El Gobierno aprueba ayudas directas a la Cultura

Entre las medidas, acceso a prestaciones de desempleo, flexibilidad en plazos y obligaciones, reducciones fiscales y aumento de un 5 por cien en las deducciones por mecenazgo

05 / 05 / 2020 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno © RTVE
El ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes © RTVE

En el Consejo de Ministros realizado hoy, el Gobierno español ha aprobado un decreto que recoge ayudas directas al sector de la Cultura, incluyendo a las artes escénicas como la ópera, la zarzuela y la música clásica.

En rueda de prensa, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, presentaron detalles del Real decreto en el que se aprueban diversas medidas de apoyo. En cuanto a liquidez, se disponen 20 millones de euros para avalar hasta 750 millones para el sector. El ministro Uribes puntualizó que se trata de un decreto «que protege a las empresas y a los profesionales teniendo en cuenta el valor per se de la Cultura como pilar del estado social y democrático».

La idea, además, es continuar caminando hacia el añorado estatuto del artista, ya que se trata de un ámbito profesional «de gran precariedad, y por ello se introducen medidas de protección social extraordinarias contra el desempleo para los trabajadores» que permitirá a algunos de ellos cobrar un subsidio en función de los días trabajados. El ministro subrayó que el Gobierno es consciente de que el sector «depende del público, y que al estar todos confinados no se ha podido financiar adecuadamente». Entre otras medidas se ha instaurado flexibilidad en los pagos y obligaciones, incentivos fiscales y, en el ámbito del mecenazgo, se ha aumentado un 5 por ciento más de reducción en las aportaciones a entidades culturales. Además se han ampliado los plazos de iniciativas de las grandes infraestructuras culturales del país, entre las que se encuentran el 175º aniversario de la construcción del Gran Teatre del Liceu de Barcelona y el Plan de Fomento de la Ópera del Teatro Real de Madrid.

También se informó que los festivales de verano están a la espera de las directrices del Gobierno para saber si podrán realizarse porque todo dependerá de la situación sanitaria. «Habrá que esperar para ver las posibilidades de celebración», continuó Uribes, «pero hay un criterio claro, que es el de intentar no cancelar, sino posponer. Este es un decreto que está pensado para ayudar a solventar el daño causado desde el inicio de la pandemia, pero que también mira hacia la desescalada, ya que hay que trabajar conjuntamente con las Comunidades Autónomas. Hay que pensar un pacto de Estado de la Cultura a medio y largo plazo».
El ministro de Sanidad, Salvador Illa, aclaró por su parte que los «grandes eventos no están considerados en las fases de desescalada», algo que queda «para cuando llegue la nueva realidad».

A continuación, un resumen del Real decreto facilitado por el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem).

1. Líneas de crédito específicas para las Pymes del sector de las artes escénicas, así como para la industria musical y para otras empresas culturales dotadas cada una de un importe mínimo de 40 millones de euros. Estas líneas de financiación se promoverán a través la Sociedad de Garantía Recíproca Audiovisual Fianzas SGR, que dará cuenta mensualmente de la distribución de las mismas ante una Comisión de Seguimiento.
2. Acceso extraordinario a la prestación por desempleo. El 45% de los contratos de trabajo del sector artístico, muy especialmente en las artes escénicas y la música, son de obra y servicio, es decir, poseen un carácter intermitente y discontinuo. Este Real Decreto Ley responde a una demanda histórica del sector al reconocer esta intermitencia laboral y la especial vulnerabilidad de los trabajadores del sector cultural, muchos de los cuales no han podido beneficiarse de los mecanismos de cobertura establecidos hasta la fecha. Para estos casos, se ha articulado un acceso extraordinario a la prestación por desempleo del colectivo de artistas en espectáculos públicos encuadrados en el
Régimen General de la Seguridad Social. La duración de la prestación, que será de un máximo de 180 días, se calculará usando
como referencia los períodos de ocupación cotizada en el año anterior.
 Si se han realizado entre 20 y 54 días de actuación, la duración de la prestación
será de 120 días.
 Si se han realizado 55 días o más días de actuación, la duración de la prestación
será de 180 días.
Esta ayuda será incompatible con otras percepciones o rentas concedidas por cualquier Administración Pública. 3. 38.200.000 euros para al sector de las artes escénicas y la música, de los cuales 23.700.000 corresponden a ayudas extraordinarias con carácter excepcional. Con el
fin de apoyar al sector y sus actividades, a los 14.500.000 de euros de la convocatoria ordinaria de subvenciones de este organismo, se suma una dotación de 23.700.000 euros en ayudas de carácter excepcional. Estas ayudas se articularán en diferentes líneas de actuación:
 Apoyo al mantenimiento de las estructuras de las artes escénicas y musicales.
 Ayudas a las actividades escénicas y musicales y proyectos culturales.
4. Adelantos y pagos del sector público de contratos de interpretación artística y de espectáculos no superiores a 50.000 euros. La declaración del estado de alarma ha llevado consigo el cierre de la amplia red pública de teatros y salas de espectáculos, ocasionando la suspensión o resolución de contratos de interpretación artística. La insuficiencia de las previsiones contempladas con carácter general en la legislación de contratos del sector público ha privado de forma sobrevenida a los contratistas de unos ingresos previstos y que resultaban fundamentales para su supervivencia y que justifica la habilitación del presente instrumento normativo con las
siguientes medidas.
 Posibilidad de adelanto de hasta el 30% del precio de contratos cuando se acuerde la modificación o suspensión del mismo para ser ejecutado posteriormente.
 Posibilidad de indemnización de entre el 3 y 6% del precio de contrato cuando se acuerde la resolución del mismo.
5. Aumento de las deducciones fiscales de la Ley de mecenazgo. Se eleva un 5 por ciento los porcentajes de deducción previstos para las donaciones efectuadas por contribuyentes del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Hasta ahora, las aportaciones de hasta 150 euros disfrutaban de un importe de deducción del 75%, y por encima de esa cantidad, el 30%. Con esta modificación, elevamos los importes de deducción hasta el 80% para los primeros 150 euros y al 35% en lo que exceda esa cantidad. Este último porcentaje de deducción se eleva al 40%, si en los dos ejercicios inmediatamente anteriores se hubieran efectuado donaciones por el mismo importe o superior a favor de la misma entidad.– ÓA