Carlus Padrissa lleva 'Norma' al Odeón de Herodes Ático de Atenas

La nueva propuesta escénica del director de La Fura dels Baus se inspira en las tragedias griegas, pero en clave futurista y ecológica

03 / 06 / 2019 - Fernando SANS RIVIÈRE - Tiempo de lectura: 2 min

Print Friendly, PDF & Email
Un momento de los ensayos de la producción de 'Norma' de Carlus Padrissa en Atenas © La Fura dels Baus / Carlus PADRISSA
Boceto de la escenografía de Carlus Padrissa para 'Norma' © La Fura dels Baus / Carlus PADRISSA
El impresionante y bien conservado Odeón de Herodes Ático de Atenas erigido en el año 161 © Odeón Herodes Ático

El regista español Carlus Padrissa, director y fundador de compañía teatral La Fura dels Baus, presenta una nueva producción de Norma con tintes ecológicos en uno de los espacios más emblemáticos de la capital griega, el impresionante Odeón de Herodes Ático, dentro del ciclo de ópera italiana del Festival de Atenas. Para ello contará con la dirección musical de Giorgos Balatsinos y con un doble reparto encabezado por Arnold Rutkowski (Pollione), Carmen Giannattasio que se alterna con Marjorie Owens (Norma), Cellia Costea y Elena Cassian como Adalgisa y Raymond Aceto y Tassos Apostolou en el papel de Oroveso. Las funciones son del 5 al 11 de junio.

La imaginería de La Fura dels Baus ya presentó Norma en el Covent Garden de Londres; se trató de una producción de Àlex Ollé, y ahora es el turno de Padrissa, que la montará en el antiguo edificio de Atenas erigido en el año 161. “Me interesa mucho el tema de la ópera esférica en la que el público forma parte del escenario y está viviendo la experiencia desde dentro», afirmó a ÓPERA ACTUAL Carlus Padrissa. «En el Odeón de Herodes Ático, entre otros edificios grecorromanos, nació el teatro y todavía perdura la pared que cierra el escenario, por la que intentaremos que nos dejen descolgar a algunos extras, pero al ser Monumento Nacional hay muchas restricciones», apunta el regista respecto de su nueva producción. «El concepto –continúa Padrissa– juega con el título original de la tragedia Norma, ou L’infanticide, de Alexandre Soumet, en la que se inspira el libreto de Felice Romani. Nosotros al hacerla en este marco histórico en Atenas la decantaremos hacia la tragedia griega, pero en clave futurista y ecológica, proponiendo un lugar sin futuro, con una gran isla de residuos de plástico donde la comunidad que pervive allí protege las semillas e intentan que den frutos».

Padrissa también brinda detalles del apartado escenográfico, que firma él mismo: «Habrá en medio un gran árbol, símbolo que se va transformando, además de un importante trabajo de luces –a cargo de Eleftheria Deko, con las proyecciones de Marc Molinos y Alberto de Gobbi– con una luna de fondo que en ocasiones es también fuego. En esta tierra los druidas ya no pueden reproducirse y Norma es la única con descendencia –con Pollione, el cónsul romano–, y si ella decide llevar a cabo su plan del infanticidio de sus propios hijos por venganza, no habrá descendencia posible y la comunidad sucumbirá sin futuro”.  ÓA