Espectadores y cantantes ‘Under 35’ se citan con ‘Lucia’ en el Liceu

El coliseo barcelonés ofreció una función de la ópera de Donizetti, protagonizada por Serena Sáenz, al público menor de 35 años

28 / 07 / 2021 - Aniol COSTA-PAU - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Serena Sáenz / operaactual.com Serena Sáenz durante la interpretación de la célebre escena de la locura © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
Lucia under 35 / operaactual.com El Liceu volvió a llenarse de jóvenes melómanos © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
Lucia under 35 / operaactual.com El Liceu volvió a llenarse de jóvenes melómanos © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
Lucia under 35 / operaactual.com Serena Sáenz y César Cortés © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL
Lucia under 35 / operaactual.com Serena Sáenz y Carles Pachón © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL

Desde la temporada 2018-2019, el Gran Teatre del Liceu programa de manera esporádica una función de algunos de los títulos del curso dedicada exclusivamente al público de hasta 35 años, con un precio fijo de tan solo 15 euros. El pasado 27 de julio fue el turno de Lucia di Lammermoor con un reparto de lujo formado por Serena Sánez, Carles Pachón y César Cortés, un montaje que entusiasmó por completo al público novicio.

Después de que el pasado mes de octubre el Gran Teatre del Liceu inaugurase la temporada de ópera escenificada con una primera función de Don Giovanni para el público joven, no podía existir mejor cierre de curso que una nueva representación para espectadores menores de 35 años, en este caso, de Lucia di Lammermoor. Así pues, del caluroso recibimiento de Mozart a la aplaudida confirmación de Donizetti, la iniciativa Liceu Under 35 se ha ratificado como un proyecto de absoluto éxito para captar y asentar nuevas audiencias, fundamentales para la pervivencia de la ópera.

© Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL

Un público inusual llenó el teatro barcelonés

El arraigo de la promoción para jóvenes queda reflejado en la concurrencia de grupos de amigos y parejas que, mayoritariamente, ya no pisaban la platea del teatro por primera vez, sino que, conocedores del descuento y satisfechos por sus visitas anteriores, prevén con antelación la fecha de la función. Asimismo, otro signo de la buena acogida es la velocidad –no más de 2 horas– con la que se agotan las localidades por la web del teatro, imposibles de conseguir sin tener marcado en el calendario el día y la hora del inicio de la venta. Y no es extraño, puesto que el precio único de 15 euros en todas las localidades del auditorio es 10 veces más económico que una entrada media en platea, por ejemplo, de la función anterior de Lucia, abierta a todo el público.

Ante tal oferta se producía la curiosa paradoja de que incluso algunos espectadores se gastaron más dinero en los tickets de consumición del bar que en la propia entrada al espectáculo, que todo el mundo coincidía en cualificar como ganga. Otros asistentes, todavía más ahorradores, aprovecharon el entreacto para salir del recinto y comprar cualquier bebida en una tienda de la zona, generando así una particular reunión de jóvenes bien vestidos conversando, lata en mano, sobre las vicisitudes de Lucia y Edgardo en el primer y segundo actos.

"La infalible y seductora fórmula de Donizetti resulta ideal para el espectador novato, que disfruta, con una trama facilísima, de los fuegos artificiales de la soprano y el tenor"

El éxito de la velada respondió también –y en gran parte– al acierto de escoger para el público Under 35 una ópera como Lucia di Lammmermoor, interpretada además por un reparto de altísimo nivel que tampoco superaba la media de edad de la sala. En efecto, la infalible y seductora fórmula de Donizetti es capaz de seguir maravillando una y otra vez a los espectadores amantes y avezados al género, pero, al mismo tiempo, resulta ideal para el espectador novato que disfruta de una trama facilísima de seguir y de los fuegos artificiales vocales de la soprano y el tenor, así como de las espectaculares cadencias de las cabalette corales. Una ópera sin duda amena y bella a partes iguales, con arias concluyentes que permiten aplausos reiterados que la audiencia nunca escatimó, hasta el éxtasi final, vitoreando de pie la locura de la Lucia de Serena Sáenz (de 27 años), la bravura del Enrico de Carles Pachón (de 26) o la habilidad del Edgardo de César Cortés (de 32).

Visto el éxito conseguido, para la nueva temporada el Liceu doblará la propuesta Under 35 con seis títulos; aparte de la popular Norma, ofrecerá para jóvenes obras ciertamente más comprometidas como Ariadne auf Naxos de Strauss o Wozzeck de Berg. Una apuesta que responde seguramente al convencimiento sobre la madurez del nuevo y creciente público del coliseo barcelonés, que, después de las risas de Mozart, los brindis de Verdi o el bel canto de Donzietti, se muestra ya dispuesto a enfrentarse a las exigencias musicales del siglo XX alemán.  * Aniol COSTA-PAU, redactor de ÓPERA ACTUAL