'Es lo contrario', nace en Sevilla y viaja a Madrid

El Maestranza acoge el estreno de una propuesta experimental de César Camarero antes de recalar en los madrileños Teatros del Canal

07 / 05 / 2021 - Ismael G. CABRAL - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
César Camarero El compositor César Camarero

Sevilla

Teatro de La Maestranza
César Camarero: ES LO CONTRARIO
Estreno Absoluto
13, 14_05 (Sala Manuel García)

 

Madrid
Teatros del Canal
21, 22, 23_05 (Sala Negra)

 

Zahir Ensemble. Dirección: Juan García Rodríguez.

 

La Sala Manuel García del Teatro de La Maestranza acoge el estreno de una propuesta experimental de César Camarero basada en Los ciegos, del autor simbolista Maurice Maeterlinck. Una semana después la obra recalará en la Sala Negra de los Teatros del Canal de Madrid.

Pocos saben con exactitud qué es exactamente Es lo contrario, el estreno absoluto que este mes acogerá la Sala Manuel García del Teatro de La Maestranza. Tampoco su creador, César Camarero (1962), se manifiesta a las claras en un sentido u otro. ¿Es ópera? Como lírica aparece catalogada. Pero más bien porque en algún lugar había que situarse. No hay cantantes identificados, pero sí un grupo instrumental y un director. Y voces, «las de varios actores invidentes». «No me atraen los géneros. Si hago un cuarteto de cuerdas pienso en una obra para dos violines, viola y violonchelo. Utilizo los elementos que me interesan, y fuera», zanja el autor, Premio Nacional de Música 2006, en declaraciones a ÓPERA ACTUAL.

"Es lo contrario toma como punto de partida Los ciegos, de Maurice Maeterlinck, y por el camino se cruza la poesía experimental de Juan Eduardo Cirlot"

Es lo contrario toma como punto de partida Los ciegos, de Maurice Maeterlinck, y por el camino se cruza la poesía experimental de Juan Eduardo Cirlot. «La sala estará a oscuras y el público entrará con antifaz. Estamos hipersaturados de ver cosas, por eso he querido crear un espacio diferente, yo hablaría de experiencia, de potenciar el sentido de la escucha al estar privados del resto», abunda Camarero. «Hoy ir a un concierto es ya algo casi rutinario, sabes que vas a ver a unos músicos que tocan estupendamente con una disposición escénica que conoces de antemano».

15 años en un cajón

La obra llevaba 15 años en el fondo de un cajón. Su estreno nunca llegó a sustanciarse. Hace 12 años escribió bastante, pero, ahora, ni siquiera ha mirado ese material, «ni creo que lo haga nunca, la he compuesto desde cero». Que Camarero viva en Sevilla, en los aledaños de la delegación territorial de la ONCE, algo ha podido influir, reconoce con humor. «En mi caminar diario estoy muy acostumbrado a cruzarme con personas invidentes, pero las cosas llegan cuando tienen que llegar, ¡incluso nos acabamos de enterar que no hay que pagar derechos de autor por la obra literaria, caducaron hace nada!». «Quiero probar formatos diferentes, Es lo contrario puede ser teatro de vanguardia, una creación ligada a la poesía… No lo sé bien, a los compositores nos han colocado una etiqueta académica que no me gusta nada. Aquello de que si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo, es lo que intento».

César Camarero: “La sala estará a oscuras y el público entrará con antifaz. Estamos 'hipersaturados' de ver cosas, por eso he querido crear una experiencia diferente”

Más peliagudo es hablar de cómo suena Es lo contrario, una partitura que, en su indefinición formal, insinúa características comunes con el ámbito del arte radiofónico, más ligado a la práctica compositiva con medios electroacústicos. «La obra de Maeterlinck es alucinante, es una reflexión sobre el tiempo y conecta con esa idea tan anhelada por mí de borrar la huella del tiempo», avanza Camarero. Si los ciegos del relato aguardan en una isla a alguien que no acaba de venir a recogerlos, la música del madrileño, en efecto, parece casi siempre replegarse sobre sí misma, como si la salida no estuviera a la mano. «He utilizado algunos apuntes electrónicos, todo muy sutil». El Zahir Ensemble, integrado por 12 músicos, suma tres acordeones. Se puede, por ahora, seguir describiendo elementos de Es lo contrario. Pronto se podrá escuchar, pero nunca podrá verse nada.– ÓA