Fallece el sultán de Omán, impulsor y creador de la Royal Opera House de Mascate

Qabús bin Said demostró desde el Sultanato de Omán ser un visionario protector de la cultura y las artes. El monarca falleció el pasado 10 de enero

13 / 01 / 2020 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Domingo Sultán Plácido Domingo recibe un presente del Sultán Qabús bin Said de Omán tras la inauguración de la Royal Opera House © ROH de Omán
Vista aérea de la Royal Opera House de Muscate (Omán) © ROHM
La 'Turandot' inaugural de la ROH de Mascate en la producción de Franco Zeffirelli © ROH Mascate

Las casi cinco décadas de reinado del sultán Qabús bin Said han supuesto para el Sultanato de Omán la modernización de este pujante país del Golfo Pérsico en el que se incluyó  una gran apuesta por la diversidad y la Cultura, siendo uno de los baluartes de la paz y el desarrollo en la zona y un auténtico faro cultural.

La Royal Opera House de Mascate fue inaugurada el 12 de octubre de 2011 con una producción de Franco Zeffirelli de Turandot dirigida musicalmente por Plácido Domingo. La construcción de un teatro de ópera en el Sultanato de Omán se trataba de una propuesta personal del sultán Qabús bin Said para convertirlo en un centro cultural de primer orden en el cual se pudieran disfrutar de diversos títulos operísticos provenientes de algunos de los más importantes teatros líricos internacionales. Unas temporadas líricas con grandes artistas y músicos que además incluían una amplia programación de diversas corrientes, incluyendo conciertos sinfónicos, compañías de ballet y recitales de cantantes líricos, además de espectáculos y conciertos de otras disciplinas, como la música árabe, el flamenco, el jazz y los musicals, sin olvidar diversos espectáculos familiares e infantiles y la música para bandas.

Gracias a esta iniciativa Omán se ha convertido en las últimas décadas en uno de los faros culturales de Oriente medio y en una región de paz y prosperidad abierta al mundo y a la cultura internacional. Sorprendía la capacidad del sultán Qabús bin Said para mantenerse neutral en la zona, manteniendo buenas relaciones tanto con sus países vecinos, como Yemen o Arabia Saudí, siendo además un sultán venerado por los suyos que luchó por mejorar enormemente la situación de su pueblo y de su país. Considerado un dirigente sabio y justo, Qabús bin Said actuó como principal mediador en los conflictos de una de las regiones políticamente más inestables y delicadas del mundo, donde estableció lazos con el vecino Irán y hasta con el archienemigo del resto de países árabe, Israel.

Su muerte significa una gran pérdida que ha marcado tres días de luto en Omán. Esperamos que la figura de Qabús bin Said sea un referente para su nuevo líder, el sultán Haitham bin Tariq al-Said, primo del anterior, y quien ha sido Ministro de Cultura y Patrimonio de Omán entre 2002 y 2020.– ÓA