Juan Carlos Matellanes, reelegido como presidente de ABAO Bilbao Opera

Una amplia mayoría de socios de la asociación de ópera bilbaína aprueba un presupuesto de 8,4 millones para la temporada 2021-22

01 / 12 / 2021 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Juan Carlos Matellanes © ABAO Bilbao Opera / M. ESQUIVEL

Los socios de ABAO Bilbao Opera han renovado una vez más su confianza en Juan Carlos Matellanes para que lidere el proyecto de la asociación vizcaína hasta 2025. El economista vasco, que en 2004 tomó el relevo de Francisco Larrakoetxea, superará entonces los 20 años como presidente de la entidad. Matellanes fue reelegido ayer martes 30 de noviembre en las Asambleas Generales Ordinaria y Extraordinaria celebradas en Bilbao con un 99,1 por cien de los votos. La junta directiva que presidirá en el ciclo 2002-25 estará compuesta por Javier Hernani Burzaco (vicepresidente), José Antonio Isusi Ezcurdia (vicepresidente), Guillermo Ibáñez Calle (secretario), María Victoria Mendía Lasa (tesorera) y María Ángeles Mata Merino, José María Bilbao Urquijo y Jesús Urrutikoetxea Yurrebaso (vocales).

Una abrumadora mayoría de los socios de ABAO Bilbao Opera también dio el visto bueno a la cuenta de resultados y a la gestión de la junta directiva correspondiente a la temporada 2020-21, que se cerró con un déficit de 177.000 euros y en la que las medidas adoptadas para controlar la pandemia de Covid-19 obligaron a aplazar cuatro de los títulos programados. Para el presente curso, también condicionado por las circunstancias sanitarias y sociales, se ha aprobado un presupuesto de 8,4 millones y un déficit de 475.000 euros, «lo que demuestra el compromiso de los socios por el mantenimiento de la actividad cultural de la ópera de Bilbao«, según un comunicado de la asociación.

Matellanes agradeció en la asamblea a los socios «la comprensión y compromiso con las medidas que nos hemos visto obligados a adoptar en los últimos meses para cumplir con las normativas y restricciones». Además, reafirmó su apuesta «para que la ópera siga estando presente en la vida social de nuestra ciudad, manteniendo su actividad, generando riqueza, empleo y solidaridad».