La Ópera de Oviedo adelanta el estreno de 'Fidelio' y 'Butterfly' podrá verse a partir del 12 de diciembre

La única ópera de Beethoven adelanta su estreno al 10 de diciembre y la de Puccini, pendiente desde el mes pasado, podrá verse a partir del día 12

03 / 12 / 2020 - Pablo GALLEGO. Actualizado al 04/12 - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Butterfly Álvarez 'Madama Butterfly' llegará al Campoamor en el montaje del Festival de Peralada © Festival Castell de Peralada / Toti SOLER
Butterfly Ermonela Jaho como protagonista de 'Madama Butterfly' en Peralada © Festival Castell de Peralada / Toti SOLER
Butterfly Arteta Ainhoa Arteta como protagonista de 'Madama Butterfly', en la imagen junto a Marcelo Puente en la Quincena Musical donostiarra © Quincena Musical de San Sebastian / Iñigo IBÁÑEZ

Nuevo baile de fechas en la Ópera de Oviedo. La negativa del Gobierno del Principado de Asturias a que el Teatro Campoamor se abra al público durante el puente de diciembre obliga a que Fidelio adelante su estreno al de Madama Butterfly, pendiente desde el mes pasado. La única ópera de Beethoven subirá a escena el 10 de diciembre y la popular obra de Puccini el día 12, la cual finalizará sus funciones el próximo día 21.

Finalmente será Fidelio la ópera que, el próximo jueves 10 de diciembre, levante el telón del Teatro Campoamor tras el cierre decretado por el Gobierno del Principado para tratar de frenar la expansión del coronavirus en Asturias. En una nueva vuelta de tuerca al exigente calendario previsto para representar once funciones de dos óperas en doce días, la Ópera de Oviedo ha trasladado del 9 al 21 una de las funciones del otro título en cartel, Madama Butterfly, que finalmente se representará los días 12, 14, 17, 18, 20 y 21 de este mes. La única ópera de Beethoven, que se representa por primera vez en la temporada, se mantiene en las fechas previstas en el reajuste anterior, los días 10, 11, 13, 16 (fecha exacta del 250º aniversario del nacimiento del genio de Bonn) y 19 de diciembre.

El Gobierno del Principado decidió extender las medidas tomadas para frenar la expansión del coronavirus, lo que obliga a retrasar el estreno del drama japonés de Puccini. El ajuste afecta también a los días de representación de la única ópera de Beethoven, que se programa por primera vez en la temporada lírica ovetense e iniciaba funciones el lunes 7.

El director general y artístico de la Ópera de Oviedo, Celestivo Varela, expuso los detalles de este tour de force operístico en una rueda de prensa junto al presidente de la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Oviedo, José Luis Costillas y a la presidenta del patronato de la Fundación Musical Ciudad de Oviedo, Pilar Rubiera, institución de la que depende la orquesta Oviedo Filarmonía, que se hace cargo de todas las funciones.

"'Butterfly' se estrenaría el 12 de diciembre con funciones el 14, 17, 18, 20 y 21. 'Fidelio' podría verse los días 10, 11, 13, 16 y 19"

«Tenemos esperanzas fundadas, y confiamos en poder iniciar esta hazaña la semana que viene», afirmó Varela, «y que la gente se anime y nos ayude asistiendo a estos espectáculos, encontrándonos de nuevo en los espacios culturales, porque esto ayudará a toda la sociedad que sufre en lo económico, en lo social y en lo emocional». El Gobierno del Principado sigue sin garantizar públicamente que los planes de la Ópera de Oviedo podrán cumplirse, pero su compromiso de revisar el día 9 las restricciones vigentes abre una puerta a la esperanza, ya que el informe del comité de expertos hecho público esta semana indicaba que las «actividades relacionadas con la cultura (teatro, cine, espectáculos), mayoritariamente deberían ser reabiertos», manteniendo las medidas de seguridad relacionadas con distancias, mascarillas y restricciones de aforo. El arduo trabajo desarrollado por la Ópera de Oviedo y la orquesta Oviedo Filarmonía es, para el presidente de la Fundación Municipal, «ejemplo de lo que es luchar por la cultura cuando parece que no hay ninguna solución».

Varela destacó también que todo el equipo técnico y artístico de ambas óperas está poniendo «lo mejor de cada uno», subrayando el «vinculo estrecho que existe con Oviedo Filarmonía». «En cualquier casa de opera es muy difícil ofrecer once funciones en doce días, un esfuerzo titánico por parte de todos los trabajadores, los que se ven y los que no», aseveró.

Para Pilar Rubiera, «la música es el camino para encontrarnos, emocionarnos, crecer y abrazarnos a través de los aplausos». «Podemos decir, con orgullo, que hemos colaborado en este reto con el apoyo entusiasta de todos los músicos» y que, a punto de cumplir 22 años, «Oviedo Filarmonía es una institución imprescindible en la vida cultural de la ciudad. No solo por sí misma, como orquesta sinfónica, sino por su colaboración con otras instituciones. Está en su origen su deseo de estrechar lazos, de trabajar por la cultura y la música. Aquí, con el desafío de abordar dos óperas, un reto y un grito por la cultura, la música y el trabajo que desarrollan tantos hombres y mujeres del espectáculo en estos tiempos de pandemia».

La ópera de Puccini debería haber levantado el telón el pasado 9 de noviembre, y lo hará un mes más tarde, con Ainhoa Arteta (Cio-Cio San), Jorge de León (Pinkerton), Damián del Castillo como Sharpless y Nozomi Kato en el papel de Suzuki. Diciembre era el mes reservado originalmente para Fidelio, con la soprano Christiane Libor y el tenor Stuart Skelton en los papeles principales de Leonora/Fidelio y Florestan. Los repartos de ambos títulos llevan días trabajando en el Campoamor, con ensayos prácticamente blindados.

Madama Butterfly, con el director asturiano Óliver Díaz a la batuta, mantiene la propuesta escénica prevista, ideada por Joan Anton Rechi, que sitúa la acción en la Nagasaki previa y posterior a la explosión de la bomba atómica. Para Fidelio, la Ópera de Oviedo ha decidido desprenderse de la producción creada por José Carlos Plaza, proveniente del Teatro de La Maestranza, y utilizar la trasera del consulado americano de Nagasaki como prisión para Florestan. El maestro francés Marc Piollet dirigirá la única ópera del genio de Bonn. La orquesta Oviedo Filarmonía estará en el foso de ambos títulos en todas las funciones, añadiendo así un punto más de heroicidad a este titánico esfuerzo colectivo a favor de la ópera y la cultura.– ÓA