Justicia para 'Ernani' en Gran Canaria

Alerta para los amantes del canto de primera clase: los Amigos Canarios de la Ópera les convoca en el Teatro Pérez Galdós

17 / 05 / 2022 - Pablo GALLEGO - Tiempo de lectura: 4 min

Print Friendly, PDF & Email
ernani-operaactual-verdi-laspalmas Diseño del montaje de 'Ernani' que prepara Carlo Antonio de Lucia

Las Palmas de Gran Canaria

Temporada Alfredo Kraus
Verdi: ERNANI
24, 26, 28_05 (Teatro Pérez Galdós)

Ernani: Roberto Aronica. Elvira: Anna Pirozzi. Don Carlos: Amartuvshin Enkhbat. Silva: Evgeny Stavinsky. Yago: Fernando Campero. Giovanna: Andrea Gens. Riccardo: Gabriel Álvarez. O. Filarmónica de Gran Canaria. Coro de la Ópera de Las Palmas (Dirección: Olga Santana). Dirección: Guillermo García-Calvo. Dirección de escena: Carlo Antonio de Lucia.

 

La temporada lírica grancanaria reúne un cuarteto de amplia solvencia canora para interpretar la quinta ópera de Verdi y una de las menos representadas debido a su extrema dificultad. Alerta para los amantes del canto de primera clase: los Amigos Canarios de la Ópera les convoca en el Teatro Pérez Galdós.

Del extenso y bien nutrido conjunto de óperas verdianas ambientadas en España puede que Ernani sea una de las que más quebraderos de cabeza causan a la hora de plantear su aparición en el cartel de teatros y temporadas. Porque, como Il Trovatore, exige un cuarteto protagonista de tal solvencia canora que lograr la cuadratura del círculo es, en numerosas ocasiones, ciertamente difícil.

El reparto que la Temporada Alfredo Kraus de la Ópera de Las Palmas de G. C. reúne para rescatarla del olvido tiene los mimbres necesarios para hacer justicia a la quinta ópera del genio de Le Roncole (Busseto), y una de las más interesantes de su época inicial. Es muy probable que se supere el reto contando con el tenor Roberto Aronica en el rol titular, la soprano Anna Pirozzi como su amada Elvira (ver entrevista en páginas 42 y 43), el bajo Evgeny Stavinski dando vida a don Ruy Gómez de Silva y el barítono Amartuvshin Enkhbat en el de Don Carlos (el rey Carlos I de España y V de Alemania).

Diseño del montaje de 'Ernani' que prepara Carlo Antonio de Lucia

Las cifras constatan la relativa rareza en que Ernani se ha convertido, lejos de su explosivo éxito inicial que la trajo a España tan solo un año más tarde de su estreno en el Teatro de La Fenice de Venecia el 9 de marzo de 1844. En los últimos 26 años esta ópera ha aparecido únicamente en siete ocasiones en la piel de toro: dos en Bilbao (1996 y 2010), una en Madrid (2000), Málaga y Oviedo (ambas en 2001) y otra en la Ópera de Mahón en 2019, la última hasta esta cita en Las Palmas de Gran Canaria, donde ya había recalado en 2005. También con Pirozzi en el reparto, de isla a isla, como auténtica soprano verdiana, dramática de coloratura y cuasi especialista en el aria “Ernani, involami”, cuando implora, en la distancia que separa su alcoba de las montañas de Aragón, que el noble convertido en bandolero la rapte para evitar su matrimonio con el anciano tutor Silva.

Un argumento en el que el honor castellano (que completa el título de la ópera) también tiene, puñal mediante, mucho que ver, a cuenta de la enemistad entre los Habsburgo y los duques de Aragón por el asesinato del padre de Ernani, que desde entonces recorre el país bajo ese sobrenombre en campaña contra el rey, que quiere hacerse coronar emperador. Hoy lo haría a través de su cuenta en Twitter…

Trío enamorado

Con tres hombres enamorados de la misma mujer, y tratándose de una ópera romántica, el segundo Verdi de esta temporada grancanaria tras Un ballo in maschera promete fuertes dosis de drama. Y para ir en contra de las estadísticas, Ernani aparecerá de nuevo en Oviedo entre enero y febrero del próximo año, dentro de las celebraciones por el 75.ª aniversario del ciclo asturiano.

La riqueza de sus melodías, con una música llena de vigor y frescura para un belcantismo tardío de primera clase, fue clave para el triunfo inicial del título, tan popular que en 1857 incluso inauguró la ópera del fin del mundo, el Teatro Municipal de Santiago de Chile. La cruz de la moneda la sufren los intérpretes, al tratarse de un Verdi particularmente difícil. Tampoco el Coro del Festival de Ópera de Las Palmas, que dirige Olga Santana, tiene por delante una tarea sencilla. Como suele ocurrir en las partituras verdianas, su responsabilidad en el conjunto de la función no es en absoluto menor, con páginas como “Si ridesti il leon di Castiglia”, interpretado entonces en clave nacionalista –por el dominio de Austria sobre Venecia– y uno de los números que mayor entusiasmo despertó en su momento.

“Las cifras constatan la relativa rareza en la que se ha convertido Ernani. En los últimos 26 años la ópera de Verdi ha aparecido únicamente en seis ocasiones en la temporada española”

Con el primer acto dedicado a presentar a los amantes (con el aria “Come rugiada al cespite” del tenor) y al tutor de la joven Elvira (“Infelice! E tuo credevi”), el segundo avanza en los preparativos de la boda. Es el odio por su enemigo común el que hace que Silva y Ernani unan esfuerzos para matar al monarca (imponente en “Gran Dio… Oh, de’ miei verd’anni miei”). Cuatro cantantes trabajando en el filo de la navaja, en cuatro actos para los que el compositor pidió al libretista, entonces un desconocido Francesco Maria Piave, que eliminase de la novela de Víctor Hugo en que se basan toda la literatura innecesaria para cumplir sus objetivos teatrales.

El maestro Guillermo García-Calvo, director musical de la Ópera de Chemnitz (Alemania), de la Robert-Schumann-Philharmonie y del Teatro de La Zarzuela de Madrid, estará al frente de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria. Carlo Antonio de Lucia firma la escena, en una nueva producción de la compañía italiana Bottega Fantastica que una vez más estrena en la capital grancanaria.– ÓA