'Luisa Fernanda', el feliz regreso de un clásico

La obra maestra de Moreno Torroba en la producción de Davide Livermore aterriza por fin en el Teatro de La Zarzuela

23 / 01 / 2021 - Mario MUÑOZ - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Luisa Fernanda Una escena de la nueva producción de 'Luisa Fernanda' en Madrid © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Luisa Fernanda Una escena de la nueva producción de 'Luisa Fernanda' en Madrid © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Luisa Fernanda Una escena de la nueva producción de 'Luisa Fernanda' en Madrid © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL
Luisa Fernanda Boceto escenográfico de una escena de 'Luisa Fernanda' en la nueva producción de Davide Livermore © Estudio Gio Forma
Luisa Fernanda Boceto escenográfico de una escena de 'Luisa Fernanda' en la nueva producción de Davide Livermore © Estudio Gio Forma
Luisa Fernanda Boceto escenográfico de una escena de 'Luisa Fernanda' en la nueva producción de Davide Livermore © Estudio Gio Forma
Luisa Fernanda Boceto escenográfico de una escena de 'Luisa Fernanda' en la nueva producción de Davide Livermore © Estudio Gio Forma

Teatro de La Zarzuela
Moreno Torroba: LUISA FERNANDA
28, 29, 30, 31_01, 03, 04, 05, 06, 07, 10, 11, 12, 13, 14_02

Luisa Fernanda: Yolanda Auyanet / Maite Alberola. Vidal Hernando: Juan Jesús Rodríguez / Javier Franco. Javier Moreno: Jorge de León / Alejandro del Cerro. Carolina: Rocío Ignacio / Leonor Bonilla. Doña Mariana: María José Suárez. Rosita: Nuria García-Arrés. Don Florito: Emilio Sánchez. Luis Nogales: Antonio Torres. Aníbal: Didier Otaola. Jeromo: Rafael Delgado. Bizco Porras: César Diéguez. Orquesta de la Comunidad de Madrid. Coro Titular del Teatro de La Zarzuela (Dirección: Antonio Fauró). Dirección: Karel Mark Chichon / David Gómez-Ramírez. Dirección de escena: Davide Livermore.

 

Hubo un tiempo en el que ninguna compañía de zarzuela que tuviese esperanzas de sobrevivir podía arrancar la temporada sin el empuje de Luisa Fernanda. Preferida del público, simbólica en cualquier tiempo y lugar al que se la traslade, la obra de Moreno Torroba aterriza en Madrid con la novedad de la mirada de Davide Livermore, un esteta de la escena que se define a sí mismo como alguien «educado en la belleza».

A mediados de marzo de 1932 decía El Heraldo de Madrid –en su Sección de Rumores– que los «aplaudidos» autores Guillermo Fernández Shaw y Federico Romero andaban ensayando en el Teatro Calderón su nuevo libro, Luisa Fernanda, con música de Federico Moreno Torroba. Acababa la nota con «ambos elementos y el crédito de la compañía lírica titular de dicho coliseo auguran un gran éxito». Se auguraba, pero no tanto: tras el estreno el día 26 de marzo fueron 158 representaciones ininterrumpidas las que alcanzó esta comedia lírica en tres actos que viajó como pocas al otro lado del Atlántico y que acabó de consagrar a un ya más que reconocido y cuarentañero Moreno Torroba.

"Luisa Fernanda, con su desvelo por Javier y su camino al exilio entre Madrid y Extremadura, acaba por convertirse en una heroína de comedia griega"

Tal vez la clave del éxito no esté solo en la inspirada música ni en el equilibrio dramático del libreto, sino también en la verosimilitud de ese marco revolucionario de 1868 y la manera en la que se imbrica lo épico con lo romántico, o más concretamente, la responsabilidad social frente al anhelo personal. Luisa Fernanda, con su desvelo por Javier y su camino al exilio entre Madrid y Extremadura, acaba por convertirse en una heroína de comedia griega, atrapada entre las barricadas y la ambigüedad de un final muy alejado del lieto fine al uso.

La aristocracia decadente de la que habla el libreto y la pervivencia de todo lo tradicional son los elementos que mejor traslada el director de escena italiano Davide Livermore a las tablas del coliseo madrileño, en lo que supone su esperado debut en el mundo de la zarzuela antes de que marche al Maggio Musicale Fiorentino para su Rigoletto. La acción avanzará medio siglo, para situarse en el año 1915 tras la Guerra de Marruecos, con escenarios a caballo entre la cotidianeidad y la blancura de las sábanas tendidas y el embeleso del Cine Doré.

Yolanda Auyanet

Buena parte del peso de la obra recae en el papel de Luisa Fernanda, la protagonista, que estará repartido entre dos perfiles muy distintos de cantante: Yolanda Auyanet y Maite Alberola. La soprano canaria vuelve a una ciudad que la ha visto triunfar como Imogene en Il pitata, Liù en Turandot o Mimì en La Bohème, y eso tan solo en el último par de años. «Tengo una relación de amor recíproco con la ciudad de Madrid, que empezó con mi debut como Violetta en este mismo escenario en La Traviata de 1995″, comenta Yolanda Auyanet a ÓPERA ­ACTUAL, «aunque he tenido también largos lapsos de tiempo sin actuar aquí. Me encanta volver con un personaje como Luisa Fernanda porque, como todas las protagonistas líricas, es una mujer atormentada, esclava de la batalla entre el enamoramiento hacia una persona que no es digna de ella y la presión de otra que la ama de verdad. Está abrumada también por el paso de un tiempo que se le escapa entre los dedos, un tiempo entendido como se entendía en otra época. Yo la tomo en un momento en el que me cuesta darle ingenuidad, creo que ella es consciente de que se equivoca en su entrega».

Esta nueva producción de Luisa Fernanda que firma Livermore fue uno de los aplazamientos del principio de la pandemia, recolocándose de manera inmediata desde aquel abril inicial en el centro del huracán a este mes de enero. Auyanet defiende su reprogramación en La Zarzuela: «Es que es una obra necesaria, el Sonrisas y Lágrimas de cualquier Navidad», ironiza la soprano canaria. «Da igual que la hayas visto mil veces, sigue siendo uno de los títulos más inspirados del repertorio, muy refinado en lo musical, sin dejar de lado lo popular, y con una especie de casticismo muy elegante. Es un título necesario para contribuir a la alegría del público, porque defiende una idea necesaria de amor incondicional y eterno. La zarzuela nos hace falta para darnos cuenta, en un mundo tan superficial como el que estamos viviendo, de qué es lo que realmente cuenta en la vida. Los errores, cuando son por amor, están bien hechos. Es un mensaje importante siempre, pero más en estos tiempos», concluye.

El resto del doble reparto lo completan grandes nombres, como Juan Jesús Rodríguez y Javier Franco (Vidal Hernando), Rocío Ignacio y Leonor Bonilla (Carolina) o Jorge de León y Alejandro del Cerro (Javier). En la dirección musical se alternarán Karel Mark Chichon y David Gómez-Ramírez. No es que Luisa Fernanda vuelva, es que nunca llegó a irse…– ÓA