El Teatro Real se sumerge en el horror de 'La Pasajera'

Por fin se estrena en Madrid la ópera de Mieczysław Weinberg que se había pospuesto debido a las restricciones de la pandemia

25 / 02 / 2024 - P. M.-H. - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Pasajera Real Montaje de 'La pasajera' de Mieczyslaw Weinberg firmado por David Pountney © Bregenzer Festspiele / Karl FORSTER
Pasajera Real 'La pasajera' en su estreno en la Florida Grand Opera de EE.UU. © Florida Grand Opera / Brittany MAZZURCO-MUSCATO
Pasajera Florida 'La pasajera' en su estreno en la Florida Grand Opera de EE.UU. © Florida Grand Opera / Brittany MAZZURCO-MUSCATO
Pasajera Real La producción deI David Pountney de 'La Pasajera' © Karl FORSTER

Madrid

Teatro Real

Weinberg: DIE PASSAGIERIN

MAR / 01, 04, 07, 10, 13, 18, 20, 24

Marta: Amanda Majeski. Tadeusz: Gyula Orendt. Katja: Anna Gorbachyova-Ogilvie. Lisa-Liese: Daveda Karanas. Vlasta: Marta Fontanals-Simmons. Hannah: Nadezhda Karyazina. Ivette: Olivia Doray. Alte: Helen Field. Krzystina: Lidia Vinyes-Curtis. Bronka: Liuba Sokolova. Walter: Nikolai Schukoff. Älterer Passagier / Steward / Kommandant: Graeme Danby. Oberaufseherin / Kapo: Géraldine Dulex. Hombres de las SS: Hrólfur Sæmundsson, Marcell Bakonyi y Albert Casals. Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real (O. S. de Madrid; Coro Intermezzo. Dir.: José Luis Basso). Dirección musical: Mirga Gražinytè-Tyla. Dirección de escena: David Pountney.

 

La inquietante ópera de Mieczyslaw Weinberg (1919 – 1996) , vivirá su estreno en España el primer día de marzo tras su cancelación durante la pandemia. La Pasajera atraca en el Real en una producción de David Pountney en una propuesta que conmemora el décimo aniversario de la muerte de Gerard Mortier, exdirector del coliseo madrileño.

Por fin llega a Madrid La Pasajera (Die Passagierin), la inquietante ópera de Mieczyslaw Weinberg, título que vivirá su estreno en España en el Teatro Real el 1 de marzo tras su cancelación durante la pandemia (ver reportaje en este enlace). Esta obra imprescindible del siglo XX podrá verse en ocho funciones en una aplaudida coproducción de David Pountney entre el coliseo madrileño, La English National Opera, el Festival de Bregenz y el Teatr Wielki de Varsovia.  Las representaciones en el Teatro Real se dedican a la memoria de Gerard Mortier (1943-2014)  en el décimo aniversario de su fallecimiento.

Mario Muñoz: “Es una de las óperas más sobrecogedoras del último tercio del siglo XX”

Tal y como explica el musicólogo Mario Muñoz, se trata ni más ni menos de “una de las óperas más sobrecogedoras del último tercio del siglo XX”. La obra se desarrolla en un barco que traslada a una pareja alemana a Brasil, y en el cual Liese, antigua carcelera de Auschwitz, cree reconocer a una de las prisioneras polacas de aquellos tiempos sombríos. Muñoz asegura que “el fantasmal encuentro despierta la conciencia adormecida de quien participó en la barbarie y eludió su parte de responsabilidad, aunque ello conllevara un fuerte coste moral. Lo llamativo de la ópera de Weinberg, más allá de su elocuencia musical, es la elección de puntos de vista: es un itinerario del horror desde la experiencia del torturador, pero limitando el maniqueo tópico del mal absoluto para trocarlo por una especie de huida por un laberinto en el que no habita monstruo alguno. La cuestión final, de haberla, es tan trascendente como incómoda: ¿una maquinaria cruel hace crueles a todos sus engranajes?”.

Joan Matabosch, director artístico del Real, brinda pistas sobre la obra: “Durante la ópera no se sabe realmente si se trata o no de la prisionera porque su presencia es espectral, pero la angustia que siente Liese al cruzarse con ella hace que salgan a la luz los recuerdos del sufrimiento humano que ha presenciado y con los que ha colaborado de alguna manera. Weinberg explica la trama a través de los ojos de Liese y esquiva la tentación de describirla como una especie de encarnación del mal”.

Basada en un relato autobiográfico de Zofia Posmysz —periodista y novelista polaca superviviente de los campos de concentración de Auschwitz y Ravensbrück—, La pasajera nace de un radiodrama polaco (La pasajera del camarote 45, 1957), después convertido en novela (La pasajera, 1962) y llevado al cine (1963) antes de que Shostakóvich se la recomendara a Weinberg —compositor polaco nacionalizado soviético— como trama ideal para una ópera. Completada en 1968 y silenciada durante décadas por las autoridades rusas, este melodramma en dos actos con libreto de Alexander Medvedev tuvo su estreno absoluto en una versión semiescenificada en Moscú el 25 de diciembre de 2006 y se escenificó por vez primera en el Festival de Bregenz en 2010 en la misma coproducción con el Teatro Real que podrá verse en Madrid, donde la dirigirá Mirga Gražinytè-Tyla contando con las voces de Amanda Majeski, Gyula Orendt, Daveda Karanas, Anna Gorbachyova, Marta Fontanals-Simmons y Nadezhda Karyazina.– ÓA