La Wiener Staatsoper abre la temporada sin 'bravos' y con distancia social

La producción de Anthony Minghella de 'Madama Buttefly' inaugura la nueva etapa del coliseo vienés bajo la dirección de Bogdan Roščić

08 / 09 / 2020 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 3 min.

Print Friendly, PDF & Email
Wiener Staatsoper Asmik Grigorian en 'Madama Butterfly' que ha inaugurado la temporada de la Wiener Staatsoper © Wiener Staatsoper / Michael PÖHN

Con la producción de Madama Butterfly de Anthony Minghella, estrenada en 2005 por la English National Opera en coproducción con la Metropolitan Opera House de Nueva York, la Wiener Staatsoper inauguró anoche su temporada 2020-2021 y primera de Bogdan Roščić como nuevo director del coliseo vienés en sustitución de Dominique Meyer. La inauguración de temporada también supuso el debut del nuevo director musical del teatro en el foso, el suizo Philippe Jordan y la implementación de las medidas de seguridad en el teatro que imponen distancia social, el uso de mascarilla y la prohibición de gritar «bravos». La producción de Minghella de Madama Butterfly, protagonizada por la soprano Asmik Grigorian y el tenor Freddie De Tommaso, sustituye a la clásica Butterfly de Josef Gielen estrenada en la Wiener Staatsopera en 1957 y de la que el teatro ha ofrecido 393 representaciones.

Esta es la primera de una serie de antiguas producciones que Bogdan Roščić ha planificado sustituir a lo largo de esta nueva temporada y las próximas. Para este nuevo curso se han previsto 10 nuevas producciones en Viena. A la ya citada Butterfly de Mighella hay que añadir Un rapto en el serrallo (12 de octubre) con dirección de escena de Hans Neuenfels y el mismo equipo con el que dirigió la ópera de Mozart para la Staatsoper Sttutgart en 1998; Eugene Onegin (27 de octubre) con dirección de escena de Dmitri Tcherniakov con el mismo equipo con el que dirigió la ópera de Chaikovsky para el Teatro Bolshoi en 2008; Das verratene Meer (El mar traicionado) de Hans Werner Henze (15 de diciembre) con dirección de escena del tándem Jossi Wieler y Sergio Morabito y dirección musical de Simone Young.

En 2021 las nuevas producciones que presenta la Wiener Staatsoper son Carmen (6 de febrero) en el montaje de Calixto Bieito que desde su estreno en el Festival de Peralada en agosto de 1999 se ha representado en una treintena de teatros en todo el mundo; La Traviata (4 de marzo) en coproducción con la Opéra de París que ya inauguró la temporada pasada del coliseo parisino dirigida escénicamente por Simon Stone; Parsifal (1 de abril) con Jonas Kaufmann, Ludivic Tézier y Elīna Garanča y dirección del escena del ruso Kirill Serebrennikov, condenado el pasado 26 de junio a tres años de cárcel por un supuesto delito de fraude con fines de enriquecimiento personal; Faust (23 de abril) con dirección de escena de Frank Castorf con el mismo equipo de la producción que la ópera de Gounod que estrenó en la Staatsoper Stuttgart en noviembre de 2016; L’incoronazione di Poppea (22 de mayo) en la producción estrenada por el Festival de Salzburgo el 12 de agosto de 2018 con dirección de escena del coreógrafo Jan Lauwers y musical de Pablo Heras-Casado; y Macbeth (10 de junio) en la producción de Barrie Kosky estrenada por la Opernhaus de Zúrich en 2016.- ÓA