Calixto Bieito regresa a la Ópera de Zúrich en la temporada 2022-23

El nuevo curso del teatro suizo abarcará desde Cavalli a George Benjamin en un desfile de grandes propuestas escénicas y musicales, con 10 nuevas producciones y la continuación del 'Ring' wagneriano

28 / 03 / 2022 - Albert GARRIGA - Tiempo de lectura: 5 min

Print Friendly, PDF & Email
Opernhaus de Zúrich La sala de la Opernhaus de Zúrich © Opernhaus Zürich / Dominic BÜTTNER

La continuación del nuevo Ring (con Die Walküre y Siegfried con el tándem Homoki–Noseda) marca la nueva temporada de la Opernhaus Zürich que incluye 10 nuevas producciones con el retorno estelar de Sondra Radvanovsky a la casa (Turandot y Tosca) y con Calixto Bieito ante la rareza Eliogabalo de Cavalli. Un curso donde no faltarán grandes nombres como los de Bartoli, Kaufmann, Beczala, Terfel o Harteros. Las Lessons de George Benjamin y un programa-homenaje a Wolfgang Rihm con Jakob Lenz en ocasión del 70º aniversario del compositor cerrarán una temporada redonda.

El Anillo que se inicia esta temporada con el Oro del Rin tendrá continuidad el curso que viene de la Ópera de Zúrich con Die Walküre –título con que se abrirá la programación– y Siegfried en marzo, con la batuta del director musical de la casa, el italiano, Gianandrea Noseda y la escénica de Andreas Homoki. Ambos títulos supondrán el debut en los roles de la soprano finlandesa Camilla Nylund (Brünnhilde) –próxima Isolde en Zúrich y Elsa en Bayreuth– y del tenor alemán Klaus Florian Vogt, como Siegfried, conocido por sus aproximaciones más líricas a roles wagnerianos. Los acompañarán otras voces especializadas, como Tomasz Konieczny (Wotan), Patricia Bardon (Fricka), Christopher Purves como Alberich o el Siegmund de Eric Cutler Katie van Kooten como Siegliende, entre otros.

Para finales de octubre, el coliseo suizo propone la puesta en escena de la opéra-comique de Offenbach Barkouf, rescatada del olvido hace tan solo unos pocos años en un archivo propiedad de los descendentes del compositor. Contará con la experta batuta de Jérémie Rhorer en el podio y la dirección de escena del polifacético director alemán Max Hopp, además de con las voces de la soprano americana Brenda Rae y del tenor holandés Marcel Beekman, entre otros. Además de este título de Offenbach, abril será el mes de la ópera francesa del XIX que estará presente con una nueva producción de Roméo et Juliette de Gounod y Lakmé, en versión concierto, con la protagonista indiscutible de la actualidad, la soprano francesa Sabine Devieilhe, junto a Edgardo Rocha y Philippe Sly. La ópera de Gounod contará con un elenco de campanillas: la deliciosa soprano francesa Julie Fuchs y el tenor franco-suizo Benjamin Bernheim. La batuta recaerá en el director español Roberto Forés Veses y la puesta en escena en el americano Ted Huffman.

© Teatro Real / Javier DEL REAL

Sabine Devieilhe (Lakmé), junto a Héloïse Mas (Mallika) en la versión de concierto de 'Lakmé' del Teatro Real

De Geroge Benjamin a Cavalli

El compromiso de la Opernhaus con la música contemporánea es patente año tras año, ya sea por la programación de títulos consolidados del repertorio o por el encargo de óperas nuevas a compositores actuales. Así, en mayo de 2023 está previsto el estreno en Suiza de Lessons in Love and Violence del compositor británico George Benjamin quien aterriza en Zúrich por primera vez, también al lado de otro debutante en la plaza, el director de escena ruso Evgeny Titov y con Illan Volkov ante la Philarmonia Zürich. Pero antes, en noviembre, el teatro prepara un homenaje al compositor Wolfgang Rihm con motivo de su septuagésimo aniversario, con varios conciertos –con Noseda, Daniel Hope, entre otros –, y la puesta en escena de su ópera de cámara Jakob Lenz con Yannick Debus como el atormentado poeta, dirección musical de Adrien Kelly y escénica de Mélanie Huber.

Si el cometido con la música contemporánea es notorio, el barroco también tendrá una presencia destacada con dos nuevas producciones: en diciembre será Eliogabalo de Francesco Cavalli firmada por el director español más internacional, Calixto Bieito, la batuta de Dmitry Sinkovsky y las voces especialistas de Yuriy Mynenko, el contratenor David Hansen y de la mezzosoprano Nadezhda Karyazina; a quien, por cierto, podrá también verse en el Orphée et Eurydice de teatro del absurdo que firmó Christoph Marthaler el año pasado, pero sin público. En mayo será el turno de la händeliana Serse, producción integrada por un reparto joven, procedente del Studio del teatro.

© The Royal Opera / Stephen CUMMISKEY

'Lessons in Love and Violence' de George Benjamin en su estreno en Londres

En febrero tendrá lugar la conclusión del ciclo Tudor con Roberto Devereux firmado por el equipo artístico de las dos anteriores, Enrique Mazzola y David Alden, directores musical y escénico, respectivamente. Deberá verse el resultado artístico del último título que ha retirado del cartel a la prevista Diana Damrau, por desestimar, de momento, incorporarlo en su haber. En su lugar Elisabetta será la soprano letona Inga Kalna, quien tan buen recuerdo dejó en las Carmélites y le acompañarán las sutilezas de la mezzosoprano francesa Stéphanie d’Oustrac (Sara) y el tenor italoamericano Stephen Costello (Roberto).

Como gran colofón de la temporada, en junio, la Ópera de Zúrich pondrá en escena una nueva producción de Turandot con dos de las voces más destacadas del momento: Sondra Radvanovsky y Piotr Beczala. Promete ser una gran fiesta de voces grandes, a la que el público del teatro suizo no está demasiado acostumbrado. Sebastian Baumgarten propondrá su particular visión para el título pucciniano junto a la batuta germánica de Marc Albrecht.

Reposiciones repletas de grandes nombres

De los diecisiete reestrenos que se vivirán en Zúrich la temporada que viene destaca, por un lado, la celebrada producción de Tosca de Robert Carsen y dirigida por Noseda con un auténtico trio de ases: Sondra Radvanovsky, Jonas Kaufmann y Bryn Terfel, en diciembre. Cecilia Bartoli volverá en marzo a su cita anual zuriquesa con La Cenerentola, junto al tenor sudafricano Levy Sekgapane, que tan buena impresión ha dejado en la Italiana de este año. En septiembre, la irregular producción de Il Trovatore contará con las celebradas voces de Anja Harteros, Stefano La Colla y Artur Rucinski, como Leonora, Manrico y Luna, respectivamente. Compartirá calendario con otro título verdiano, Nabucco, con Lucio Gallo y Anna Pirozzi.

El repertorio francés destacará con las reposiciones de Faust de Gounod, en octubre, con el tenor albanés Saimir Pirgu y Les pêcheus de perles con el Nadir de Javier Camarena. Se podrá volver a ver a Julie Fuchs en la temporada, esta vez en el Don Pasquale firmado por Christof Loy. Además, el ciclo de Lieder también traerá a la temporada suiza a Juan Diego Flórez, Roberto Alagna o Asmik Grigorian, entre otros.– ÓA