El Staatstheater de Wiesbaden devuelve la ópera a los escenarios

El coliseo alemán es el primero en reabrir tras la pandemia. El viernes estrenó 'Carmen', en versión reducida, con Annalisa Stroppa y dentro de la oferta de su Internationale Maifestspiele. La Ópera de Frankfurt, por su parte, se abre el 29 de mayo para acoger un recital.

23 / 05 / 2020 - Pablo MELÉNDEZ-HADDAD - Tiempo de lectura: 3 min. Actualizado al 24/05

Print Friendly, PDF & Email
'Carmen', con Annalisa Stroppa y Aaron Cawley, en el Staatstheater Wiesbaden, título ofrecido con aforo reducido, con piano y sin coro © Staatstheater Wiesbaden / Andreas ETTER
Un recital en el Staatstheater Wiesbaden en mayo, con su sala con el aforo reducido © Staatstheater Wiesbaden / Lukas GÖRLACH
'Carmen', con Annalisa Stroppa y Aaron Cawley, en el Staatstheater Wiesbaden, título ofrecido con aforo reducido, con piano y sin coro © Staatstheater Wiesbaden / Andreas ETTER
Un asistente a un recital en el coliseo alemán siguiendo las medidas de seguridad © Staatstheater Wiesbaden / Lukas GÖRLACH
'Carmen', con Annalisa Stroppa y Aaron Cawley, en el Staatstheater Wiesbaden, título ofrecido con aforo reducido, con piano y sin coro © Staatstheater Wiesbaden / Andreas ETTER

El cierre de los teatros de ópera de todo el mundo fue uno de los primeros efectos causados por la crisis del coronavirus. Después de más de dos meses de parón, el Staatstheater de Wiesbaden, en Alemania, ha sido el primero en reabrir para ofrecer la programación de su Internationale Maifestspiele que anoche estrenó una versión reducida y semiescenificada de la popular ópera Carmen de Bizet. A Wiesbaden se suma, también en Alemania y el 29 de mayo, la Ópera de Frankfurt con un recital de la soprano sueca Maria Bengtsson acompañada al piano por Sarah Tysman y miembros de la Frankfurter Opern- und Museumsorchester.

Entre tantas noticias de cancelaciones y aplazamientos de temporadas y festivales líricas, la buena noticia llega desde Alemania. A pesar de que ese país había anunciado que no se realizarían espectáculos operísticos antes del mes de septiembre, el Staatstheater de Wiesbaden pudo conseguir un permiso especial para llevar a cabo su festival Internationale Maifestspiele, que incluye una amplia oferta de ópera, opereta y hasta un musical, detalles que ÓPERA ACTUAL dará a conocer en su edición de junio. El Maifestspiele arrancó esta semana y ayer subió a escena Carmen con la mezzo italiana Annalisa Stroppa como protagonista.

"El coliseo de Wiesbaden debió reducir su aforo y aplicar diversas medidas de seguridad para proteger del contagio al público, a los intérpretes y a los artistas"

Para poder levantar el telón, el coliseo de Wiesbaden debió reducir su aforo y aplicar diversas medidas de seguridad para proteger del contagio al público, a los intérpretes y a los artistas. El Maifestspiele lo ha conseguido tomando las medidas necesarias en la sala, el escenario, las bambalinas, los espacios comunes y hasta las producciones para poder acoplarse a las exigencias del Gobierno alemán. Se ha instalado un servicio de restauración en las afueras del recinto y los artistas han debido ensayar manteniendo siempre las distancias de seguridad. Los espectáculos se realizan con un público que ronda las 200 personas –el teatro tiene un aforo de poco más de 1.000 espectadores– consiguiendo un modelo aplicable a otros teatros siempre y cuando el apartado económico los haga viables.

Annalisa Stroppa en su camerino antes del estreno

El Festival canceló algunas producciones al ser inviables, pero ha adaptado otras para ofrecerlas en versión reducida, sin coro ni orquesta y acompañadas al piano, «en un semi-stage que nos impone una actuación en la que los solistas podamos mantener las distancias requeridas», explicó a ÓPERA ACTUAL Annalisa Stroppa, protagonista de la Carmen estrenada la noche del viernes 22. La mezzo italiana, cuya última aparición en escena fue precisamente con la gitana de Bizet en el Teatre Principal de Palma, en Mallorca, y en la conocida producción de Calixto Bieito, contó a su lado con Aaron Cawley como Don José y Sumi Hwang en el papel de Micäela, con Holger Reinhardt al piano. La cantante explicó que viajó por tierra y aire desde Italia para unirse a los ensayos y que está encantada, «después de dos meses, de poder volver a cantar en un escenario», una actuación que considera sin duda «muy significativa», ya que es una muestra de que, «gradualmente, volvemos a la normalidad». También aclara que el teatro veló siempre por la seguridad de los artistas. Durante los ensayos y en la representación «no hubo ningún tipo de interacción dramática, manteniéndose siempre la distancia mínima de un metro y medio».

El Festival de Wiesbaden continuará hasta finales de junio, mes en el que sí están previstos títulos escenificados. Toda la información al respecto estará en la próxima edición de ÓPERA ACTUAL.

Frankfurt levanta el telón

Los brotes verdes continúan expandiéndose por Alemania. La Ópera de Frankfurt anunció que reabre sus puertas para solo 100 espectadores y para ofrecer, el 29 de mayo, un recital de la soprano sueca Maria Bengtsson acompañada al piano por Sarah Tysman y por miembros de la Frankfurter Opern- und Museumsorchester. El privilegiado centenar de asistentes deberá llevar mascarilla hasta que cada uno ocupe sus asientos.– ÓA