El Teatro Real despide su temporada con 19 funciones de ‘Madama Butterfly’

Nicola Luisotti estará al frente de cuatro repartos protagonizados por las sopranos Saioa Hernández, Ailyn Pérez, Lianna Haroutounian y Aleksandra Kurzak

18 / 06 / 2024 - A. C.-P. - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
puccini madrid Ignacio García-Belenguer (director general del Teatro Real), soprano Saioa Hernández (Cio-Cio-San), Nicola Luisotti (director musical) y Joan Matabosch (director artístico del Teatro Real) © Teatri Real / Javier DEL REAL
puccini madrid La producción de 'Madama Butterflly' de Damiano Michieletto © Teatro Regio Tornio

Madrid

Teatro Real

Puccini: MADAMA BUTTERFLY

JUN / 30; JUL / 01, 03, 05, 07, 08, 09, 10, 11, 12, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 21, 22

Cio-Cio San: Saioa Hernández / Ailyn Pérez / Lianna Haroutounian / Aleksandra Kurzak. Suzuki: Silvia Beltrami / Nino Surugladze / Gemma Coma-Alabert. Pinkerton: Matthew Polenzani / Charles Castronovo / Michael Fabiano / Leonardo Capalbo. Sharpless: Lucas Meachem / Gerardo Bullón / Luis Cansino. Goro: Mikeldi Atxalandabaso / Moisés Marín. Príncipe Yamadori: Tomeu Bibiloni / Toni Marsol. Tío Bonzo: Fernando Radó / George Adguladze. Kate Pinkerton: Marta Fontanals-Simmons. Yakusidé: Andrés Mundo. Comisario Imperial: Xavier Casademont. Oficial del registro: Íñigo Martín. Madre de Cio-CIo San: Elena Castresana. La tía: Debora Abramowicz. La prima: Legipsy Álvarez. Orquesta Titular del Teatro Real. Coro del Teatro Real (Dirección: José Luis Basso). Dirección musical: Nicola Luisotti / Luis Miguel Méndez. Dirección de escena: Damiano Michieletto.

 

Entre el 30 de junio y 22 de julio, el Teatro Real ofrecerá 19 funciones de Madama Butterfly, de Giacomo Puccini, con dirección musical de Nicola Luisotti, y regia de Damiano Michieletto. Cuatro parejas de cantantes se alternan en los papeles protagonistas: en el rol titular, Saioa Hernández, Ailyn Pérez, Lianna Haroutounian y Aleksandra Kurzak, y como intérpretes de Pinkerton, Matthew Polenzani, Charles Castronovo, Michael Fabiano y Leonardo Capalbo. 

 

Para despedir su temporada 2024-25, el Teatro Real ofrecerá nada menos que ¡19 funciones! de Madama Butterfly, de Giacomo Puccini, ópera favorita del público que se verá en una innovadora puesta en escena de Damiano Michieletto y dirección musical de Nicola Luisotti, quien estará al frente de cuatro repartos y del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real. Luis Miguel Méndez dirigirá la ópera los días 5, 11 y 17 de julio. El título pucciniano volverá al Real después de las 42 representaciones ofrecidas en ese escenario con la puesta en escena de Mario Gas, en la producción del Real que ha vivido más reposiciones desde la reinauguración del teatro.

Cuatro cantantes encarnan a la joven geisha enamorada, personaje que se hace mujer a lo largo de la ópera: Saioa Hernández, Ailyn Pérez, Lianna Haroutounian y Aleksandra Kurzak. El papel del ingrato Pinkerton será asumido por los tenores Matthew Polenzani, Charles Castronovo, Michael Fabiano y Leonardo Capalbo. Completan el cuarteto protagonista las mezzosopranos Silvia Beltrami, Nino Surguladze y Gemma Coma-Alabert, como Suzuki, y Lucas Meachem, Gerardo Bullón y Luis Cansino dando vida al cónsul Sharpless.

Madama Butterfly es la sexta de las 10 grandes óperas de Giacomo Puccini (1858-1924) y su tercera colaboración con los libretistas Giuseppe Giacosa y Luigi Illica, con los que ya había trabajado en La Bohème y Tosca, siempre con gran tensión, disputas y desavenencias provocadas por el carácter difícil, obsesivo y perfeccionista de Puccini. El libreto tiene una dureza inaudita, contraponiendo la naturalidad con la que se negocia la compra y venta de una joven pobre e inocente para complacer los deseos sexuales de un marino foráneo, con la tragedia que vive la protagonista, enamorada de su seductor “marido” extranjero que la va a liberar de la deshonrosa miseria en la que vive. Para conceder a la partitura la atmósfera oriental que requería, Puccini estudió el folclore japonés, los timbres de sus instrumentos, la sonoridad de las voces, los temas, ritmos y escalas más utilizados en la cultura nipona, articulando todas estas influencias con la música europea, en una relación finísima y sutil con la dramaturgia del libreto y la caracterización de los personajes. 

Para el director de escena Damiano Michieletto, este mundo sonoro orientalizante que atraviesa toda la obra no necesita de ser reforzado con kimonos, biombos y abanicos japoneses que alejan, enmascaran y embellecen el terrible sufrimiento de la inocente Cio-Cio San en su abnegado camino hacia la madurez y el consciente suicidio. En la producción concebida para el Teatro Regio de Turín, Michieletto despoja la ópera del esteticismo visual orientalista y sitúa la trama en la actualidad, en los suburbios de una bulliciosa ciudad asiática con carteles publicitarios y letreros de neón concebida por el escenógrafo Paolo Fantin, donde habita Cio-Cio San, refugiada con sus sueños juveniles en una habitación de plexiglás.

Estas funciones de Madama Butterfly están dedicadas a la soprano Victoria de Los Ángeles (1923-2005) en el centenario de su nacimiento, que se conmemoró el pasado 1 de noviembre, inolvidable intérprete de rol protagonista. En colaboración con la Fundación Victoria de los Ángeles, se expondrán en el Teatro Real diversos vestidos de escena y de concierto que pertenecieron a la legendario soprano catalana.– ÓA