de presentarnos –a poco que escarbemos– unos personajes y unos conflictos reconocibles, cercanos, universales: de rabiosa actualidad, por tanto”.

La soprano María José Moreno es una de las intérpretes españolas del personaje protagonista más destacadas de los últimos años. “Lucia está conmigo desde los inicios de mi carrera y sigue adaptándose perfectamente a mis características. Pese a que mi voz ha ganado en cuerpo y centro con el paso de los años, sigo considerándome una soprano lírico-ligera». En declaraciones a ÓPERA ACTUAL, la soprano andaluza añade que se siente “cómoda en todo tipo de repertorios, desde Mozart hasta la ópera francesa, pero es cierto que el bel canto ha tenido un peso importante en mi carrera. Creo que Rossini y Donizetti son los dos compositores que más he interpretado en escena y, en el futuro, me gustaría incorporar más títulos de este último a mi repertorio, como los de la trilogía Tudor”.- ÓA