El Liceu cierra la temporada 20-21 con equilibro presupuestario

Pese a las dificultades de la pandemia, el Patronato del coliseo barcelonés cierra el curso anterior con unos ingresos de 38,4Mn€ y un gasto de 38,3Mn€

29 / 01 / 2022 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Alemany Liceu / operaactual.com El presidente del Gran Teatre del Liceu, Salvador Alemany © Gran Teatre del Liceu / Antoni BOFILL

El Patronato de la Fundación del Gran Teatre del Liceu de Barcelona, presidido por el recientemente renovado en el cargo Salvador Alemany, aprobó el jueves 27 de enero las cuentas anuales correspondientes a la temporada 2020-2021 del coliseo lírico. En un ejercicio marcado inevitablemente por las incertidumbres derivadas de la crisis sanitaria, el Liceu ha conseguido mantener el equilibrio presupuestario entre ingresos y gastos, llegando a sumar un resultado positivo de 33.000 €, cerrando la temporada 20-21 con unos ingresos ordinarios de 38,4 millones de euros mientras que los gastos totales no superaron los 38,3 millones. Aun así, los ingresos se situaron 5,5 millones, por debajo de las previsiones iniciales, puesto que el presupuesto estimaba un mayor porcentaje de aforo disponible durante el otoño de 2020, por lo que, ante la dureza de las restricciones sanitarias, la dirección del Gran Teatre tuvo que ejecutar importantes medidas de ahorro para ceñirse al cómputo.

Debido a las limitaciones de aforo la ocupación del coliseo barcelonés en ese curso fue de 124.000 espectadores, aproximadamente la mitad de una temporada habitual, ya que tuvieron que cancelarse 36 de las 169 funciones previstas por motivos de sanidad pública. En todo caso, el Liceu, y pese a las dificultades, consiguió mantener la excelencia artística en su programación, reivindicando la cultura en tiempos de cierres generalizados y reuniendo en Barcelona a grandes voces del panorama lírico internacional como Sondra Radvanovsky, Piotr Beczala, Anna Netrebko, Lisette Oropesa, Javier Camarena o Nadine Sierra, entre otros. Para mantener la estabilidad económica sin perder calidad cultural, el apoyo de las administraciones públicas ha sido fundamental, con aportaciones que llegan a los 25 millones de euros, así como la ayuda de empresas, benefactores y abonados. Aprobadas las cuentas, el Gran Teatre del Liceu ya calienta motores para la siguiente temporada 2022-2023 que se presentará en abril y supondrá el segundo curso que celebra el 175º aniversario del teatro de La Rambla.- ÓA