La Ópera de Los Ángeles ve indicios de acoso y exonera a Domingo de abuso de poder

Las conclusiones de la investigación encargada por del coliseo californiano sobre la conducta del artista madrileño se obtuvieron mediante 44 entrevistas y el estudio de miles de documentos

11 / 03 / 2020 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Domingo Nabucco Plácido Domingo en su última actuación en el Palau de Les Arts, un concierto de arias y romanzas realizado en diciembre de 2018 © Les Arts / Miguel LORENZO
Operalia 2014 Los ganadores de Operalia 2014 junto a Plácido Domingo en la Ópera de Los Ángeles © Operalia / Ópera de Los Ángeles

El estudio «exhaustivo e independiente» llevado a cabo por el bufete de abogados Gibson, Dunn & Crutcher LLP (Gibson Dunn) liderado por la abogada y ex fiscal de los Estados Unidos y jueza de la Corte Suprema, Debra Wong Yang, que fue encargado por la Ópera de Los Ángeles para investigar a su exdirector, el español Plácido Domingo, se hizo público el pasado 10 de marzo. Dicho estudio considera «creíbles» las acusaciones de acoso al constatar que una decena de mujeres así lo confirmaban durante el periodo que va de 1986, cuando el cantante, director y gestor empezó a ser asesor artístico de la compañía, hasta 2019, año en el que renunció a la dirección del coliseo estadounidense.

De las 44 personas entrevistadas por el bufete contratado por el coliseo de Los Ángeles y realizadas a numerosas artistas y trabajadores de la compañía californiana, una decena de mujeres declararon haberse sentido acosadas por Domingo: «El nivel de incomodidad» que apuntaron haber sentido «varió, desde algunas que declararon no sentirse incómodas hasta otras que describieron un trauma significativo», por lo que la Ópera de Los Ángeles ve indicios de acoso sexual. «Algunas personas declararon sentirse desalentadas a denunciar esta mala conducta debido a la importancia y cargos que ostentaba Domingo», pero no se ha encontrado ninguna prueba ni gracias a las entrevistas ni en los cerca de medio millón de documentos analizados, por las que se le pueda acusar de abuso de poder al retirar de una producción o no contratar a alguna de las artistas acosadas, «especialmente porque el casting y otras decisiones de contratación son complejas, específicas de la actuación y determinadas por múltiples personas», se afirma en el informe.

La investigación también señala que Domingo cooperó con la investigación y que fue entrevistado acudiendo voluntariamente, negando cualquier contacto no deseado y afirmando –como ha mantenido hasta la fecha– que sus relaciones eran siempre consensuadas. Gibson Dunn encontró sinceras sus declaraciones «pero algunas de ellas las consideró menos creíbles o carentes de conciencia». Además, Gibson Dunn recomendó que «la Junta Directiva de la Ópera de Los Ángeles establezca un comité para supervisar la implementación de estas recomendaciones, así como designar a una o más personas para recibir las posibles quejas de acoso sexual en caso de que una persona no se sienta cómoda informando a la gerencia. Creemos que todos [los trabajadores] deben ser tratados con respeto y sentirse seguros dentro de su entorno laboral. También creemos que deben sentirse seguros y alentarlos a informar cualquier mala conducta. Lamentamos profundamente las experiencias negativas que las personas afectadas han tenido en LA Opera y nos disculpamos con los afectados. Estamos comprometidos a hacer todo lo posible para fomentar un entorno profesional y colaborativo en el cual todos nuestros empleados y artistas se sientan cómodos, valorados y respetados».– ÓA