El Festival de Zarzuela de Oviedo abraza los clásicos y reivindica el talento patrio

Serán seis títulos entre los que destacan 'La del manojo de rosas' de Emilio Sagi y una nueva producción de 'Agua, azucarillos y aguardiente' y 'La Revoltosa'

23 / 12 / 2020 - Pablo GALLEGO - Tiempo de lectura: 3 min

Print Friendly, PDF & Email
Zarzuela Oviedo la presidenta de la Fundación Musical Ciudad de Oviedo, Pilar Rubiera; el responsable artístico del Festival, Cosme Marina; el presidente de la Fundación Municipal de Cultura y concejal del área, José Luis Costillas; y la presidenta de la Capilla Polifónica, Rut Ruisánchez © Pablo GALLEGO

La programación, que comienza el 25 de febrero, incluye dos programas dobles, una gala protagonizada por Javier Camarena, la reposición de La del manojo de rosas de Emilio Sagi y una nueva producción propia para las obras Agua, azucarillos y aguardiente y La Revoltosa que la pandemia impidió estrenar la temporada anterior.

El Festival de Teatro Lírico Español de Oviedo, que cumple su 28ª edición, presentará en la temporada de 2021 seis títulos de zarzuela entre los meses de febrero y junio, abrazando clásicos del género con una nueva visión. El ciclo se abrirá en febrero (días 25 y 27) con Granada, espectáculo del Teatro de La Zarzuela que une La Tempranica de Giménez con La vida breve del maestro Falla, espectáculo que en Madrid no se pudo ofrecer al completo y que aquí se estrenará como fue concebido primeramente. Los días 22 y 24 de abril llegará el turno del programa doble de Chueca y Chapí integrado por Agua, azucarillos y aguardiente y La Revoltosa, mientras que La del manojo de rosas, con la emblemática producción de Emilio Sagi, podrá verse el 20 y el 22 de mayo. Junio será el mes de las dos funciones de la ópera de Penella El gato montés, los días 24 y 26. La programación incluye además una gala lírica protagonizada por el tenor Javier Camarena.

Cosme Marina: "La zarzuela, como la ópera, ha sufrido especialmente las consecuencias de la pandemia"

Los repartos son una auténtica reivindicación del talento patrio, nacional y asturiano, en un momento realmente difícil para este sector, porque la zarzuela, «como la ópera, ha sufrido especialmente las consecuencias de la pandemia», afirmó el responsable artístico del Festival, Cosme Marina. De hecho, la unión de Agua, azucarillos y aguardiente con La Revoltosa en una nueva producción que, coronavirus mediante, podrá verse el próximo abril, tendría que haberse estrenado la pasada temporada. El resto de los títulos que hubo que cancelar en 2020 se recuperarán en el Festival de 2022, realizando un «gran esfuerzo por reprogramar», tal y como señaló el presidente de la Fundación Municipal de Cultura, José Luis Costillas, sin perder de vista los planes de futuro de Festival.

La orquesta Oviedo Filarmonía estará en el foso en todas las funciones, aportando además a sus dos directores. Su titular, Lucas Macías, estará al frente de El gato montés, y su principal director invitado, Iván López-Reynoso –recientemente nombrado responsable musical de la orquesta del Teatro Bellas Artes de México– llevará la batuta en Granada. La presencia de ambos es «un doble motivo de alegría, además de la que nos da el propio Festival», apuntó la presidenta de la Fundación Musical Ciudad de Oviedo, Pilar Rubiera. Óliver Díaz y Miquel Ortega completan la nómina en el podio del Teatro Campoamor, con la Capilla Polifónica como coro titular del Festival.

Al frente del reparto de La vida breve estarán Ainhoa Arteta y Francesco Pio Galasso y La Tempranica contará, entre otros, con las voces de Ana Ibarra, Rubén Amoretti y Ana Nebot. Giancarlo del Monaco dirige la escena de este programa doble. Nancy Fabiola Herrera, Gabriel Bermúdez, Beatriz Díaz y Sagrario Salamanca estarán en las funciones de Agua, azucarillos y aguardiente y La Revoltosa, en la nueva producción ovetense que firma Curro Carreres. Para la reposición de La del manojo de rosas de Sagi, el trío protagonista lo conforman Carmen Romeu, Carlos Daza y Juan Noval. Por último, Àngel Òdena, Nicola Beller Carbone y Alejandro Roy componen el triángulo de pasión de El gato montés, dirigido en lo escénico por Raúl Vázquez.– ÓA