'Los Gavilanes' vuelven al Campoamor

La zarzuela de Guerrero, una de las favoritas del público del Campoamor a lo largo de los años, regresa tras una década

17 / 02 / 2022 - Pablo GALLEGO - Tiempo de lectura: 5 min

Print Friendly, PDF & Email
Gavilanes La Zarzuela / operaactual.com 'Los gavilanes', en el Teatro de La Zarzuela de Madrid © Teatro de La Zarzuela / Javier DEL REAL

Oviedo

Festival de Teatro Lírico Español
Guerrero LOS GAVILANES
24, 26_02 (Teatro Campoamor)

Juan: Àngel Òdena. Adriana: Carmen Solís. Gustavo: José Bros. Rosaura: Beatriz Díaz. Clariván: Lander Iglesias. Renata: Mª José Suárez. Triquet: Esteve Ferrer. Leontina: Marisa Vallejo. Camilo: Enrique Baquerizo. Nita: Bárbara Fuentes. Emma: Sagrario Salamanca. Antón: Enrique Dueñas. Marcelo: Alfonso Zorroza. Jorge: Luis Alija. Orquesta Oviedo Filarmonía. Coro Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo (Dirección: José Manuel San Emeterio). Dirección musical: Miguel Ángel Gómez Martínez. Dirección de escena: Mario Gas.

 

La zarzuela de Guerrero, una de las favoritas del público del Campoamor a lo largo de los años, regresa tras una década, esta vez con dos funciones y un reparto comandado por Ángel Ódena, Carmen Solís, José Bros y Beatriz Díaz. Y aunque Los Gavilanes es la primera zarzuela de esta 29ª edición del Festival de Teatro Lírico Español de Oviedo, la realidad es que el ciclo se inaugurará, el día 12, con la nueva sección Off Zarzuela, y la recuperación de la revista angloespañola The Land of Joy.

Sea por la temática de la emigración, tan próxima al corazón de los asturianos; o por romanzas imprescindibles del género lírico español, como las bellísimas “Flor roja” o “Mi aldea”, lo cierto es que Los Gavilanes, la zarzuela creada por Jacinto Guerrero y José Ramos Martín, es una de las grandes favoritas del público que, cada temporada, agota las localidades del Festival de Teatro Lírico Español de Oviedo cuando se integra en la programación. Y en esta edición, a las puertas de celebrar en 2023 el 30.º aniversario del ciclo, Los Gavilanes vuelan de nuevo en el Teatro Campoamor días después de ese arranque insólito con The Land of Joy, opereta de Joaquín Valverde que el 12 de febrero inauguraba el certamen con la nueva sección Off Zarzuela.

Para este esperadísimo regreso, tras diez años ausentes de las tablas del coliseo ovetense –quizá por un exceso en su programación en las dos décadas anteriores–, la historia de la vuelta al hogar del indiano Juan podrá verse en la nueva producción del Teatro de La Zarzuela, con la que el coliseo madrileño abrió esta temporada. El barítono Àngel Òdena, el tenor José Bros –Premio ÓPERA ACTUAL en 2012, ver entrevista en este enlace–, y las sopranos Carmen Solís y Beatriz Díaz lideran el reparto.

"La dirección de escena de Mario Gas expone, de forma nítida, la ilusión que inunda al pueblo cuando Juan vuelve a su tierra ya rico y poderoso"

El enganche está en la música, con una partitura que se las trae, pero de una belleza innegable, popular y que, desde el primer minuto, te atrapa”, explica el “gavilán” Òdena, que debuta la parte en Oviedo. Una historia de reencuentro con las raíces “que pudo ocurrir en cualquier sitio de España, con Asturias como ejemplo de tradición indiana”, considera, aunque el libreto sitúa la acción en una aldea sin nombre de la Provenza francesa, a la que Ezio Frigerio hace un guiño en su escenografía. La dirección de escena de Mario Gas expone, de forma nítida, la ilusión que inunda al pueblo cuando Juan vuelve a su tierra ya rico y poderoso, pero también refleja los temores que afloran cuando el mismo Juan enloquece por un deseo irracional sobre Rosaura, la hija de su antiguo amor.

Esta zarzuela nos deja una importante reflexión: que no todo se puede comprar con dinero”, asevera Beatriz Díaz, la paloma objeto de los pasionales intereses del indiano, que se muestra convencida de que el público de ambas funciones –los días 24 y 26 de febrero– “saldrá tarareando del teatro”. La soprano regresa al rol de Rosaura, “que hace años ya tuve la oportunidad de interpretar, precisamente en el Teatro Campoamor, desde otra perspectiva y ahora con mayor bagaje”. Un papel, añade, “que está presente a lo largo de toda la zarzuela”, en un arco musical y argumental “que pasa de la frescura del inicio a la amargura” que amenaza el final feliz de su amor por Gustavo, el tenor José Bros.

Envidiable programación

El maestro Miguel Ángel Gómez Martínez estará al frente de la dirección musical de estos Gavilanes, con la orquesta y coro titulares del Festival, Oviedo Filarmonía y la Capilla Polifónica Ciudad de Oviedo, como “base esencial de una programación envidiable, y que espero que perdure, aunque en el caso de la zarzuela se lleve ya años con menos títulos y funciones”, recuerda Àngel Òdena; “espero que se recuperen”.

© Teatro de La Zarzuela / Elena DEL REAL

En primer plano la soprano Leonor Bonilla y el tenor Alejandro del Cerro en 'Los Gavilanes'

Es una verdadera lástima que solo sean el Teatro de La Zarzuela y el Campoamor los que programan este repertorio de forma estable, obras que se ven esporádicas en otros escenarios. Es algo que tendría que analizarse seriamente por parte del Ministerio”, opina el barítono tarraconense. “¿Por qué en Barcelona no hay una temporada de zarzuela, cuando hay muchos títulos que incluso vivieron su estreno allí y habiendo público para ello?”, se pregunta.  “No hay solo que recuperar teatros, sino llenarlos de contenido, dando vida a muchos profesionales; eso sí que sería impulsar nuestra música”, sentencia.– ÓA