El Raval sube al escenario del Liceu con 'La gata perduda'

El Liceu presenta la ópera 'La gata perduda', proyecto de co-creación entre el teatro y los vecinos e instituciones del barrio barcelonés

02 / 02 / 2021 - Antoni COLOMER - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
La gata perduda El equipo creativo de 'La gata perduda' © Gran Teatre del Liceu
La gata perduda Arnau Tordera, compositor de 'La gata perduda' © Gran Teatre del Liceu
La gata perduda El equipo directivo del Liceu en la presentación de 'La gata perduda' © Gran Teatre del Liceu

La gata perduda (La gata perdida), con música de Arnau Tordera, libreto de Victoria Szpunberg y la participación activa del tejido asociativo y vecinal del barrio del Raval, se estrenará en el Liceu barcelonés en octubre de 2022. La propuesta se enmarca en el proyecto Opera Prima, a través del cual el Gran Teatre producirá una obra lírica de nueva creación cada tres años desarrollada a través de procesos comunitarios.

 

El Gran Teatre del Liceu presentó, en rueda de prensa, un ambicioso proyecto creativo y social que cristalizará con las representaciones de la ópera La gata perduda en el escenario del coliseo barcelonés durante la temporada 2022/23. Esta ópera de nueva creación se enmarca en el programa Opera prima que tiene como objetivo acercar el género a nuevos públicos. Pero, en este caso, el proyecto, tal y como subrayó el director general del Liceu, Valentí Oviedo durante la presentación, va mucho más allá, pues se trata de una colaboración profunda y transversal de la institución con el tejido vecinal del popular barrio barcelonés en el que está situado el teatro.

El Gran Teatre del Liceu se ha puesto en contacto con más de 50 asociaciones del Raval de todo tipo, tanto culturales y sociales como religiosas y políticas, para crear sinergias y coordinar el trabajo de creación de todos los aspectos de esta ópera con el objetivo de llevar los sonidos y el carácter del barrio barcelonés al escenario.

"El Liceu se ha puesto en contacto con más de 50 asociaciones del Raval con el objetivo de llevar los sonidos del barrio barcelonés al escenario"

El presidente del Patronato, Salvador Alemany, Valentí Oviedo y el director artístico, Víctor García de Gomar, junto a miembros de las diferentes asociaciones del Raval involucradas, presentaron el acto en el escenario del Liceu subrayando la complejidad de un proceso colaborativo tan amplio, especialmente en tiempos de pandemia, y al mismo tiempo el entusiasmo con el que ha sido acogida la propuesta.

El encargado de componer la música es Arnau Tordera, líder del grupo pop Obeses, que interpretó un fragmento de la obra y subrayó el carácter ecléctico de una partitura que aún está en proceso de creación. Un eclecticismo, comentó, que se mueve «dentro de un marco operístico y que incluirá fragmentos líricos que se combinarán con ritmos urbanos o la inevitable rumba catalana, tan enraizada en el Raval». Una opción defendida por García de Gomar, quien argumentó las características singulares de un proyecto que debe llegar a un público amplio y variado ante la progresiva disolución de las fronteras estilísticas en la música actual.

El libreto de La gata perduda corre a cargo de Victoria Szpunberg, quien se ha sumergido en la enorme multiculturalidad del Raval para crear una historia de la que dio pocos detalles, pues como ella mismo dijo, «queda mucho tiempo y pueden cambiar muchas cosas. Aún estamos decidiendo si la historia acaba bien o mal».

Con este proyecto, el Liceu da un paso más en su programa LiceuApropa, que tiene como objetivo la inclusión social a través de la cultura y, al mismo tiempo, salda una deuda histórica con el barrio que le acoge desde 1847.– ÓA