Gregorio Marañón, condecorado con la Gran Cruz de Isabel la Católica

El Ministerio de Asuntos Exteriores concedió ayer la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica al presidente del Teatro Real

01 / 06 / 2022 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Gregorio Marañón, condecorado con la Gran Cruz de Isabel la Católica Gregorio Marañón, condecorado con la Gran Cruz de Isabel la Católica

El presidente del Teatro Real de Madrid, Gregorio Marañón, ha sido condecorado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, previa deliberación del Consejo de Ministros en su reunión de ayer martes, con la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica. La Gran Cruz es la segunda condecoración de mayor grado de la citada orden, instituida en 1815 con el objeto de «premiar aquellos comportamientos extraordinarios de carácter civil, realizados por personas españolas y extranjeras, que redunden en beneficio de la Nación o que contribuyan, de modo relevante, a favorecer las relaciones de amistad y cooperación de la Nación Española con el resto de la Comunidad Internacional».

Marañón —jurista, empresario y académico— se incorporó al Patronato y a la Comisión Ejecutiva del Teatro Real en 1995 al constituirse la Fundación. En 1996 dimitió de sus cargos, pero fue nombrado de nuevo patrono y miembro de la Comisión Ejecutiva en 2004. En diciembre de 2007 fue elegido presidente del Patronato y de su Comisión Ejecutiva, responsabilidad para la que fue reelegido en 2012, 2018 y, finalmente, en 2021 por un nuevo periodo de cinco años.

A finales de 2020, Marañón (Madrid, 1942) publicó Memorias de luz y niebla (Galaxia Gutenberg), volumen autobiográfico que escribió porque «la reflexión sobre lo ya vivido nos ayuda a afrontar nuevos proyectos. Siguiendo a Emilio Lledó, sin memoria no hay futuro». En el libro Marañón, miembro del Comité de Honor de ÓPERA ACTUAL, repasa su intensa trayectoria profesional y su implicación en el mundo de la cultura española. Académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la Academia Europea de las Ciencias, Artes y Letras, también es académico honorario de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. Asimismo, es presidente de la Fundación Ortega-Marañón y presidente de honor de la Real Fundación de Toledo, así como patrono de la Biblioteca Nacional, del Real Alcázar de Sevilla y de la Casa Consistorial, del Museo del Ejército y patrono honorario de la Fundación Norman Foster.

Con la concesión de la Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica, Marañón suma un nuevo reconocimiento a la larga lista de distinciones recibidas a lo largo de los años, como la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, la Medalla de Oro a las Bellas Artes, la Medalla de Oro de la Comunidad de Madrid, la Medalla de Oro de la Junta de Castilla-La Mancha y la Medalla de Oro del Ayuntamiento de Madrid. Además, es Comendador de la Legión de Honor francesa y Comendador de la Orden de la Stella de la República italiana. Es Doctor Honoris Causa por la Universidad de Castilla-La Mancha y tiene el Premio Mariano de Cavia de periodismo.– ÓA