El Festival Lírico Ópera de Benicàssim llega a su 14ª edición

El certamen, entre el 1 y el 6 de agosto, contará con las voces de Simón Orfila, Mariola Cantarero, Eduardo Sandoval, Rinat Shaham y Rafael Quirant

30 / 07 / 2022 - Mario MUÑOZ - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Benicàssim 2002 © Festival Lírico Ópera Benicàssim
Benicàssim 2002 La alcaldesa de Benicàssim Susana Marqués, el concejal de Cultura del Ayuntamiento Javier Alonso, el director de Zarzuela por el Mundo Marcello Pérez Pose, la concejala de Medio Ambiente Elena Llobell y el director del Festival, Roberto Turlo durante la presentación de la edición 2022 en Villa Elisa © Festival Lírico Ópera Benicàssim

La nueva edición del Festival Lírico Ópera de Benicàssim llega este verano a su 14ª edición continuando con su compromiso con la calidad y con la programación lírica. Dirigido por el oboísta Roberto Turlo, contará un año más con la colaboración de Marcello Pérez Pose en calidad de productor ejecutivo; el director de la Asociación Zarzuela por el Mundo atiende a ÓPERA ACTUAL para desentrañar los aspectos principales de un festival encaminado cada día más a la excelencia.

Del 2 al 6 de agosto –con un preámbulo el día 1– se celebrará XIV Edición del Festival Lírico Ópera Benicàssim (Cstellón), bajo la dirección artística del oboísta Roberto Turlo y pivotando entre dos sedes, el Teatre Municipal Franscesc Tàrrega y en el emblemático palecete Villa Elisa. El programa gira en torno al mundo de la lírica, con Simón Orfila, Mariola Cantarero, Eduardo Sandoval, Rinat Shaham y Rafael Quirant subiéndose a los escenarios complementados por un nutrido programa de actividades paralelas: coloquios con los protagonistas, encuentros con referentes de la lírica como Nancy Fabiola Herrera o ensayos abiertos. Un festival donde no solo se canta, sino que se intenta contar al público cómo y por qué se canta.

Marcello Pérez Pose

El año pasado ÓPERA ACTUAL preguntaba al productor ejecutivo del certamen castellonense, Marcello Pérez Pose, si tanto empuje lírico en Benicàssim tendría continuidad, quien afirmaba categórico: Por nosotros no va a quedar”. ¿Satisfecho con la nueva edición? El también director de la Asociación Zarzuela por el Mundo lo tiene claro. “Todo lo que se quiere no se puede concretar, pero estamos muy satisfechos con la programación de este año”, que incluye recitales de destacados solistas internacionales. “Como en anteriores ediciones, el festival propone sacar de su repertorio a los los artistas, que mantienen sus carreras en los diferentes teatros nacionales e internacionales, y llevarlos a algo un poquito más popular. Hemos contado con un presupuesto muy apretado, pero a pesar de que el dinero es una de las energías más potentes en nuestro mundo, en el Festival ha primado la parte humana: todos los que participan lo hacen siendo extremadamente generosos y no podemos estar más agradecidos. En ocasiones el artista consagrado se olvida en algún momento del motivo por el que empezó a cantar. Aquí se recupera esa pasión de los orígenes.

ÓPERA ACTUAL: ¿Sufrieron muchas incertidumbres a la hora de cerrar los programas? Son tiempos extraños…

Marcello PÉREZ POSE: Sí, claro. Pero sigo defendiendo la idea de que la pandemia aceleró los procesos de un cambio de fondo que venía de antes y que no podemos evitar: la virtualidad. Sabemos que asistir a un concierto en directo es mágico, pero ahora tenemos televisores de 75’’ con audio espectacular, realidad inmersiva, plataformas de streaming de conciertos en HD… No podemos negar que la asistencia a conciertos ha ido bajando poco a poco. Hay que fijarse objetivos interesantes para recuperarse.

ÓA: ¿Por eso el esfuerzo tangible por proponer formatos de cercanía, como ensayos abiertos o charlas-coloquio?

M. P. P.: Ir a ver y escuchar un concierto es una experiencia muy emocionante, pero hoy estamos saturados con lo emocional. Hay que darle algo más al público, acercar formatos, desterrar esa visión del artista iluminado que vive fuera de la tierra. No es la clave fundamental para cambiarlo todo, pero si se acercan a los artistas el público entiende que no son unos seres tan raros, que pueden afectarse hasta por el aire. Aquí buscamos alternativas con los ensayos, los coloquios, los conciertos populares. Es complejo, pero hay que crear historias para que la gente venga a escucharlas.

ÓA: ¿Qué destaca de la programación de este año?

 M. P. P.: Es muy completa, con, por ejemplo, Eduarto Sandoval, un tenor maravilloso que está destacando también en el mundo de la zarzuela, un gran músico al que no se le ve todo lo que debiera. Cantará un hermoso programa de canzonetta italiana, canción española y zarzuela. También de altísimo nivel el programa al alimón de Mariola Cantarero y Simón Orfila, dos seres magníficos en todas las dimensiones y con una química en el escenario como pocas. Veremos un tipo de propuesta por vez primera en este festival, la de un sopranista, el cada vez más reconocido y premiado Rafael Quirant, y al fantástico sexteto Solistes de València acompañar a la mezzosoprano Rinat Shaham. No podemos pedir más.- ÓA