La Zarzuela recupera en escena ‘Gal·la Placídia’, de Jaume Pahissa

A 110 años de su estreno, el coliseo madrileño devuelve a la actualidad la ópera catalana con Maribel Ortega, Antoni Lliteres, Carles Pachón, Carol García y Simón Orfila

05 / 03 / 2024 - A. C.-P. - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
El compositor Jaume Pahissa en 1916 © jaumepahissa.org

Madrid

Teatro de La Zarzuela

MAR / 08, 10

Gal·la Placídia: Maribel Ortega. Vernulf: Antoni Lliteres. Ataülf: Simón Orfila. Sigeric: Carles Pachón. Llèdia: Carol García. Vèlia: Carlos Daza. Varogast: Marc Sala. Orquesta de la Comunidad de Madrid y Titular del Teatro de La Zarzuela. Coro del Teatro de La Zarzuela (Dir.: Antonio Fauró). Dirección musical: Christoph König.

 

El Teatro de La Zarzuela recupera la ópera Gal·la Placídia, de Jaume Pahissa, que no se escucha desde 1933, en dos funciones en versión de concierto, dirigidas por Christoph König. La obra, con libreto en catalán inspirado en la obra homónima de Àngel Guimerà, cuenta con un reparto formado por Maribel Ortega, Antoni Lliteres, Simón Orfila, Carles Pachón, Carol García, Carlos Daza y Marc Sala.

En dos funciones los días 8 y 10 de marzo, el público del Teatro de La Zarzuela de Madrid podrá disfrutar de Gal·la Placídia, una ópera en tres actos del compositor catalán Jaume Pahissa, prácticamente inédita en las programaciones líricas de España, que se recupera ahora a 110 años de su estreno. Se presentará en versión de concierto, bajo la lectura musical de Christoph König, y el reparto estará integrado por los cantantes Maribel Ortega (Gal·la Placídia) Antoni Lliteres  (Vernulf), Simón Orfila (Ataülf), Carles Pachón (Sigeric), Carol García (Llèdia), Carlos Daza (Vèlia) y Marc Sala (Varogast). La programación de esta ópera se enmarca en el objetivo prioritario del Teatro de La Zarzuela que, como infraestructura pública, pretende rescatar del olvido grandes obras del patrimonio lírico nacional. Además, forma parte también del empeño de acabar con la falsa idea de que la zarzuela solo es madrileña, reivindicando la producción lírica de las diferentes regiones de España, con toda la riqueza de sus lenguas y culturas.

El compositor, profesor y musicógrafo Jaume Pahissa es una de las personalidades más destacadas de la creación musical española de la primera mitad del siglo XX, autor de óperas como Marianela, recuperada en el Teatro de La Zarzuela hace tres años (ver crítica en este enlace). Estrenada en 1913 en el Gran Teatre del Liceu, Gal·la Placídia, con libreto en lengua catalana del propio compositor basado en la obra de Àngel Guimerà, de quien este año se celebra el centenario, es una partitura muy personal, con una orquestación de altísimo nivel. Pahissa parte de Felipe Pedrell (de quien La Zarzuela acogió asimismo en septiembre de 2022 el estreno absoluto de La Celestina (ver crítica en este enlace) y de la gran tradición wagneriana vivida en Cataluña, pero también de Strauss, a quien conoció y valoraba especialmente, y hasta del Expresionismo, a pesar de su opinión sobre Schönberg. Así, el propio Pahissa reconoce que “la influencia formidable de Wagner pesa sobre mí, y encaminó mis pasos por el drama lírico, como ha tiranizado y dirige aún hoy a cuantos después de él han compuesto”.

Gal·la Placídia narra la historia de la hija del emperador romano Teodosio I, un personaje histórico de la Barcelona del siglo V, protagonista de una trágica trama de amor, traición y venganza. El estreno representó un auténtico impacto en la cultura catalana. La prensa del momento recogía las numerosas noticias, discusiones y reflexiones provocadas por la obra. Unas palabras de un conocido crítico de la época, Adolfo Marsillach, en El Liberal, indican la transcendencia del estreno: “Gala Placidia es la ópera de un coloso de la música, la revelación de un genio musical destinado a escribir obras portentosas”.– ÓA