El Festival de Pascua de Salzburgo se traslada a Todos los Santos

La programación, que se presentará en mayo, se celebrará entre el 29 de octubre y el 1 de noviembre

15 / 03 / 2021 - ÓPERA ACTUAL - Tiempo de lectura: 1 min

Print Friendly, PDF & Email
Festival de Pascua de Salzburgo Christian Thielemann dirigirá a la Filarmónica de Viena en la Sagrada Familia © Matthias CREUTZIGER

El Festival de Pascua de Salzburgo se resiste a que 2021 sea un nuevo año sin programación a causa de la pandemia de la Covid-19 y, como ya ha hecho el Festival de Semana Santa de Baden-Baden, ha decidido trasladar sus fechas de celebración. Salzburgo ha optado por mover la programación desde la Semana Santa al otoño, al fin de semana de Todos los Santos, entre el 29 de octubre y el 1 de noviembre. El nuevo director general e intendente del Festival, Nikolaus Bachler, junto con el director artístico, Christian Thielemann, han acordado cancelar la programación de conciertos que sustituía a la ópera y que habían presentado a principios del pasado febrero, y cambiar la fecha de celebración del evento a finales de octubre con la esperanza de que finalmente pueda celebrarse. «Hasta hoy, nos hemos esforzado con todos los medios a nuestro alcance para que el Festival pudiera tener lugar en Semana Santa de 2021. Hemos modificado dos veces la programación para adaptarla a la situación esperada de la pandemia de covid-19», ha dicho esta mañana Nikolaus Bachler. «Sin embargo, ha quedado claro que la celebración de la Pascua en abril será imposible, dadas las disposiciones sanitarias actuales del Gobierno federal». La nueva programación se presentará el próximo mes de mayo, según ha anunciado hoy el Festival.

El Festival de Pascua de Salzburgo había presentado en febrero una programación en la que sustituía la versión de concierto de Turandot prevista con Anna Netrebko por una gala lírica protagonizada por la soprano. El Festival, que tenía previsto celebrarse entre el 2 y el 5 de abril, se anunció que constaba de cuatro conciertos con la Staatskapelle Dresden. Thielemann afirmó en aquel momento que la principal prioridad de los responsables del Festival había sido: «Desafiar el virus y usar nuestra música para enviar una señal poderosa al mundo». El desafío no ha podido ser en Semana Santa. –ÓA