El misterioso baile de máscaras verdiano revive en el Liceu

Con la lectura musical del maestro Riccardo Frizza, el teatro barcelonés programa la producción que firmó Graham Vick meses antes de morir

31 / 01 / 2024 - A. C.-P. - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
ballo liceu El equipo artístico de 'Un ballo in maschera' en el Gran Teatre del Liceu © Gran Teatre del Liceu
ballo liceu La producción póstuma de Graham Vick de 'Un ballo in maschera' © Roberto RUCCI
Saioa Hernández Saioa Hernández © ÓA
La producción póstuma de Graham Vick de 'Un ballo in maschera' © Roberto RUCCI

Barcelona

Gran Teatre del Liceu

Verdi: UN BALLO IN MASCHERA

FEB / 09, 10, 11, 12, 14, 15, 17, 18, 20

Riccardo: Freddie De Tommaso / Arturo Chacón-Cruz. Renato: Artur Rucinski / Ernesto Petti. Amelia: Anna Pirozzi / Saioa Hernández. Ulrica: Daniela Barcellona / Okka von der Damerau. Oscar: Sara Blanch / Jodie Devos. Silvano: David Oller. Samuel: Valeriano Lanchas. Tom: Luis López Navarro. Juez / Un sirviente: Jose Luis Casanova, Carlos Cremades, Nauzet Valeron y Xavier Martínez. Cor del Gran Teatre del Liceu (Dir.: Pablo Assante). Orquestra Simfònica del Gran Teatre del Liceu. Dirección musical: Riccardo Frizza. Dirección de escena: Jacopo Spieri (a partir del proyecto de Graham Vick).

 

La última producción que imaginó el director de escena Graham Vick antes de morir llega al barcelonés Gran Teatre del Liceu. Se trata de Un ballo in maschera de Verdi, que subirá a las tablas del coliseo barcelonés con un elenco formado por las mejores voces verdianas del panorama lírico internacional. El doble reparto, protagonizado por Freddie De Tommaso y Anna Pirozzi, por un lado, y Arturo Chacón-Cruz y Saioa Hernández, por otro, estará acompañado por la Orquesta Sinfónica y el Coro del Gran Teatre del Liceu bajo la batuta de Riccardo Frizza. El elenco se completa con Artur Ruciński, Daniela Barcellona Sara Blanch en el primer reparto, y con Ernesto PettiOkka von der Damerau y Jodie Devos, en el segundo.

El escenario del Gran Teatre del Liceu se llena de misterio con la llegada de Un ballo in maschera de Verdi, que se podrá ver del 9 al 20 de febrero con un total de 9 funciones, más una sesión exclusiva Liceu Under 35 el 7 de febrero a modo de preestreno juvenil. Estrenada en 1859, es una de las obras principales de la madurez de Verdi, que se inspira en el acontecimiento real del asesinato del rey Gustavo III de Suecia para dar vida a una historia de pasiones románticas, odio y amor imposible, con el trasfondo de un intrigante baile de máscaras.

Para su vuelta a Barcelona, el Gran Teatre programa la controvertida producción que planteó Graham Vick pocos meses antes de morir. Su discípulo, Jacopo Spirei, presenta en coliseo de Las Rambla la versión definitiva de la puesta en escena (ver crítica del estreno en este enlace), que aquí contará con un reputado elenco de voces y la dirección del maestro Riccardo Frizza (ver entrevista en este enlace). «El equilibrio entre lo cómico y trágico en esta partitura de Verdi es impecable, así que la mayor dificultad de la ópera es saber pasar de un color dramático a uno ligero y de fiesta; por eso los silencios entre las escenas son determinantes», explica el director.

La producción ideada por Graham Vick plantea una escenografía –firmada por Richard Hudson– que se construye a partir de una pantalla semicircular que rodea el fondo, con una premonitoria tumba que preside el escenario y que da pistas sobre el trágico destino de los personajes principales. La idea central de este proyecto es que la máscara siempre está presente, no solo en el famoso final, ya que pretende mostrar que todo el mundo tiene algo para esconder o de qué arrepentirse. «Es una obra maestra, sensacional a todos los niveles, que reflexiona sobre los límites que cada uno no debe sobrepasar y trata sobre los conflictos del poder, la justicia, el ideal de verdad, la seducción, la amistad o la muerte», comentaba Spieri en la rueda de prensa de presentación del Liceu.

© Roberto RUCCI

Anna Pirozzi como Amelia la producción póstuma de Graham Vick de 'Un ballo in maschera'

Bajo la batuta de Frizza, especialista en el repertorio italiano habitual de la programación del Liceu, el tenor inglés de origen italiano Freddie de Tommaso se alternará en el rol protagonista de Riccardo con el mexicano Arturo Chacón-Cruz. El antagonista, Renato, escrito para voz de barítono, lo encarnarán dos cantantes jóvenes como son Artur Ruciński y Ernesto Petti. Amelia, la protagonista femenina, la cantarán dos sopranos dramáticas bien conocidas por el público de Barcelona como Anna Pirozzi y Saioa Hernández, mientras que Ulrica, un papel para voz grave, lo defenderán dos veteranas como Daniela Barcellona y Okka von der Damerau. El personaje cómico de Oscar, el paje de Riccardo, está escrito para soprano de coloratura, y recaerá también en Sara Blanch y Jodie Devos.

Envidias y conspiraciones, mezcladas con pasiones amorosas, política, celos, venganzas y el perdón final confluyen en una obra maestra de Verdi. En Nápoles, la ópera despertó las iras y prohibiciones de la censura, ya que no se podía asesinar a un rey en el escenario, había dificultades para mostrar escenas de brujería, ante la infidelidad tenía que haber remordimiento y los conspiradores tenían que odiar al duque por razones hereditarias… Así, el compositor se vio obligado a hacer adaptaciones importantes y a transportar la trama de Suecia al Boston de Estados Unidos del siglo XVII para esquivar la censura.– ÓA